Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Todos los slashers del cine español

Javier Parra Sábado 29 octubre 2016

Fueron dos las películas que crearon el paradigma e hicieron posible el nacimiento del subgénero slasher. Por aquel entonces, algunos títulos puramente giallescos ya habían empezado a mutar para las nuevas generaciones, teniendo en cuenta la figura del psychokiller y el pertinente bodycount, por delante de la investigación policial.

Hablamos de 'El fotógrafo del pánico' de Michael Powell y 'Psicosis' de Alfred Hitchcock, ambas estrenadas en 1960. Otros son los títulos que se adelantaron a su época ('La casa maldita', 'Bahía de sangre'), pero si consideramos el verdadero nacimiento de uno de los subgéneros más explotados en el cine de terror, tenemos que irnos hasta mediados de la década de 1970, momento en el que se estrenaron 'Navidades negras' y 'La matanza de Texas', títulos primigenios que allanaron el camino a las futuras 'La noche de Halloween' y 'Viernes 13', creadoras del patrón básico para cualquier slasher que se precie.

Mil gritos tiene la noche

Copiando la fórmula americana

Durante las décadas de 1960 y 1970, el cine de género fantástico y de terror español, conocido como Fantaterror, tuvo como referentes a la Hammer y la producción italiana de giallos, pero en el momento en el que los títulos slasher empezaron a tener éxito entre el público, también se intentó copiar su fórmula, lo cual nunca dio tan buenos resultados como se esperaba. Narciso Ibáñez Serrador, Jesús Franco, Juan Piquer Simón, José Ramón Larraz o León Klimovsky, figuras clave del fantástico español, coquetearon (cada uno a su manera) con el slasher, regalándonos algunos títulos de culto y muchos exploits olvidables.

Con el renacimiento del subgénero gracias al 'Scream. Vigila quién llama' de Wes Craven en 1996, y en plena invasión de productos cortados todos por el mismo patrón, en España se decidió copiar de nuevo la fórmula yankee, algo que comenzó con 'El arte de morir' (el mejor slasher español moderno), al que siguió una retahíla de productos con calidad bastante discutible.

A continuación, hacemos un repaso a todos los slashers españoles, desde 'La Residencia' de Chicho al más reciente, en un recorrido que muestra la flaqueza de muchos de los trabajos, y que a partir del nuevo siglo, todos ellos han sido la única película dirigida por sus respectivos directores, de los cuales no se ha vuelto a saber nada.

Slashers españoles

1 'Afterparty'
'Afterparty'

Con su debut cinematográfico, Miguel Larraya no tuvo mucha suerte.

En ella, Luis Fernández encarna a Martín, protagonista de una famosa serie de televisión llamada 'Campamento Sangriento'. Una noche acude a una fiesta en una casa, donde despertará al día siguiente, encerrado junto a tres chicas. A través de un teléfono móvil, empezarán a recibir extraños vídeos donde se ve morir a otros jóvenes dentro de la misma casa y cuyo asesino está caracterizado como el de la serie que protagoniza Martín.

'Afterparty' intentó (sin éxito) lo de poner como reclamo para el público a dos estrellas juveniles de la televisión, Luis Fernández y Úrsula Corberó, quiso hacer una especie de pseudo homenaje a 'Scream. Vigila quién llama' para las nuevas generaciones y el resultado fue un bluf tan irrisorio como olvidable.

Afterparty en eCartelera
2 'Los Inocentes'
'Los Inocentes'

Podríamos decir que el mejor homenaje al slasher hecho en España fue este film coral, dirigido por alumnos de la ESCAC en 2013, en concreto por 12 jóvenes de dicha escuela (Carlos Alonso, Dídac Cervera, Marta Díaz, Laura García, Eugeni Guillem, Ander Iriarte, Gerard Martí, Marc Martínez Jordán, Rubén Montero, Arnau Pons, Marc Pujolar y Miquel Sànchez), quienes aportan, cada uno a su manera, su granito de arena a esta visión casi paródica del propio subgénero.

Siendo absolutamente autoconsciente del producto que se trata, y trayendo directamente títulos a la mente como 'Viernes 13' o 'Campamento sangriento', 'Los Inocentes' nos lleva hasta un albergue abandonado llamado Doce Colinas, sobre el que pesa una leyenda negra relacionada con un terrible accidente sucedido años atrás durante el 28 de diciembre.

Uno a uno irán cayendo a manos de un temible asesino por cierto gusto por las bromas macabras.

3 'XP3D'
'XP3D'

Otro despropósito con casting de actores conocidos de la pequeña pantalla como gancho fue el que llegó en 2011. Dirigido por Sergi Vizcaíno, 'XP3D' estuvo protagonizado por actorazos (nótese la ironía) de la talla de Amaia Salamanca, Maxi Iglesias, Úrsula Corberó o Luis Fernández, embutidos en su único y pobre registro de cara bonita en película/serie random, convirtiendo la experiencia de visionado de este slasher de título aberrante en algo parecido a una tortura china.

La historia nos presenta a un grupo de estudiantes que, alentados por el profesor de Ángela (Salamanca), viajan hasta Susurro, un pueblo minero abandonado donde investigar sobre la posible existencia de fenómenos paranormales. El bodycount está servido de la mano del espíritu del Dr. Matarga, quien fomentó la oscura leyenda del lugar y de quien se decía que torturaba y mataba a sus pacientes.

XP3D en eCartelera
4 'La Central'
'La Central'

¿Creíais que antes de 'Afterparty' y 'XP3D' no había habido nada que se le pareciese? Estabais equivocados, pues en 2006 se estrenó aquella aberración cinematográfica llamada 'La central', dirigida por Francesc Giró (de quien, para alivio de todos, nunca más se supo nada).

Desde aquí, hago un favor a todos aquellos lectores que no hayan visto la película, contándoles que la motivación que lleva al asesino a cometer sus crímenes es porque (¡atención!) no pudo ir a la universidad, motivo suficiente para llevar a sus amigos a una casa de campo cerca de un lago, donde escondido bajo un chubasquero y hacha en mano, los matará uno a uno porque considera que no son dignos de cursar una carrera universitaria.

Lo peor de todo es que el resultado final de 'La central' es mucho más horrible de lo que cualquiera pueda llegarse a imaginar.

La central en eCartelera
5 'La Monja'
'La Monja'

Si algo bueno tuvo la Fantastic Factory, fue su espíritu autoconsciente de factoría exploit que trajo títulos dirigidos por Stuart Gordon, Brian Yuzna, Paco Plaza y Jaume Balagueró. De este último es de quien surge la idea de 'La monja', slasher sobrenatural con secreto desvelado en la línea de 'Sé lo que hicisteis el último verano', que llegó poniendo todas sus cartas sobre la mesa y presentándose cual título casi testamentario de la Fantastic Factory.

Cristina Piaget es la encargada de ponerse en la piel de la Hermana Úrsula, directora de un internado femenino que cerró en 1988 después de su misteriosa desaparición. En realidad, fueron las jóvenes María, Cristina, Eulalia, Juana, Susana y Zoe quienes la hicieron desaparecer, hartas de los maltratos por parte de la religiosa, a quien ahogaron en la bañera para después lanzar su cuerpo al estanque.

Ahora, 18 años después, las muertes de Juana y María ponen en alerta al resto de viejas compañeras y a la hija de María, Eve (Anita Briem), quien ha visto cómo el espíritu de la Hermana Úrsula se manifestaba en busca de venganza.

La monja en eCartelera
6 'Rojo sangre'
'Rojo sangre'

Uno de los últimos títulos del prolífico Paul Naschy fue esta comedia negra que servía como crítica a la telebasura. En la época en la que triunfaban programas de culto como 'Hotel Glam' o 'El Castillo de las Mentes Prodigiosas', y cuando 'Crónicas Marcianas', 'Salsa Rosa' y 'Tómbola' servían de escaparate a que los famosos, famosillos y trepas de turno vendieran sus tripas al mejor postor, no es de extrañar que desde el cine se hiciera la debida lectura mordaz al mundo de la farándula.

Dirigida por Christian Molina y con un guion del propio Naschy, 'Rojo sangre' nos cuenta como un veterano actor llamado Pablo Thevenet (Naschy), harto de que su éxito se haya desvanecido y absorto por el triunfo de actores mediocres y famosos de tercera regional, decide dar rienda suelta a sus dotes camaleónicas para deshacerse de los que considera que son obstáculos en el camino.

Bibiana Fernández, Rosa María Sardá, José Lifante, Saturnino García, Laura Manzanedo, Miguel del Arco y Guillermo Montesinos son algunos de los rostros que se dejan ver en uno de los títulos clave del trash español contemporáneo.

Rojo sangre en eCartelera
7 'Más de mil cámaras velan por tu seguridad'
'Más de mil cámaras velan por tu seguridad'

David Alonso fue el culpable de 'Más de mil cámaras velan por tu seguridad', otro despropósito tan terrible como su título.

Porque lo de contar con actores provenientes de series de éxito como principal reclamo no es algo que se inventó con 'XP3D', sino que una década antes eso ya se estaba llevando a cabo con fatales consecuencias.

En esta ocasión, Antonio Hortelano (Quimi en 'Compañeros'), Fernando Andina (Mateo en 'Al salir de clase'), Laura Manzanedo (Clara en la misma serie) y Mónica Estarreado (Laura en 'La verdad de Laura') encabezaron el cartel de una historia en la que un grupo de universitarios recién salidos de una fábrica de clichés, se verán envueltos en una trama que intenta ser transgresora criticando al Gran Hermano que todo lo ve, y que se queda en un producto pretencioso que pasó de moda en el mismo momento en el que se estrenó en cines.

Más de mil cámaras velan por tu seguridad en eCartelera
8 'No debes estar aquí'
'No debes estar aquí'

Pablo Echarri, Tristán Ulloa, Pilar Punzano, Juan Díaz, Marian Aguilera y Andrés Gertrúdix encabezan el reparto de 'No debes estar aquí', título que llegó en 2002, un año antes que 'Más de mil cámaras velan por tu seguridad' y que se planteaba también desde la vertiente del tecno-thriller, en el que un grupo de jóvenes se conoce a través de un chat que organiza filtraciones a lugares peligrosos, algo conocido a día de hoy en el mundo youtuber y blogger como el de la "exploración urbana".

Jacobo Rispa, ganador de un Goya al Mejor Cortometraje en 1998 por 'Un día perfecto', debutó en el largometraje con este curioso título que merece revisión como rara avis dentro del cine de género español.

9 'Tuno Negro'
'Tuno Negro'

Debemos a Pedro Barbero y Vicente J. Martín la existencia de uno de los mayores guilty pleasures que ha parido el cine de terror español. Y no, no hacemos referencia a 'La lengua asesina', que también, sino a 'Tuno negro', que presentado con el tagline de "La ignorancia mata", convertía a algo tan típico de la cultura española como la tuna en un elemento inquisidor, imitando los esquemas del slasher yankee.

A algún desalmado encarnado en responsable de casting se le ocurrió que el papel protagonista, el de la scream queen en potencia, debía recaer sobre Silke. Por si fuera poco, el de la primera víctima del misterioso psicópata vestido de tuno no sería otra que Maribel Verdú, por aquello de que las estrellas son las primeras en morir. Porque ¿qué mas da que en el 2001 la Verdú hubiese traspasado ya la barrera de los 30 y nos la intentasen colar cual jovencita desvalida? ¿Acaso no habíamos tenido ya suficiente con Carmen Morales haciendo de adolescente en 'Al salir de clase'? ¿De verdad era necesaria una historia con moralina en la que un psicópata sembraba el pánico en Salamanca, la ciudad universitaria por antonomasia? ¿Jorge Sanz y Fele Martínez sabían lo que hacían? ¿Quién engañó a Eusebio Poncela para que participase en esto? ¿Qué hacía ahí Alexis Valdés?

Un cúmulo de preguntas sin respuesta que no hacen más que aportar misterio a uno de los títulos más desvergonzados del slasher español moderno, tan terrible como disfrutable.

Tuno negro en eCartelera
10 'School Killer'
'School Killer'

Llegados a estas alturas, no hay que ser muy inteligentes para saber que el nombre del director de este otro título tampoco consiguió prodigarse más allá de este. Porque, seamos sinceros ¿quién se acuerda de Carlos Gil más allá de su debut cinematográfico?

Zoe Berriatúa, Olivia Molina, Carmen Morales en modo punk, y Manuela Velasco antes de ser Ángela Vidal, fueron algunos de los protagonistas de 'School Killer', slasher con título sutil donde los haya y con Paul Naschy en el papel de El Vigilante.

La historia tiene dos líneas temporales, una en marzo de 1973, en una noche en la que un grupo de alumnos del colegio Internacional Montealto decide celebrar una fiesta en las instalaciones abandonadas del centro, la cual contará con un invitado que nadie espera. Por otro lado, veintisiete años después, otro grupo de jóvenes acude al lugar, desconociendo los horribles hechos que sucedieron ahí, viéndose envueltos en una noche de pesadilla cuando se den cuenta de que están presenciando unos extraños sucesos que conectan directamente con aquella fatídica noche.

11 'El arte de morir'
'El arte de morir'

En plena fiebre del resurgir del slasher norteamericano, llegaba en el año 2000 'El arte de morir', película dirigida por Álvaro Fernández Armero.

Con ciertos ecos a 'Sé lo que hicisteis el último verano', contaba como un grupo de amigos que compartía el secreto de la misteriosa muerte de uno de ellos, Nacho (Gustavo Salmerón), era asediado por una misteriosa figura en el momento en el que la investigación por el fallecimiento se volvía a abrir, cuatro años después.

Sergio Peris-Mencheta, Fele Martínez, María Esteve, Adrià Collado, Lucía Jiménez y Elsa Pataky (que tocó techo en su carrera como actriz siendo comida por una jauría de perros) se convertían en las potenciales víctimas del mejor slasher español moderno (tampoco es nada del otro mundo, pero el nivel general es el que es).

El arte de morir en eCartelera
12 'La matanza caníbal de los garrulos lisérgicos'
'La matanza caníbal de los garrulos lisérgicos'

Con el espíritu del cine de Jesús Franco y debiéndole mucho a la Troma y a la serie Z en general, 'La matanza caníbal de los garrulos lisérgicos' habla sola tan solo por su título.

Manuel Manquiña, Teté Delgado, César Strawberry, Silvia Superstar y Julián Hernández encabezan el reparto de esta película, dirigida a cuatro manos por Antonio Blanco y Ricardo Llovo, y en la que un grupo de jóvenes que regresa de un concierto de heavy metal por la madrugada, padece un accidente de coche por el que deben buscar ayuda.

Pronto se toparán con la familia Machado, quienes viven en una zona rural dedicada a la producción de embutidos. Los jóvenes se darán cuenta de que algo no anda bien y se verán inmersos en una barbarie de canibalismo sin precedentes.

Rodada durante la Semana Santa de 1993 en una granja gallega, 'La matanza caníbal de los garrulos lisérgicos', que fue grabada y comercializada en vídeo, supone un claro homenaje a clásicos del género como 'Las colinas tienen ojos', 'La matanza de Texas', 'Posesión infernal' y '2000 maníacos'.

13 'Al filo del hacha'
'Al filo del hacha'

Entre 'El arte de morir' y 'La matanza caníbal de los garrulos lisérgicos' habían pasado seis años, y entre esta y el slasher español que encontramos más cercano en el tiempo, pasaron otros cinco.

Así pues, con 'Al filo del hacha' nos remontamos hasta 1988 para encontrarnos con una copia descarada de ejemplos del slasher ya clásicos por aquella época como 'La noche de Halloween' o 'Viernes 13'. Rodada en inglés, su producción fue totalmente española, siendo el productor principal nada más y nada menos que José Frade, mientras que su director fue José Ramón Larraz ('Las hijas de Drácula', 'Los ritos sexuales del Diablo').

La película, con un mensaje tan misógino y machista que a día de hoy haría escandalizar a cualquiera, nos traslada hasta Nueva Orleans, donde varias mujeres están siendo asesinadas por un asesino que porta un hacha y no tiene piedad ni espíritu de la originalidad, pues no es más que una copia barata del Michael Myers creado por John Carpenter.

Al filo del hacha en eCartelera
14 'Mil gritos tiene la noche' aka 'Pieces'
'Mil gritos tiene la noche' aka 'Pieces'

Boston, año 1982. Un tranquilo campus universitario se ve sacudido por una oleada de brutales asesinatos cometidos por un hombre armado con una motosierra con la que desmembra a mujeres y se lleva partes del cuerpo con él. Investigación mediante, algunos desnudos, mucha sangre y vísceras (de ahí el éxito de la película en el circuito de autocines americanos, hábitat natural de los exploitation films) se darán la mano en 'Mil gritos tiene la noche'.

El sexto largometraje de Juan Piquer Simón, conocido también por su título internacional, 'Pieces', fue rodado en inglés en Valencia y se convirtió en título de culto en Estados Unidos, país donde la cinematografía de Piquer Simón (que empezó firmando como J. Piquer Simon y, con el paso de los años, como J.P. Simon) ha estado mejor considerada dentro del circuito del cine de terror que en España.

El guion estuvo escrito a seis manos por el propio Simón y Dick Randall (afamado productor de cine de serie B). La rumorología apuntó durante muchos años que Joe D'Amato también estuvo implicado en el proyecto, algo que al parecer no fue así. Eli Roth es uno de los realizadores actuales que más se ha encargado de reivindicarla como el clásico que es.

15 'Trauma (Violación fatal)'
'Trauma (Violación fatal)'

Con 'Trauma', a la que al parecer vieron inevitable añadirle el subtítulo de 'Violación fatal' por aquello del marqueting, nos vamos hasta el año 1978 con una producción dirigida por León Klimovsky, responsable de 'La noche de Walpurgis', clásico del fantaterror por antonomasia.

Protagonizada por Ágata Lys, Sandra Alberti, Henry Gregor, Ricardo Merino e Isabel Pisano, cuenta como una perturbada convertirá en pesadilla una noche en un parador al que llegan unos jóvenes y un escritor para hospedarse en él.

El cine del destape, el giallo y Hitchcock se dan la mano en este fallido ejemplo de exploit setentero.

16 'El asesino de muñecas'
'El asesino de muñecas'

En 1975, un actor al que pocos conocían llamado Miguel Madrid puso todo su empeño en dirigir una de las peores películas de la historia del cine español: 'El asesino de muñecas'.

De aspecto totalmente amateur, dirigida de la más terrible de las formas y con un montaje imposible que haría enrojecer al mismísimo Uwe Boll, de haber seguido con su carrera como director, a día de hoy podríamos estar hablando de Miguel Madrid como del Ed Wood cañí.

Además de regalarnos una serie de desnudos más que gratuitos por parte de su protagonista, el "actor" David Rocha, quien representa a la perfección lo que viene a ser estar sobreactuado, la delirante historia sobre el hijo de un jardinero que colecciona muñecas y que fue criado como una niña, se convierte en una tarea de difícil visionado desde el momento en el que la película decide tomarse en serio y empezar a pasear por el camino de la vergüenza ajena, en lugar de correr a través del desprejuicio y reírse de si misma.

Es tan horrible que acaba siendo fascinante.

El asesino de muñecas en eCartelera
17 'La Residencia'
'La Residencia'

Para su primera película de cine, Narciso Ibáñez Serrador tomó los elementos clave del giallo, algo de la temática de 'Psicosis' y nos regaló uno de los clásicos del cine de género español.

Producida por José Frade, 'La Residencia', fue la primera película española rodada en inglés, conocida también por sus títulos internacionales, 'The house that screamed' y 'The finishing school'. Estrenada en 1970 en Madrid, un año después llegaba a las pantallas estadounidenses, país donde se convertiría en objeto de culto.

La historia nos lleva hasta un exclusivo internado femenino, marcado por una incipiente represión sexual, donde todas las jóvenes son dirigidas por la férrea mano de Ms. Fourneau (Lilli Palmer), cuyo hijo, Luis, también vive asediado por la moral radical de su progenitora.

Unas extrañas desapariciones de muchachas harán que una de las internas empiece a sospechar de la directora, hasta que se descubran todos los secretos en un sobrecogedor desenlace.

Te puede interesar

La película de terror 'Siren' estrena tráiler

Primer tráiler para 'Siren', la película basada en el primer segmento de 'V/H/S'

Películas relacionadas

Comentarios

Noticias relacionadas