Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Alfonso Cuarón deja sin gravedad al Zinemaldia

Adrián Peña Martes 24 septiembre 2013

Llegó el día de la presentación oficial en España de 'Caníbal', la última película de Manuel Martín Cuenca que, antes de proyectarse en nuestro país, ya fue preseleccionada para representar a España en los Oscars. Ello, sumado a las buenas críticas que cosechó en el Festival de Toronto, fueron los causantes de que la cola para entrar al pase fuera directamente proporcional a la tremenda expectación por ver la película. La recepción de la prensa fue fría y sólo algunos pocos mostraron el mismo entusiasmo que se mostró en Toronto.

Antonio de la Torre, Olimpia Melinte y Manuel Martín Cuenca en el Festival de San Sebastián

La película supone una deconstrucción europea del psychokiller moderno que padece un trastorno afectivo que lo convierte en un depredador implacable. El protagonista es un sastre, excelentemente interpretado por Antonio de la Torre, que manifiesta su deseo hacia las mujeres matándolas y, luego, comiéndoselas. Un artesano en su profesión que trabaja con la misma pulcritud y eficacia con la que comete sus asesinatos y que, en un toque 'vertiginoso' a lo Hitchcock, verá como los fantasmas de sus víctimas vuelven de entre los muertos para destruirlo. Como ya hacía en 'La flaqueza de bolchevique' y en la soberbia 'La mitad de Óscar', Martín Cuenca nos está hablando de una historia de amor imposible y lo hace ejerciendo la misma mirada reflexiva que en 'La mitad de Óscar', aunque en aquella ocasión la exploración de los silencios y los tiempos muertos tenían una mayor introspección. Quizás sea esa precisamente esa frialdad, lo que nos impida vivir la película como una experiencia completamente satisfactoria.

Jonás Cuarón y Alfonso Cuarón en el Festival de San Sebastián
'Oktober/November' fue la otra película de Sección Oficial que se presentó ayer. El último trabajo de Götz Spielmann habla sobre dos hermanas completamente antagónicas (una es actriz y vive en la ciudad y la otra regenta una pensión en el pueblo donde ambas crecieron) que se reencuentran después de mucho tiempo por culpa de la enfermedad de su padre. Al principio del filme, la hermana actriz mantiene una conversación con su compañero de reparto sobre la película que están rodando. Están hablando sobre sus personajes y él se queja de que el suyo es un puro cliché, mientras que el de ella posee una gran profundidad sobre la que trabajar. Los personajes de 'Oktober/November' gozan de esa profundidad de la que hablan sus protagonistas, sin embargo, la dirección de Spielmann no puede ser más plana y tediosa desaprovechando una historia de la que podría haber sacado más jugo.

'Gravity', la razón de ser del 3D

A primera hora de la tarde ocurrió uno de aquellos momentos inolvidables en un festival. Una de aquellas experiencias cinematográficas que marcas en tu calendario vital, aquellas que no olvidarás jamás. La proyección de 'Gravity' del mexicano Alfonso Cuarón dejó a toda una sala de cine sin respiración. Un silencio abrumador inundó la sala durante un segundo después de que el último fotograma desapareciera de la pantalla y, acto seguido, una atronadora ovación inundó la platea. No era para menos. 'Gravity' es una aventura espacial en primera persona sin precedentes, algo nunca visto en un cine. Si por alguna razón se inventó el 3D, esa razón es 'Gravity'. Es de las pocas veces que el 3D se utiliza como un recurso formal que incide de manera esencial en la puesta en escena de la película ya que, Cuarón, lo utiliza para retratar el infinito. Jamás el espacio ha sido fotografiado con la profundidad e inmensidad con la que lo hace 'Gravity'.

El filme es un tour de force visual en el que Cuarón nos sitúa, literalmente, en el espacio junto a dos astronautas que, durante una misión espacial, sufren un accidente que les deja incomunicados en mitad del espacio. Espeluznante, ¿verdad? Pues prepárense para ver a Sandra Bullock disparada sin control hacía el vacío, una de las imágenes más bellas y, a la vez, aterradoras que se han visto en el cine en años. Pero el filme no sólo se queda en su abstracción visual, sino que, al fin y al cabo, 'Gravity' es una conmovedora metáfora sobre una mujer que, tras la muerte de su hija, se dirige a la deriva aislada en su propia burbuja. Una mujer que es interpretada por una Sandra Bullock que, cual Teniente Ripley, realiza un trabajo físico y psicológico nunca antes visto en su carrera. El director mexicano ha realizado la que, sin lugar a dudas, va a ser de las cinco mejores películas del año.

Artículos recomendados

'Grace of Monaco' y Nicole Kidman se quedan fuera de la carrera por el Oscar

'Grace of Monaco' y Nicole Kidman se quedan fuera de la carrera por el Oscar

Películas relacionadas

Comentarios

Noticias relacionadas