'Mimosas': La travesía espiritual

Miguel Ángel Pizarro Viernes 06 enero 2017

El cine independiente y experimental español ha tenido un proceso de evolución constante en los últimos años. El realizador gallego Oliver Laxe regresa con 'Mimosas', su segundo largometraje tras el documental 'Todos vosotros sois capitanes', que fue galardonada con el premio de la Semana de la Crítica en la 69ª edición del Festival de Cannes y con el Premio Especial del Jurado y el de mejor sonido en el 13º Festival de Cine Europeo de Sevilla.

Mimosas

Sheikh es un anciano que viaja hacia Sijilmasa con el objetivo de morir allí y ser enterrado junto a los suyos. Durante el viaje, el viejo muere. El resto de viajeros de la caravana que le transportaba no quieren seguir llevando el cadáver. Con el riesgo de que el cuerpo se quede abandonado a su suerte, Said y Ahmed, dos hombres que tenían planeado asaltar la caravana, deciden hacerse cargo del difunto y atravesar las montañas hacia Sijilmasa, pese a las dudas de Noor, la esposa del fallecido Sheikh. Aparte, el joven Shakib es elegido para viajar más allá de las montañas y ayudar a que los improvisados caravaneros lleguen a su destino y el alma de Sheikh pueda descansar en paz.

Reflexión espiritual con aroma a wéstern clásico

Laxe crea una interesante mezcla de cine de aventuras, épico y con cierto aroma a wéstern y una reflexión espiritual mediante la travesía de los dos caravaneros y el cuerpo. Pero no sólo sobre la fe, sino también sobre el más allá, con la muerte presente en todo momento, además de ser también un viaje catártico sobre la vida de dos marginados de la sociedad mediante la figura mediadora de Shakib, personaje tremendamente místico y terrenal, parece ser un tipo de obrero o mecánico.

Mimosas

Esa reflexión es mostrada con una excepcional belleza, la aridez del desierto y las alturas de las montañas de Atlas. Todo ello realza una historia que, además de ser una metáfora sobre el propio destino de la persona, es un auténtico relato de aventuras, hecho a la antigua usanza, como recientemente se pudo ver en 'Lobo' de Naji Abu Nowar o la hipnótica 'Jauja' de Lisandro Alonso.

Arriesgada y valiente

Dividida en tres actos, haciendo un símil con la oración rakat Islámica, entremezcla realidad, ficción, documental y ensoñación. La película, magistral en su ejecución, arriesga visual y narrativamente, otorgando mayor relevancia a las imágenes y los sonidos, dejando poco espacio al diálogo, dándole un ritmo meditativo a una película hecha con valentía y absoluta firma de autor.

Mimosas

Esto hace de 'Mimosas' una producción valiente, arriesgada y tremendamente independiente. Una demostración que el cine de autor y experimental tiene vida en España. Oliver Laxe pone de manifiesto, pese a su juventud, ser un realizador con alma propia y coherencia con su estilo, nada que ver con el arrogante cine de Albert Serra. Con 'Mimosas', Laxe se confirma como heredero del cine del portugués Pedro Costa. Una magnífica pieza épica, que se agradece poder ver en salas comerciales. Exquisita.

Nota: 8

Lo mejor: Su meditación espiritual a través del viaje de sus protagonistas.

Lo peor: Su falta de diálogo puede hacer algo pesada la trama.

Te puede interesar

Cars 3: Primer vistazo a los nuevos millennials de la trilogía

Cars 3: Conoce a los nuevos personajes de la trilogía

Películas relacionadas

Comentarios

Noticias relacionadas