Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'La leyenda de Tarzán': Aunque el mono se vista de seda

Andrea Fuentes Jueves 21 julio 2016

No hay nada mejor que hacer un pequeño repaso a las películas que nos han ido ofreciendo las grandes distribuidoras de cine en los últimos años para darnos cuenta de la crisis que hay en la industria que, en su día, se pudo llamar séptimo arte. Es inevitable caer en la tentación de contar una misma historia que en su día triunfó pero se debe ir frenando esta tendencia.

La leyenda de Tarzán

Precisamente 'La leyenda de Tarzán' no tiene la culpa de que haga esta reflexión inicial. Hemos comprobado que es posible que un remake/reboot/refrito funcione a la perfección porque aporta, aunque sea, algo que no hemos visto antes. Pero no es el caso de esta película. O sí, pero el resultado final decepciona y por eso no podemos premiar esa "originalidad". Probablemente cuando Edgar Rice Burroughs dio vida en sus novelas al Rey de los monos, no se imaginaba que se convertiría en el personaje icónico que es. Pero quizás lo más destacable de la cinta sea la manera en la que enfoca su historia ya que, desde un principio, da la sensación de que él no es el protagonista.

Ambientada durante el genocidio de los habitantes del Congo durante el reinado de Leopoldo II de Bélgica en el siglo XIX, esta tierra llena de diamantes y bienes por explotar reclama la vuelta de su hijo pródigo si los poderosos hombres blancos quieren colonizar sus tierras. Sin él ahí para ser juzgado por los errores que cometió en el pasado, no obtendrán lo que quieren por lo que un hombrecillo locuaz y con mala leche reprimida será el encargado de representar uno de los momentos más dolorosos por los que tuvo que pasar este pueblo africano.

Envuelto en una atmósfera fría y nostálgica, casi como si la vida burguesa en Inglaterra y su más que conocido clima hubiesen hecho mella en él, nos encontramos al que una vez fuera Tarzán como John Clayton III, Lord de Greystoke. Se ha convertido en un hombre amanerado que, junto a su inseparable Jane, volverán a su cálido hogar para enfrentarse a una realidad muy distinta a la que se esperaban cuando emprenden, tras mucho debatir, este gran viaje con el fin de recuperar sus vidas y avivar el amor que sentían hacia su gente y hacia el uno con el otro.

Un elenco con luz tenue

Como he mencionado antes y sin querer entrar en muchos detalles que se pudiesen considerar como spoiler, toda la película se centra en los increíbles esfuerzos que tiene que hacer el Rey de los monos para liberar a su tierra de esta esclavitud promovida por Leon Rom, otro villano más en la carrera de Christoph Waltz. Pero seamos sinceros, si ya tiene sobre sus hombros tantos papeles así es porque puede, porque lo hace bien, nos convence a pesar de ser una y otra vez el mismo personaje con nombre diferente. Es un roba escenas, de ahí a que mantenga mi opinión de que Tarzán es tan sólo la parte comercial con la que se vende una película así.

La leyenda de Tarzán

Un Tarzán que, para quienes fueran fans de la serie 'True Blood' con la que Alexander Skarsgård se catapultó al estrellato, no podrán ver de otra manera a su personaje. Por mucha educación que tuviera en Greystoke, él es la representación de la fuerza bruta, de los músculos tonificados y la inexpresividad a la hora de mostrar los sentimientos. Jane tampoco es un personaje que destaque por la interpretación de la australiana Margot Robbie. Está claro que, pese a su corta trayectoria, está destinada a tener una prolífica carrera como actriz capaz de hacer que medio mundo esté enamorado de su Harley Quinn sólo por los tráilers de la película de 'Escuadrón Suicida'. Su personaje aquí es la combinación perfecta pero no eficaz de la damisela en apuros con la mujer de armas tomar. Necesita ser salvada a la misma vez que demuestra que puede defenderse muy bien sola por lo que no acabamos de ver el sentido a ninguna de las escenas en las que ella está involucrada.

Junto a este dúo y a Christoph Waltz, nos encontramos a grandes actores secundarios que, mientras el impresionante Djimon Hounsou convence como otro de los enemigos de Tarzán, Samuel L. Jackson se limita a ser el alivio cómico de las película, el "pardillo" que acompaña al protagonista. Un personaje al que nos cuesta ver en un actor como él que tiende a brillar en cada uno de sus papeles y, aunque es efectivo su rol en la cinta, no dejas de preguntarte por qué aceptó este papel.

Pero aunque parezca que no tras dar estas primeras impresiones sobre la trama de la película y sus actores, la cinta es capaz de entretener. No es la mejor película sobre Tarzán pero probablemente tampoco sea la peor que se ha hecho o que se hará en los próximos años. Pero mientras algunos se dejarán llevar por la historia oscura de esta película de aventuras no familiar (porque no es una película enfocada a un público infantil), otros se entretendrán viendo píxeles y croma por doquier. Pese a que la recreación de la jungla ha sido el resultado de un arduo y minucioso trabajo previo, las escenas de acción aunque estén bien intencionadas chirrían. Se ha avanzado mucho en esta tecnología para ofrecer a quienes disfrutan del cine una experiencia lo más real posible, porque no somos tontos y sabemos que lo que estamos viendo es CGI. Pero mientras un espectador puede disfrutarlo sin poner ninguna pega, el ojo crítico acostumbrado a fijarse en estos detalles no lo pasará por alto, ya que estará sumido en la decisión de si le convence o no lo que está viendo.

Aventuras para gente no exigente

David Yates lo ha tenido complicado, pero al menos, ha conseguido recuperar la inversión que se hizo para realizar esta película. El responsable de las últimas películas de la saga 'Harry Potter' sabe cómo entretener al público, sabe cómo funciona ese amplio mundo que es el cine de aventuras, sabe cómo manejar la estructura de la narración audiovisual para que el espectador se sienta satisfecho tras ver la cinta. Por lo que no le podemos quitar el mérito de que lo ha intentado. Este año también estrena 'Animales fantásticos y dónde encontrarlos' por lo que esperaremos para comprobar si es cuestión de magia que esta película no ha terminado de sorprender todo lo que podría haberlo hecho.

La leyenda de tarzán

En definitiva, los trasfondos políticos, raciales y económicos que podemos ver en 'La leyenda de Tarzán' hacen que tenga un punto de vista único y claramente interesante ya que apenas se conoce la historia del Tarzán cinematográfico más allá de la jungla pero las escenas destinadas claramente para emocionar no acaban de cumplir su cometido. La acción deriva en un desenlace que, debido a que se ambienta en unos hechos reales, no acaba de convencer ni mucho menos. Pero es una película que entretiene, que sirve para pasar la tarde sin que te arrepientas de haber elegido ver esta película. No se convertirá en la mejor adaptación de la obra de Rice Burroughs pero es que tampoco lo han intentado.

Nota: 6

Lo mejor: Es entretenida a pesar de los fallos que tiene.

Lo peor: Da la impresión de que las imágenes por ordenador no terminaron de renderizarse.

Artículos recomendados

Netflix presenta el impresionante tráiler de la segunda temporada de 'Narcos'

'Narcos': Netflix presenta el tráiler de la segunda temporada

Comentarios

Noticias relacionadas