Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Regresión': Recuerdos perdidos

Jesús Agudo Viernes 18 septiembre 2015

Alejandro Amenábar ha tardado seis años en regresar a los cines. La última película que nos trajo fue 'Ágora', toda una superproducción que, aunque personalmente la disfruté, tenía una escala tan grande que al director le acabó desbordando y no terminó de estar a la altura del talento que había demostrado en anteriores trabajos. Con 'Regresión' opta por volver a sus orígenes con una historia de suspense y un proyecto mucho más recogido. Y quizás ahora el problema es que se haya ido justo al otro extremo de la balanza.

Regresión

La película nos traslada a una pequeña ciudad de Estados Unidos a principios de los 90. Un hombre llega a la comisaría de policía y se entrega. Los cargos son lo suficientemente gordos como para no hacerlos de forma arbitraria: le ha hecho algo a su hija. El único problema es que el hombre no recuerda haberlo hecho, pero si su hija dice que lo hizo, confía en su palabra. El detective asignado al caso no quiere encerrarlo si no hay pruebas de que lo ha hecho, y busca la ayuda de un profesor universitario experto en psicología que quiere probar si, utilizando el método de la regresión (similar a la hipnosis), pueden recuperar los recuerdos perdidos del hombre y descubrir qué ocurrió realmente. La familia es bastante sospechosa, además, por frecuentar una secta a la que relacionan con ritos satánicos, muy de moda en ciertas zonas de Estados Unidos en esa época. El crimen, quizás, tiene algo que ver con algún horrible rito.

No vamos a negar, después de 'Tesis', 'Abre los ojos' o 'Los Otros', que Amenábar tiene un gran talento con el suspense. Con 'Regresión' quiere volver a abrazar el género y llega a conseguirlo, aunque con unos cuantos peros. El aire de la película, frío y gris, crea un ambiente digno de un thriller americano. De hecho, esta ciudad será un escenario más que conocido porque tiene todos los elementos que ya hemos visto antes infinidad de veces. Un lugar con pocos habitantes, todos se conocen (y juzgan), en un ambiente bastante conservador con una gran presencia de la Iglesia. Todo bastante tópico. Aquí comienza uno de los problemas, y es la abundancia de los clichés del género. Aunque anteriormente ha probado con el thriller, la historia o el drama, siempre han tenido una marca de autor, un tratamiento de los personajes que nos invitaba a conocer más de ellos. 'Regresión' acaba siendo tan típica que lo sorprendente será pensar que la haya hecho Amenábar.

Regresión

Aunque el director intenta meter de vez en cuando algún juego de estilo, como la cámara en primera persona al principio, o el uso del metrónomo para hipnotizar al padre del personaje de Emma Watson, y al público, parecen intentos muy perezosos de darle un aire de autor a la película, pero al finalizar la misma pensaremos que podría haberla dirigido Amenábar o cualquier otro. De hecho, tampoco encontramos por ejemplo el desconcierto que nos hizo sentir con 'Tesis' o la claustrofobia y el encanto de 'Los otros'. De no ser porque la magnífica banda sonora de Roque Baños ayuda, y mucho, a crear una mayor tensión, la película no pasaría en muchos momentos de la categoría de telefilm.

Como he mencionado antes, me gusta mucho lo que este director hace con sus personajes. Ejemplo claro son el Ramón Sampedro de Javier Bardem, Grace de Nicole Kidman o Hipatia de Rachel Weisz, tres personajes cautivadores, e incluso aunque 'Agora' no fuera todo lo afinada que podría haber sido, Hipatia seguía siendo un personaje fascinante. El detective al que encarna Ethan Hawke es el protagonista absoluto de 'Regresión', prácticamente todo gira en torno a él y vamos descubriendo las pistas del caso al mismo ritmo que él. Ethan Hawke hace un trabajo más que solvente, es un hombre que siempre lo hace, pero su personaje no tiene ese toque cautivador que Amenábar daba a sus personajes. Cumple su función, como casi todo en la película, pero interpreta al típico detective casi perfecto, al que parece que es el único competente de toda la comisaría. Muy cliché también. Emma Watson, para desgracia de sus fans, tiene un personaje mucho más secundario. Al ser una pieza fundamental del rompecabezas, es importante no sobreexplotarla y mantener el halo de misterio el mayor tiempo posible, en eso es un acierto. Ya vimos en 'Noé' que Watson tiene muy bien aprendido el papel de muchacha sufridora y compungida, y no llegaremos a ver mucho más de ella, porque es lo que tiene que hacer, pero deja con ganas de más por su parte.

Estudio sociológico

Voy a intentar darle un giro "amenabariano" a esta crítica. 'Regresión' me gustó, la terminé disfrutando bastante. En gran medida porque, en lo que a suspense respecta, el guión hace un buen trabajo. El misterio se va desvelando al ritmo al que tiene que hacerlo, cuenta con unos cuantos momentos álgidos, callejones sin salida, grandes revelaciones y espejismos para desconcertarnos y meternos en el mismo laberinto que mete a Ethan Hawke, para acabar en un giro inesperado (esa seña de identidad al menos la respeta). Aunque lo que sería la principal incógnita, por desgracia, se huele a kilómetros desde casi el principio de la película, 'Regresión' incluye un vuelco mayor que hace que los que entraron pensando que verían una película sobre ritos satánicos y sectas descubra un mensaje mucho mayor, y mucho más interesante, más cerebral. Un interesante estudio sobre la mente humana y cómo nos afectan ciertos estímulos y actuaciones. Como experimento sociológico, no está nada mal. De ello se podría hablar mucho más, pero no voy a desvelar la sorpresa. Solo decir que Amenábar consigue ejemplificar perfectamente lo que quiere. Personalmente, caí por completo en su juego. Eso es un gran punto a favor, si no fuera porque el director se pierde en un desarrollo demasiado de culebrón que desluce todo lo demás.

Regresión

Amenábar huye de la gran escala con la suficiente solvencia en 'Regresión' como para traernos un thriller bastante ágil con algún que otro momento sorprendente. No busca el terror, sino que parece acercarse a un procedimental policíaco clásico. Aunque cuenta con una conclusión bastante interesante, todo el conjunto es demasiado típico, demasiado visto ya, y sin duda no cuenta con mucha marca característica que la haga especial, más allá de algún momento demasiado puntual. Si fuera de otro director, la película recibiría una puntuación mayor. Pero para alguien que ha demostrado tanto talento antes como Alejandro Amenábar, que encima se ha tomado tanto tiempo en regresar, esta película parece demasiado vaga, demasiado convencional. Entiendo esa necesidad de no meterse en camisas de once varas tras algo tan grande como 'Agora', pero aunque sea en una escala menor, se le puede exigir más en su gran "comeback". Todavía puede indagar más en los recuerdos de su pasado para encontrar eso que le hizo quien es hoy.

Artículos recomendados

Estas son las 10 series más pirateadas del verano

'Mr. Robot', la serie más pirateada en agosto

Comentarios

Noticias relacionadas