La crítica de 'El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos' de apastru

Avatar de apastru

apastru

7,3

Momentáneamente, digno final para esta serie de películas.

06 ene 2015

La acción cinematográfica abandona de forma momentánea, y aparentemente definitiva, el universo Ëa creado por JRR Tolkien. Peter Jackson le dio vida hace quince años, y ahora ve como comienza a apagarse.

Este abandono de la Tierra Media, acaba con un digno final. La película no cae en los errores de las anteriores, seguramente por su mayor carga de acción, pues es esta en la que más momentos de tensión hemos vivido. La dos primeras partes de la trilogía cayeron en la lentitud. El apenas perceptible avance de la acción, hicieron que muchos de los amantes del universo Tolkien, nos sintiéramos profundamente decepcionados con ellas. El querer sacar tramas e historias secundarias de donde no las había, o estrujar estas hasta superar sus límites, hizo que "Un viaje inesperado" y "La desolación de Smaug", fueran grandes decepciones.

Por suerte, la definitiva, la que culmina la historia, logra mejorar notablemente la percepción general de la trilogía. La leve aparición del gran escupefuego y su rápida devastación de Esgaroth hacen que, desde mi punto de vista, no se llegue a comprender totalmente la importancia de ese hecho, ni se llegue a sentir todo lo que este había de transmitirnos.

De ahí a la batalla, que aun dando un objetivo golpe de efecto a la película, carece de muchas de las cualidades que esperaríamos. Con batallas como la del Abismo de Helm en "Las dos torres", sinceramente, esperaba más de este conflicto. Jackson se ha molestado en explicar la necesidad de mostrar en cortos periodos de tiempo a algunos de los personajes principales pero, sencillamente, este montaje podría haberse realizado mejor siguiendo esa premisa. Los continuos cortes para mostrar el ataque a Valle, simultáneamente a la batalla frente a la montaña, cortan la acción, hacen que no se alcance un clímax dentro de cada batalla, por no mencionar los toques absurdos de humor por parte del ayudante del gobernador que, en mi opinión, hacen un flaco favor a la situación de peligro y conflicto en la que se encuentra el desarrollo argumental.

Para finalizar con la parte de la batalla, me gustaría comentar el fallo más grande que he localizado. Como lector del libro, creo que al igual que se hizo en la trilogía de "El señor de los anillos" con el pueblo de Rohan, se hace un claro menosprecio de los enanos, verdaderos protagonistas de la historia, haciéndolos partícipes secundarios de la batalla, además de no lograr transmitir con total claridad y exactitud el cambio dentro de la batalla (lo más importante de la historia), en la que los enanos se enfrentaban a los elfos y los hombres, para acabar uniéndose a estos y derrotar así a los orcos.

Haciendo una conclusión general de la trilogía, queda claro que ni con creces llega a la altura de su antecesora. Hechos como la inclusión con calzador de la figuras de Legolas y Tauriel, (y la relación amorosa de esta), hacen que esta sea una historia muy ramificada, confusa, para en ocasiones rayar el aburrimiento y la contradicción.

En lo referido al apartado técnico, Jackson culmina con éxito su tarea como director, sin fallos aparentes, en una trilogía donde la tecnología domina a los propios actores (verdaderos protagonistas), y no a la inversa, dentro del marco de una superproducción que se nos presentó de altos vuelos y con la que salvando algunos aspectos, mayoritariamente de esta última entrega, podemos llegar a sentirnos en cierto modo decepcionados.

0
0
Valorar esta crítica
'El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos': La batalla de despedida
Crítica Ecartelera
8,0