'La Bella y la Bestia': Disney se niega a cortar la "escena gay" para que el film pueda emitirse en Malasia

Berta F. del Castillo Miércoles 15 marzo 2017

Nos puede la expectación. Está claro. Esa es la otra cara de la moneda de este tipo de polémicas. Y es que más allá de que te parezca bien, mal o regular que se insinúe, estamos deseando ver de que forma, que LeFou (Josh Gad) y Gastón (Luke Evans) son más que amigos, el revuelo que se ha organizado en torno a este cambio frente al clásico de Disney no hace sino aumentar la curiosidad de unos espectadores que no pueden esperar por ver la nueva adaptación de 'La Bella y la Bestia'. Total que cuando nos enteramos de que Malasia se lió a hacer "revisiones internas" de la cinta posponiendo su fecha de estreno, lo primero que pensamos fue: "¿será para tanto? ¿Cómo serán esas escenas para que este país alce la ceja ante una de las cintas más esperadas del año?".

 Luke Evans y Josh Gad en 'La Bella y la Bestia'

Pues no sabemos que representaran para nosotros, pero el caso es que para los malasios son censurables, así sin más. Esa es la conclusión a la que han llegado en un país cuya intención era hacer un nuevo montaje de la película y estrenarla como mejor les pareciese a ellos. Y es que la condición de la junta de censura de Malasia (Malaysia's Film Censorship Board) para que el film se pudiera proyectar bajo la calificación "no recomendada para menores de 13 años" era que se montase una versión sin los aproximadamente 4 minutos y medio de subtrama que hacen referencia al polémico "momento gay". ¿Y cuál ha sido la respuesta de Disney ante esta condición del país asiático? No. Simple y llanamente no. ¿Nos puede hacer más felices esta negativa? Imposible.

Porque ese "no" de la factoría del ratón levanta una necesaria barrera ante la censura y subraya la intención de esta casa de sueños de modernizar sus historias y pegarlas a una realidad que no tiene nada que ver con la de 1991, año en que se estrenase la película de animación. Y menos mal. La firmeza de Disney es tan necesaria como digna de ser aplaudida porque, ¿qué mensaje mandarían si después de apostar por la inclusión de esos "sentimientos" dieran un paso atrás? "La película no se ha cortado ni se va a cortar para su proyección en Malasia", más claro imposible, antes retiramos 'La Bella y la Bestia' de los cines del país que cortar nuestra película. ¡Bravo Disney!

Una Bella que rapea

"Soy joven, rica y una princesa"... Una de dos, o desde Nerdist no han entendido muy bien de qué va 'La Bella y la Bestia' o han cogido a Bella y los habitantes del castillo encantando y se han puesto a contar sus cosas... ¿Relación? La estética, que es un "homenaje". ¿Intención? Subirse al carro de la popularidad del hit de Disney. La Bella que rapea apuesta por ser "guay" dejando claro que "le pirran" las baguettes y los libros, pero no para abrirlos. "Me enamoré de un tío peludo", continua la "Bella del baile" algo que "se merece un brindis" claro que sí, más que nada porque "Gastón no está bueno"... Al final esta fan del hip-hop va a los puntos importantes mientras la vajilla se pone gafas de sol y dientes de oro. Ojo al momento en que el Chip de pega tiene su instante de gloria en esto del rapeo.

Te puede interesar

'La Bella y la Bestia' ya está batiendo récords de taquilla

'La Bella y la Bestia' ya bate récords con la venta anticipada de entradas

Películas relacionadas

Comentarios