Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Eugenio Mira y Rodrigo Cortés presentan 'Grand Piano': "Fue como hacer tres películas en una"

Jesús Agudo Sábado 12 octubre 2013

Un auditorio. Un piano. Uno de los mejores pianistas del mundo, pero con pánico escénico. Un hombre misterioso con un rifle de francotirador apuntándole. La situación puede recordarnos a muchas películas de suspense, pero 'Grand Piano' se convierte en un agobiante concierto que nos mantendrá bien atados a la butaca.

Eugenio Mira y Rodrigo Cortés en Madrid

Eugenio Mira firma esta propuesta, en la que ha contado con Elijah Wood en el papel protagonista. Rodrigo Cortés apoya a su amigo como productor ya que, como él mismo nos explicaba durante un coloquio en Madrid: "Tu función de productor sobre todo es tratar de ser muy egoísta desde el punto de vista del espectador y convertirte en el espectador de la siguiente peli de alguien a quien admiras". Y se nota que ambos sienten una profunda admiración por el otro. ¿Qué nos ofrece esta colaboración entre los autores de 'Luces rojas' y 'Agnosia'?

'Grand Piano' es, en palabras del propio Eugenio Mira, "profundamente hitchcoquiano". Y, aunque considera que "la gente habla de Hitchcock y Brian de Palma con una soltura espectacular", no podemos evitar estar de acuerdo en que la forma con la que nos presenta esta propuesta tiene todos los ingredientes para que los amantes de Hitchcock salgan satisfechos. Por eso, el productor destaca que esta cinta es un largometraje de director: "Muy poca gente puede manejar la cámara con un sentido tan fluido en términos narrativos y semánticos".

Rodrigo Cortés explica que, aunque fue muy beneficioso que un director se encuentre en las labores de producción, porque comparten una visión detallista que otro no tendría, "mi función como productor no es intentar que la película se parezca a lo que yo habría hecho [...] No me interesa ningún tipo de cine que no sea la expresión individual de una expresión personal. No creo que deba ser el resultado de un consenso de ningún tipo". Eugenio Mira apuesta por el rodaje secuencial, es decir, siguiendo el orden de la historia, algo poco común últimamente. Pero el valenciano no es precisamente común a la hora de presentarnos la historia de Tom Selznick, utilizando planos arriesgados y, por qué no, probando con experimentos técnicos y tantos pequeños detalles, que escucharle hace que la película crezca exponencialmente: "Esas pequeñas cosas me dan la vida". También quiso agradecer la labor de su ayudante de dirección, Javier Soto. "Paradójicamente, es con un guión como éste que una película se puede convertir en una película de director", dice Cortés.

Eugenio Mira y Elijah Wood en el rodaje de Grand Piano

El largometraje toma un guión escrito por Damien Chazelle, que ha trabajado activamente con Mira para casar libreto con cámara de la mejor manera posible: "Él está muy contento de que la película se tome en serio la propuesta pero no la trama, dónde hay que atender. El ejemplo es Hitchcock". El director se refiere a esos detalles que parecen clave para la historia, pero que no son más que un arma para desubicar al espectador: "Hacer 'Grand Piano" es como hacer tres pelis en una". Pero agradece el trabajo estructural que venía directamente desde el guión. Rodrigo Cortés añade que "lo que necesitas es un trabajo muy serio de estilo, convertirla en un ejercicio serio que no se tome la trama demasiado en serio, y sin embargo que se tome muy en serio la película en el sentido de la semántica". Un problema añadido era la inclusión de la música en todo el conjunto, requiriendo "todo un trabajo de desmenuzado de la película en términos musicales consiguiendo un mapa de carreteras exacto, segundo a segundo. O tienes un director con un conocimiento muy profundo del lenguaje y de la música, o es imposible llevarlo adelante. Eugenio es un director con ambas cosas", según Cortés.

Las composiciones que escuchamos en 'Grand Piano' fueron creadas por Víctor Reyes para la ocasión. El "mapa de carreteras" lo preparó Eugenio Mira, montando en su casa las escenas y haciendo "un casting de momentos" para encontrar las piezas indicadas. No existían. Por lo tanto, hubo que crearlas a partir de los hechos que se ven en la película. "Ha sido un tinglado absoluto", dice el director. Pero la pasión de director y productor contagió sin duda al resto de personas involucradas en el proyecto: "Una vez acabado el montaje, llega Víctor y se pone a estudiar cada uno de los movimientos de sus dedos (de Elijah Wood), y readapta la composición sobre lo que de verdad ha hecho Elijah".

Elijah Wood tiene unas ciertas nociones de piano, pero evidentemente no es capaz de interpretar conciertos imposibles. Pero Rodrigo Cortés explica cuál es el secreto: "Tiene 32 años y ha hecho 47 películas. Lo ha hecho todo y lo tiene todo por delante. Ha trabajado con todos y lo sabe hacer todo. Significa que esta gente a este nivel son absolutas esponjas. Desde luego no lo pueden hacer todo, pero pueden aparentar que lo hacen todo". El actor estudió movimientos hasta el punto que Eugenio Mira quiso dejar claro que era el propio actor el que tocaba siempre, utilizando movimientos de cámara que no dan lugar a engaño.

Tanto Eugenio Mira como Rodrigo Cortés están preparados para recibir críticas de aquellos que considerarán una historia irreal: "Hay una tendencia de juzgar un guión en función de su verosimilitud". Cortés los denomina "verosimilistas" y explica que suelen utilizar, precisamente, a Hitchcock para lapidar los trabajos de otros, cuando "Son los mismos que habrían machacado a Hitchcock". Nos puso el ejemplo de 'Con la muerte en los talones'. ¿No habría mil y un formas más fáciles de intentar matar a Cary Grant que llevándole a un campo perdido en medio de la nada y usar un avión fumigador? Por supuesto que sí, pero de esa forma "tienes una gran secuencia de cine".

Grand Piano

Sus películas comparten la característica de acabar abriendo debates entre el público, contando con diversas lecturas: "En un momento dado me puede interesar mucho, de forma consciente, dejar territorios abiertos para generar diferentes interpretaciones semánticas" explica Rodrigo Cortés, que explica: "Una película es tantas como espectadores haya en la sala". Eugenio Mira añade: "Llega un momento en el que tú no eres responsable de lo que está pasando", sabiendo que el espectador también forma parte de la creación de la historia, pero nunca trabajan con condescendencia ni queriendo tenerlo todo totalmente atado: "La unanimidad es un campo que interesa a algunos directores vivos, y es admirable, pero a mí no me interesa".

"No sé qué es el cine español"

Posiblemente a 'Grand Piano' le ocurra como a muchas películas hechas en España, que recibirán el "sambenito" de que no parecen de nuestro país. El ministro de economía Cristobal Montoro y su declaración de que el verdadero problema del cine era la calidad aparecieron en la conversación. Eugenio Mira afirmó: "Yo no sé lo que es el cine español. Esta película está cocinada en España y nadie va a saber de dónde viene". Cortés lo desarrolló: "Hay una percepción del cine español que es ideológica, lo mismo que si eres del Barça piensas una cosa y si eres del Madrid piensas otra. [...] Cuando tratamos de combatir esa percepción, estamos haciendo el idiota, no consigues nada nunca, salvo llorar, y conseguir que los demás te vean como un llorón. [...] Es mucho más fácil cambiar la realidad que la percepción de la realidad. [...] Llegará el momento en el que habrá tantas cosas fuera del corral que el término se quedará vacío de contenido y ya está". El director de 'Grand Piano' explica que le encanta relatar cómo está la industria del cine en nuestro país, ya que fuera existe la percepción de que hay muchos apoyos por parte de las instituciones y todas las facilidades del mundo, que hay una escuela generacional de directores españoles: "No sé que tenemos en común, más que esa característica de que somos ratas en un barco hundiéndose". Ratas como la de 'Ratatouille', con cuyo protagonista se compara, asegurando que "nuestros orígenes improbables no nos van a impedir salir adelante y abrir un restaurante". Por lo pronto ha tenido el honor de inaugurar el Festival de Sitges de este año, y el 25 de octubre lo mostrará al público español en las salas de cine. El piano ya está afinado, es hora de apuntar directamente al sistema nervioso del espectador.

Artículos recomendados

Charlie Hunnam abandona el papel de Christian Grey en 'Cincuenta sombras de Grey'

Charlie Hunnam abandona el papel de Christian Grey en 'Cincuenta sombras de Grey'

Comentarios

Noticias relacionadas