Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

El precio del cine ha subido un 36% en siete años

Isabel Reviejo Miércoles 11 enero 2012

Detrás de las cifras que indican que el número de espectadores en el cine ha bajado podemos encontrar varias razones. El precio de la entrada es uno de los más señalados como uno de los factores determinantes que hacen que la gente no acuda tanto a las salas. Y es que el último estudio de FACUA, la asociación dedicada a defender a los consumidores, revela que ir al cine es un 36% más caro que hace siete años. Esta cifra se sitúa a unos 17 puntos por encima del IPC (Índice de Precios al Consumo), que ha aumentado sólo un 19,4%. El estudio se ha realizado mediante las encuestas a 138 cines españoles.

Sala de cine

Si echamos un vistazo a los precios de todo el país, descubrimos que una entrada de cine cuesta como media 6,52 euros entre semana y 6,64 euros los sábados y domingos. Una cifra que para muchos no se acercará a la realidad, ya que los precios de las sesiones oscilan entre los 4,50 y los 8,10 euros, dependiendo de lugar del que estemos hablando. Este 8,10 corresponde a un cine de Barcelona, que se pone a la cabeza como la sala más cara del país. Le siguen muy de cerca otros cines de la Ciudad Condal y de Madrid en los cuales la entrada cuesta 8 euros. Sin embargo, estas dos ciudades no son, según el estudio, las que más dinero le cuestan al espectador: si hacemos la media entre todos los cines analizados de la ciudad, Albacete, Oviedo y A Coruña son las provincias más caras (7,50 euros en días laborables). Melilla es la ciudad en la que la entrada es más económica (5 euros de media). Le siguen Granada, Zamora y Almería (5,50 euros).

La introducción del 3D en las salas de cine tradicionales también han hecho que los pases sean más caros, concretamente un 35% (8,80 euros es el precio medio para ver una película en 3D). En esta parte del estudio no entran todos los 138 cines mencionados anteriormente, ya que de estos, son 92 las que tienen la posibilidad de proyectar films que empleen esta tecnología. Barcelona es la ciudad que, como media, vende las entradas para películas en 3D más caras (10,53 euros). A Coruña y Madrid se sitúan respectivamente en el segundo y tercer puesto (10,17 y 10,08 euros). En este caso, Zamora y Cáceres son las ciudades más baratas, y las únicas en las cuales estas entradas se mantienen por debajo de los 7 euros (6,50 y 6,70 euros respectivamente).

Precios altos, servicio mejorable

A pesar de que, como vemos, en ocasiones las entradas adquieren unos precios bastante elevados, la calidad del servicio de los cines deja bastante que desear en algunas salas. FACUA recoge las quejas de los espectadores, y pone de manifiesto la presencia de varios problemas y abusos. Uno de ellos es la prohibición de introducir ni comida ni bebida comprada en el exterior de los cines. La asociación recomienda dejar constancia de estos incidentes mediante hojas de reclamaciones, ya que los precios de los alimentos y los refrescos en los cines pueden llegar a ser hasta cinco veces superior.

FACUA también se queja de los inconvenientes que ocasiona la falta de personal. Esto puede causar problemas como que no haya nadie pendiente de si la proyección se está realizando correctamente. Además, otras quejas vienen de la estructura física de los cines: primeras filas muy cerca de la pantalla, salas mal insonorizadas, pantallas demasiado pequeñas, etc.

Te puede interesar

Comentarios

Conectar usando

SUGERENCIAS

Si has encontrado algún error en la página o tienes alguna sugerencia de cómo mejorarla, rellena este formulario y pulsa 'Enviar'. ¡Gracias!

Introduce tu correo electrónico si quieres que te respondamos.