Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Todos deberíais dejar de ver 'The Walking Dead' y empezar a ver 'The Leftovers'

Javi P. Martín Martes 06 octubre 2015

Esta semana vuelven dos series muy parecidas y muy diferentes. Una la ve todo el mundo, la otra divide a la audiencia. Una es el megaéxito de audiencia (para lo que suelen ser los niveles de las cadenas de cable) 'The Walking Dead' de AMC, la otra es la más modesta y "novata" 'The Leftovers' de HBO. Una empieza su sexta temporada, mientras que la otra se estrenó en el verano de 2014, y volvió ayer a Canal + Series con su segunda tanda.

'The Walking Dead' está basada en los cómics de Robert Kirkman, que figura en la serie como co-creador y productor. 'The Leftovers' parte de la novela de Tom Perrotta, quien también hace las veces de co-creador, productor y guionista junto con Damon Lindelof. (Sí, el de 'Perdidos'. Sí, el de 'Prometheus'. Sí, el de 'Tomorrowland: El mundo del mañana'. Y también el de 'Star Trek: En la oscuridad', ¿eh? Que todo hay que decirlo.)

Precisamente Lindelof ha sido el detonante de esta comparación que muchos estaréis pensando que es gratuita, pero pienso defender en unos cuantos puntos. El guionista y creador ha mencionado en entrevistas a 'The Walking Dead' como ejemplo e inspiración de serie a la que seguir, y ha mencionado algunas similitudes. Aquí vengo yo a darle una palmadita en la espalda y decirle: Ánimo, Damon, que lo estás haciendo incluso mejor.

1 Ambas hablan de lo mismo...

'The Leftovers'

...pero 'The Leftovers' lo hace mejor. No solo mejor, sino con mucha más fuerza. Como todos sabréis, 'The Walking Dead' muestra una civilización hundida tras la extensión de una epidemia zombi. La premisa de 'The Leftovers' es también potente: ¿qué pasaría si, de repente, un 2% de la población mundial se desvaneciera? No de forma misteriosa, sino, puf, de repente, ante tus ojos, tu mejor amigo desaparece. O tu madre. O tu pareja. O tú mismo.

La cuestión es que tanto 'TWD' como la serie de HBO sirven como alegorías sobre el sentimiento de inseguridad global, de peligro constante, y exploran comportamientos del ser humano en situaciones extrañas, desconocidas y de vida o muerte. Solo que 'The Leftovers' consigue realmente emocionar al espectador, mientras que 'TWD' tiene que recurrir a giros de guion, cliffhangers y muertes de personajes importantes para seguir enganchando.

2 Ambas se niegan a dar respuestas...

'The Leftovers'

...pero 'The Leftovers' plantea mejor las preguntas. Las dos series coinciden en el foco, como Lindelof apuntaba, además de en el fondo. A las dos les interesa reflexionar sobre una sociedad en la que nadie se volverá a sentir seguro jamás, y además se niegan a dar respuestas sobre el hecho que originó la debacle. Tanto Kirkman como el guionista de 'Perdidos' han insistido en sus entrevistas en que no pretenden meterse en el terreno de las respuestas (no sabremos qué originó la epidemia ni, en el caso de 'The Leftovers', la "ascensión", como llaman a la desaparición de los elegidos).

La diferencia es que la serie de HBO se preocupa por cómo se sienten las personas cuando el luto no tiene fin, cuando no saben si una amenaza se cierne sobre ellos, cuando no saben si pueden confiar en los demás, si pueden volver a entablar relaciones. En 'The Walking Dead' recurren a la violencia o al constante síndrome post-traumático. En 'The Leftovers' los personajes toman decisiones basándose en su dolor, crean cultos, se someten a dolores extremos, buscan nuevas figuras de referencia.

3 Ambas son series de género-pero-no...

'The Leftovers'

...aunque 'The Leftovers' se atreve más a alejarse de las expectativas y los clichés de los relatos de su clase. 'The Walking Dead' recuperó la moda zombi pero vació sus guiones de toda lucha contra la pandemia, de toda esperanza, para usar al muerto viviente como contexto, y no como villano.

'The Leftovers' parte de un hecho sobrenatural pero lo usa como excusa para mostrarnos a unos personajes rotos, y recordarnos lo rotos que estamos todos. Lindelof aprieta en la llaga, y nos hace daño, mientras que la serie de AMC no pasa del mero entretenimiento zombi.

4 Ambas son series de personajes y diálogos...

Christopher Eccleston y Carrie Coon en 'The Leftovers'

...pero 'The Leftovers' tiene realmente contenido. Una de las cosas que más le critico a 'The Walking Dead' es su falta de profundidad. No es que me parezca lenta (no soy un espectador que huya del ritmo pausado), es que me aburre porque, la mitad del tiempo, no cuenta nada. Los silencios en 'TWD' no son significativos, la mayoría de los personajes no resultan tan interesantes ni complejos como para hablar de conflictos internos. Los diálogos, por lo general, no se quedan en la mente.

'The Walking Dead' tiene momentos brillantes de vez en cuando, pero para llegar a ellos has tenido que aguantar muchas líneas de guion mediocres. Carol, Michonne, Rick, Daryl, son personajes fascinantes, pero la lista de secundarios que no son más que vivo cebo para los zombis (y que se van muriendo y reemplazando de forma cíclica) tiene demasiado tiempo en pantalla.

En cambio, los personajes de 'The Leftovers' están llenos de capas. Laurie Garvey (Amy Brenneman) no habla durante el 90% de la primera temporada, pero eso no nos impide sentir su dolor, su fortaleza, sus miedos, sus dudas.

5 Ambas juegan con la linealidad narrativa...

Carrie Coon en 'The Leftovers'

...pero 'The Leftovers' brilla cuando lo hace. Quizá los dos mejores capítulos de la primera temporada son 'Guest' y 'The Garveys at Their Best': el primero se centra en el viaje de Nora Durst (Carrie Coon) a Nueva York para una convención sobre estudios de la Ascensión, y el segundo salta a los días anteriores al acontecimiento que les cambiará la vida a todos, para mostrarnos que, en realidad, todo se estaba desmoronando por sí solo.

'The Walking Dead' ha acertado con algunos flashbacks (el capítulo centrado en la vida del Gobernador), pero también ha fallado estrepitosamente cambiando su narrativa: la segunda mitad de la 4ª temporada, con los supervivientes divididos en varios sub-grupos, fue una sucesión de capítulos aburridos que, simplemente, no contaban nada.

6 Ambas tienen dos grandes compositores en la banda sonora...

...pero lo siento, Bear McCreary, la música de Max Richter es otro nivel. El conocido compositor minimalista (hay que escuchar su versión de las 4 estaciones de Vivaldi) tiene un buen porcentaje de culpa de que acabemos derramando lágrimas en muchos momentos de 'The Leftovers'.

Y mira que soy fan del compositor de 'The Walking Dead', que ya en 'Battlestar Galactica' hizo un trabajo magnífico, y su música para la cabecera de la serie de zombis pone los pelos de punta. Pero la cabecera de 'The Leftovers' (que ha cambiado en la segunda temporada, por cierto) es una de las más potentes de los últimos años, en gran parte gracias a Richter.

7 Ambas retratan la caída del héroe americano...

Justin Theroux y Andrew Lincoln

...y aquí las dos hacen un buen trabajo. De hecho, he de admitir que el Kevin Garvey interpretado por Justin Theroux no es tan interesante como Rick Grimes, el sheriff de Atlanta interpretado por Andrew Lincoln que poco a poco se convierte en dictador, juez, verdugo y líder de los supervivientes que protagonizan 'The Walking Dead'.

Ambos son una figura del orden y la autoridad, padres de familia, y ambos se esfuerzan por seguir fieles a esa posición cuando todo se desmorona alrededor. Rick es traicionado por su mujer y su mejor amigo, Kevin pierde su estatus de patriarca, ambos lidian con la pérdida con delirios y desesperación. Y son la pregunta viviente que se hace el hombre en la sociedad actual: ¿cuál es mi papel ahora?

8 Ambas son una constante huida hacia delante

Segunda temporada de 'The Leftovers'

La segunda temporada de 'The Leftovers', recién estrenada, pone a los protagonistas en un nuevo contexto, y rodeados de nuevos personajes. Este esquema lo ha seguido 'The Walking Dead' constantemente. Un reseteo continuo que ayuda a los guionistas a no aburrir(se), y pone a los personajes en nuevas situaciones.

El primer episodio de la nueva tanda de la de HBO es excelente, y según los críticos afortunados que han visto algunos más, la cosa sigue así de bien. Habrá que ver cómo funciona Lindelof ahora que no tiene más material de base que adaptar (la novela de Perrotta dio para contar toda una primera temporada, pero no más).

9 Ambas tienen buenos actores...

Amy Brenneman en 'The Leftovers'

'The Leftovers' simplemente los aprovecha más. Es una cuestión de guion, como ya hemos dicho antes. 'The Walking Dead' no logra crear personajes carismáticos y redondos con mucha facilidad, mientras que la serie de Lindelof y Perrotta no ha presentado a un solo personaje con más de 3 frases que no resulte magnético, misterioso y sugerente. Esos tres adjetivos se aplican, en realidad, a toda la serie.

Carrie Coon ('Perdida') debería haberse llevado varios premios, y también estuvieron impresionantes en la anterior temporada Ann Dowd como una improbable antagonista, Christopher Eccleston ('Doctor Who', 'Los Otros') y en menor medida Liv Tyler, que un poco pasaba por allí. En la segunda temporada, apuntan maneras desde el principio Regina King, que acaba de llevarse el Emmy por 'American Crime', y especialmente Kevin Carroll, que rompe los esquemas de lo que debe ser un villano (si es que lo es) en solo 50 minutos.

10 'The Leftovers' es la nueva 'Twin Peaks'

Y aquí 'The Walking Dead' no tiene nada que hacer. Por sus escenas oníricas, por la potencia de sus escenas surrealistas, por los detalles que perturban y generan misterio y preguntas (y que, probablemente, estén ahí para crear tensión en el espectador, como también ocurría en 'Perdidos' y en la propia 'Twin Peaks', sin preocuparse demasiado por crear enigmas verosímiles), 'The Leftovers' bebe directamente de la serie de David Lynch y Mark Frost. "Los búhos no son lo que parecen", o los perros rabiosos, o los ciervos perdidos, o los curanderos cuyos poderes nunca sabremos si son reales, o un fraude, producto de la auto-sugestión. Los límites de la realidad, lo verosímil, lo físico, se diluyen para quitarle al espectador el control sobre lo que ve. Y cuando logras aceptar el caos, lo arbitrario, lo impredecible como peligro que nos sobrevuela a todos, los zombis parecen cosa de niños.

'The Leftovers'

Artículos recomendados

¿De qué tratará 'John Wick 2'?

¿De qué tratará 'John Wick 2'?

Comentarios

Noticias relacionadas