Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'4 meses, 3 semanas y 2 días', la austeridad de la dictadura rumana

Hugo Rosales Jueves 03 mayo 2012

La película de este jueves en nuestro Club de Cine es '4 meses, 3 semanas y 2 días', película rumana del año 2007 ganadora de numerosos premios internacionales, entre los que destaca, la prestigiosa Palma de Oro del Festival de Cine de Cannes. Circunstancias que aun así hacen difícil su llegada a un gran público, y más cuando se trata de un film que lleva la austeridad por bandera.

Así, su argumento primordial es un aborto clandestino, tema polémico donde los haya incluso en la actualidad, pues imaginemos la situación en unos tiempos en los que ni siquiera era una opción, al menos a nivel legal. Aspecto escabroso que invita al debate, y la película dejará tal labor al espectador, al limitarse únicamente a narrar los hechos, aunque es cierto que en un marco social e histórico demasiado significativo: la Rumanía de finales de los 80, últimos años de la dictadura comunista de Nicolae Ceaucescu.

'4 meses, 3 semanas y 2 días', la austeridad de la dictadura rumana

Reflejo de una época represiva

Uno de los grandes valores de la película es su reflejo de la dictadura rumana sin mencionar en ningún momento tal término ni mostrar revueltas sociales, ejecuciones, presencia policial, propaganda... de manera explícita. Es algo que queda patente ya en su primera escena, no es necesario grandes conocimientos de Historia, al presentar a las protagonistas confinadas en una miserable residencia donde reina el trapicheo y la pobreza; luego descubriremos que supuestamente es de estudiantes universitarias.

La intención de la película va ir quedando claro que quizá sea denunciar el periodo histórico en el que se envuelve, más que crear un debate sobre el tema del aborto, por mucho que sea el conflicto que ocupa la totalidad de la película. Un ambiente de dictadura que quizá pase más desapercibido para el joven español, pero que seguro que toca de lleno a su generación inmediatamente anterior; inevitable buscar similitudes con el régimen franquista, por muy opuesto que fuera el color político de ambos mandatos autoritarios.

'4 meses, 3 semanas y 2 días', la austeridad de la dictadura rumana

Los puntos de vista de los personajes

La película es narrada desde la perspectiva de la pareja de protagonistas, dos estudiantes que comparten habitación, en su camino por provocar el aborto de una de ellas, el precio que deberán de pagar en su propósito de no ser detenidas. Una situación tremendamente cruda encarnada por unas actrices tan naturales que el espectador se siente identificado, se hace partícipe de su dureza, su tormento... aunque los aspectos más impresionables sean mitigados a nivel visual probablemente eso incluso aumente nuestra percepción de su sufrimiento.

El director escoge principalmente el punto de vista de la chica que va a ayudar a su compañera a abortar, en una visión subjetiva, muy minimalista, con un abuso de la cámara en mano que circunstancialmente alterna con el plano fijo. Algo que da pie a uno de los mejores momentos de la película, cuando la acción se centra exclusivamente en los actos de este personaje y no en la protagonista de los hechos: sus preocupaciones (y las nuestras) están con el devenir de su amiga, pero nos vemos zambullidos en una conversación "trivial" entre familiares y conocidos.

Y resalto el aspecto de trivial, pues en esa conversación cotidiana, la más natural de toda la película, es en la que se hace más patente la política represiva del país. Entramos en una llamativa doble vertiente, este personaje está totalmente fuera (en pensamiento) de esta campechana charla, pero puede que algún espectador se vea furtivamente interesado en el anecdotario de unos individuos supuestamente afines a la dictadura.

'4 meses, 3 semanas y 2 días', la austeridad de la dictadura rumana

Ejercicio de concisión y elipsis, de concentrar toda una situación política, social e histórica en un tema escabroso, '4 meses, 3 semanas y 2 días' es una película dura de ver, díficil de digerir, con una naración y dirección atractivas. No es un film al uso, aunque ello no la convierte en una cinta contemplativa, al implicar al espectador en su contenido; con luces y sombras, se hace eco de una realidad quizá algo ajena, pero más cercana a nosotros de lo que aparenta, de una cinematografía, la rumana, que dicen los entendidos que está muy en auge. Veremos, por lo pronto, '4 meses, 3 semanas y 2 días' es una película que hay que ver.

Artículos recomendados

'Los Vengadores' tendrá en Estados Unidos una segunda escena escondida tras los créditos

'Los Vengadores' tendrá en Estados Unidos una segunda escena escondida tras los créditos

Películas relacionadas

Comentarios

Noticias relacionadas