Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

EXCLUSIVA Laura Pausini, coach confirmada de la nueva edición de 'La Voz' en Antena 3

Edgar Wright rebaja la tensión en Sitges con 'Bienvenidos al fin del mundo'

Jorge R. Tadeo Lunes 14 octubre 2013

Larga jornada dominical en Sitges en la que salían a la palestra numerosos títulos con gancho para un público amplio y variado. De nuevo, lo heterogéneo de la oferta, vuelve a convertir este Festival de Sitges en un evento sumamente atractivo para una audiencia muy diversa, lo cual explica su rotundo éxito de afluencia, un año más, a pesar de la crisis.

Comenzaba el día en el Auditorio con el thriller 'Mindscape', coproducción norteamericana con capital español, que protagoniza Mark Strong bajo la dirección del madrileño Jorge Dorado. Este reputado cortometrajista, debuta en el largo con un thriller criminal moderadamente entretenido al que le pasa factura un guion escrito con una descarada plantilla genérica y en lo formal, una plana realización escandalosamente televisiva. La historia de un detective que se introduce en los recuerdos de los individuos para investigar el misterioso caso de una adolescente con indicios de sociopatía, tiene cierto interés en el inicio, pero su previsible deriva con giro final incluído, no sorprende a nadie.

Edgar Wright rebaja la tensión en Sitges con 'Bienvenidos al fin del mundo'

También podríamos temer a priori hallarnos ante un subproducto con aires televisivos cuando afrontamos el visionado de 'The Call: La última llamada'. Sin embargo, y a pesar de sus evidentes limitaciones, 'The Call' sorprende y acierta en su implacable escalada de tensión, despojada de esos absurdos elementos melodramáticos que suelen contaminar este tipo de thriller. Halle Berry interpreta a una operadora del 911 que sufre de lo lindo (y con ella el espectador), cuando intenta salvar a una joven (Abigail Breslin) de un asesino en serie que la tiene cautiva en el maletero de su coche. Buen pulso narrativo del solvente Brad Anderson en un film que va al grano y construye un producto efectivo en su falta de pretensiones.

Edgar Wright rebaja la tensión en Sitges con 'Bienvenidos al fin del mundo'

Paréntesis cómico

La jornada también dio paso a cine que aportaba un alivio cómico para la tensión acumulada por el suspense que domina la programación del festival. Entre lo más celebrado del día estuvo 'Bienvenidos al fin del mundo', la nueva gamberrada de Edgar Wright, que cuenta la reunión de un grupo de cuarentones para culminar una desmadrada juerga pendiente desde su adolescencia. La sorpresa llega cuando en su camino descubren que una serie de 'infectados' intentan aguarles la fiesta. El equipo de 'Zombies party' ofrece un show a la medida de sus entregados fans, aunque vuelve a caer en el error de estirar demasiado el metraje en su nueva comedia, que se desinfla un tanto tras un arranque realmente gracioso.

La otra comedia del día era la esperada 'A glimpse inside the mind of Charles Swan III', debut como director de Roman Coppola tras sus trabajos en el guion junto a Wes Anderson. Con un hilarante Charlie Sheen como estrella de la función, la película es una triste decepción: una comedia rica en extravagancias pero anémica de inventiva y en definitiva con muy poca gracia, a pesar de contar con un personaje central atractivo en su patetismo. Un desmadre delirante pero casi nunca divertido: un absoluto patinazo.

Edgar Wright rebaja la tensión en Sitges con 'Bienvenidos al fin del mundo'

También pudo verse en la sección Nuevas Visiones la española 'Violet' de Luiso Berdejo. Relato intimista entre el drama de descubrimiento personal y el suspense romántico con Junio Valverde como protagonista, la cinta tiene cierto atractivo en su pequeñez, pero resulta desigual en su deriva melodramática. La película, que se pudo ver en el Festival de San Sebastián, juega a ser una versión lírica de un indie norteamericano estándar y la apuesta le sale a medias, aunque su aire desenfadado y poco pretencioso la convierten en una obra con cierto encanto.

Artículos recomendados

Bill Murray negocia incorporarse a la comedia romántica de Cameron Crowe con Bradley Cooper y Emma Stone

Bill Murray negocia incorporarse a la comedia romántica de Cameron Crowe con Bradley ...

Películas relacionadas

Comentarios

Noticias relacionadas