Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Luke Evans, Bardo en 'El Hobbit: la desolación de Smaug': "Estoy muy unido a Bardo porque tiene mi acento de galés"

Conchi Horcas Miércoles 18 diciembre 2013

Apenas lleva unas semanas en taquilla pero ya ha arrasado. En norteamérica, 'El Hobbit: La desolación de Smaug' ha barrido con la competencia y se ha hecho con el poder, mientras que en España se ha convertido en el mejor estreno del año días después de su debut en las salas, superando así a otras sagas como la de 'Fast & Furious', cuya sexta entrega también dominó las taquillas española y norteamericana.

Luke Evans, Bardo en 'El Hobbit: la desolación de Smaug':

Curiosamente, ambas sagas tienen un valor compartido: el actor Luke Evans, quien tras convertirse en el seductor Aramis para la película 'Los tres mosqueteros' vuelve a despegar y viaja directo al estrellato gracias a estas dos superproducciones. "Es genial. Es muy agradable ser parte del éxito de estas películas. Nunca es fácil escoger papeles... escoger papeles en películas tan grandes", reconoce el actor, quien ha visitado nuestro país para promocionar la segunda parte de 'El Hobbit'.

Con aires al más puro estilo dandy moderno, luciendo camisa y pantalones de vestir así como un recogido similar al que lleva su personaje, Bardo el Arquero, Luke Evans confiesa sentirse aún un poco aturdido tras conocer los triunfos alcanzados: "nunca esperé para nada ser actor de cine, si me hubieran dicho hace quince años que estaría aquí, en Madrid, hablando de 'El Hobbit', nunca me lo habría creído", bromea, sentenciando que para él aún es una situación "surrealista".

Modestias aparte, señala que a pesar de que haya sido toda una sorpresa está "muy orgulloso" de haber podido trabajar en 'Fast & Furious' así como en 'El Hobbit', ya que, a su juicio, le han permitido desarrollar varios perfiles: "Los dos han sido muy diferentes. Uno es un tipo malo y otro es el tipo bueno, que prácticamente es un héroe", señala comparando a Owen Shaw con Bardo y continúa reconociendo que, para él, "ha sido muy interesante puesto que ahora el público va a poder ver y conocer mis dos facetas".

Luke Evans, Bardo en 'El Hobbit: la desolación de Smaug':

Dos caras de una misma moneda que, como decimos, le han abierto las puertas de Hollywood. Bardo vino primero, un personaje entrañable para él y al que se siente muy vinculado. "Me parezco a Bardo en que es humano", bromea el actor, a la par que apunta "tiene sentimientos humanos, muchas emociones y enseguida te puedes relacionar con el personaje muy fácilmente". Un trabajo aparentemente fácil en el que la ayuda de los niños que hacen de sus tres hijos resultó fundamental: "los niños que escogieron hicieron que el personaje fuera más real, más auténtico, así como la situación. Es un personaje de clase trabajadora al que no le ocurren muchas cosas... Se dedica a sobrevivir, proteger a sus hijos", concluye.

Por otro lado, el Bardo de Peter Jackson tiene un rasgo muy peculiar del que pocos se han podido percatar y del que Luke Evans presume orgulloso: su acento de galés. Y es que, según el actor, los miembros del equipo "decidieron añadir al personaje mi propio acento de galés, que es algo que me gustó mucho y que hace que me sienta más cercano a Bardo, porque habla como yo. Sé que ahora Bardo habla así y eso me hace sentir muy cercano a él".

Rodando en soledad

Pero no es oro todo lo que reluce y si bien Luke Evans empatizó de forma rápida y sencilla con su personaje, rodar el film con la técnica Motion Control no fue tan fácil: "En la escena en la que doy las armas a los enanos, estábamos en dos estudios separados. En uno estaban todos los demás, con los muebles hechos un tercio más grandes... porque son enanos... en el otro estaba yo, y ahí todo era color verde. Escuchaba los diálogos por un pinganillo, también verde, y yo tenía que hacer el mío a solas. Había unos palos con cabezas, con luces, que les representaban y eran a los que tenía que dirigirme", explica el actor, a la par que reconoce que "en una película así tienes que hacerlo así, porque de entrada tienes el problema de que todos tienen alturas diferentes y no se pueden hacer escenas conjuntas" y que, en definitiva, "es parte del viaje del actor".

Luke Evans, Bardo en 'El Hobbit: la desolación de Smaug':

Al igual que su compañero de reparto, Richard Armitage, Luke Evans tampoco pudo conocer a Smaug hasta los días previos al estreno del film, y de hecho "la primera vez que lo vi fue cuando salió en un tráiler, que vi la sombra del dragón", confiesa divertido. Sin embargo, fue una espera que mereció la pena: "me pareció muy inteligente cómo hicieron la escena en la que Bilbo está en la cueva con todas las monedas y las joyas... te das cuenta de la enormidad del dragón. Creo que han conseguido dar personalidad a ese 'bicho' tan grande, algo que es muy difícil".

Luke Evans protagonizará dos films en 2014

Y es que a pesar de que disfrutó durante el rodaje, el actor también reconoce que se alegró de cambiar de aires y participar en un "proyecto cool y contemporáneo" cuando le llamaron para actuar en 'Fast&Furious'. Aún así, de cara al próximo año, Luke Evans tiene previsto volver a aproximarse al terreno de la ficción. 'Drácula', que se estrenará en octubre del próximo año, supondrá el primer papel principal que hará, al respecto del cual revela que "es un papel muy emocionante, muy físico y que cuenta los orígenes del Drácula humano" y que además, le llena de orgullo: "me honró un montón la oferta ya que Drácula ha sido propiedad de Universal durante más de ochenta años". Por otro lado, también dará vida al protagonista de 'El Cuervo' de Javier Gutiérrez, al respecto del cual cuenta que "es un contemporáneo gótico" y que, "como actor, tienes que ser muy adaptable".

Galería: Pósters individuales de 'El Hobbit: La desolación de Smaug'
Póster de Lee Pace en 'El Hobbit: La desolación de Smaug'

Artículos recomendados

'Sobran las palabras': El miedo a enamorarse visto a los cincuenta

'Sobran las palabras': El miedo a enamorarse visto a los cincuenta

Comentarios

Noticias relacionadas