Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'El gruñón': La eterna batalla intergeneracional

Diego Da Costa Viernes 23 septiembre 2016

Un proverbio hindú dice que "la vejez comienza cuando el recuerdo es más fuerte que la esperanza." y la realidad es que no se equivoca. Dome Karukoski dirige 'El gruñón', donde las relaciones familiares son el principal eje de acción del film. Una historia que juega con el drama más cómico, trayéndonos un personaje de lo más variopinto como protagonista. Una muestra de cine finlandés contemporáneo en la que podemos ver también sus costumbres y su modo de vida. La película es una muestra de que los problemas intergeneracionales son universales y no distinguen entre nacionalidades y edades. Karukoski, originario de Chipre, presenta así su sexta película como realizador, siendo esta la que más repercusión internacional ha tenido, llegando incluso a ganar el premio al mejor actor para Antti Litja en el Festival de Cine de Jussi en 2015. La trayectoria de Karukoski avanza cada vez más en dirección a mostrarnos un cine más social y costumbrista. Algunos de los títulos más conocidos del realizador han sido 'Fruto prohibido' y 'La casa de las mariposas negras', además de su debut cinematográfico en 2005 con 'La bella y el bastardo'.

 'El gruñón'

En 'El gruñón' conoceremos a un particular abuelo que un día sin querer se cae por las escaleras de un sótano, teniendo una lesión en el tobillo. En contra de sus deseos, su hijo le convence para que se vaya durante un tiempo a Helsinki para someterse a rehabilitación. El hombre, obcecado con el pasado y las maneras en las que se hacían las cosas antes, no le pondrá fácil las cosas a su nuera. Entre recuerdos y manías, este abuelo de familia se dará cuenta que los tiempos han cambiado y ya nada es lo que era. ¿Será tiempo de renovarse?

El principal problema de 'El gruñón' es que Karukoski no ha sabido elegir un tema principal y un punto en el que gire la trama primaria, por lo que las distintas situaciones se mezclan de forma que no queda muy clara la intención que tiene la película o lo que en verdad te quiere contar. Está claro que estamos ante una batalla intergeneracional en la que se busca la comedia con la confrontación entre las personas mayores y sus costumbres y las nuevas generaciones de padres. El resultado es que no tenemos claro si con este film se busca plasmar una reflexión sobre la vejez o por el contrario, únicamente ofrecernos un retrato de la dificultad que en muchas ocasiones se tiene al vivir con un miembro de la familia con costumbres bastante retrógradas. La realización de mezclar los recuerdos con el presente todavía fomenta más esta sensación de ambigüedad en el tono, lo que provoca un regusto a confusión y que el espectador salga del cine sin tener muy claro cuál era el mensaje que quería transmitir el film. Habría sido un acierto buscar la manera en la que conectar ambas historias pero siempre cediendo a una de ellas la conclusión y el peso principal de la película como se ha hecho en 'Los recuerdos' o, hace ya años, 'El hijo de la novia'.

Aun así, el problema de 'El gruñón' no opaca el humor a veces más ingenioso y otras veces más explícito del film. Se ha sabido conjugar y conectar con la cotidianeidad y momentos realmente disparatados pero que en el personaje del abuelo no te llegan a extrañar para nada. ¿Por qué? Por esa condición delirante y esa personalidad tan marcada que dota del personaje un auténtico rey de la comedia sin querer serlo, lo que consigue que lo irrisorio de cada situación llegues a captarlo con naturalidad en relación a la historia que se está viendo. También el resto de personajes, no solamente los que tienen mayor presencia en pantalla, sino los esporádicos incluidos, hacen un cóctel que consiguen que durante la mayor parte del metraje te saquen carcajadas o alguna que otra sonrisa. De esta forma, pese a no haber concretado en el punto principal del film, por lo menos el género y el tono de la película sí es muy marcado, por lo que compensa en una parte bastante importante a la pieza que flojea en el largometraje de Karukoski.

 'El gruñón'

No cabe duda de que la principal estrella y el actor que se come totalmente la pantalla con esta película no es otro que Antti Litja. El finlandés nacido en 1938 consigue dar una interpretación magistral, tanto que parece que el actor sea en verdad así en la vida real. Dota a su personaje de personalidad, no convirtiéndose únicamente en el típico viejo cascarrabias y limitándose a ese papel, sino ofreciendo una amplia gama de sentimientos, en la que, es cierto, abunda el desconcierto y el anhelo por los tiempos pasados pero también, se produce esa contraposición entre su modelo de familia y de vida con el de su hijo y su nuera. Ha sido un acierto enfocar la película hacia la actuación de Litja, dado que el resto del plantel de actores, encajan y complementan a la perfección al finlandés pero no cabe duda de que lleva más de 100 proyectos, ya sean televisivos o cinematográficos, a sus espaldas. Una clase magistral de que el mundo de la actuación también está hecho para los más mayores y tiene todavía muchísimo que mostrar. Una actuación brillante.

El resto del plantel juega un papel fundamental, sobre todo la nuera que es quien comparte mayor parte del tiempo del metraje con el abuelo. El personaje de Miniä, interpretado por Mari Perankoski, da ese juego de modernidad e inclusive de crítica hacia aquellos sectores más conservadores y que no están dispuestos a cambiar. Además, es el reflejo de la actual sociedad finlandesa, no únicamente mostrando como viviría una familia media de Finlandia sino ese ímpetu e importancia del trabajo. El marido e hijo del abuelo, Poika, interpretado por Iika Forss, tal vez es el que más cojea. Pese a ser el hijo del protagonista, apenas tiene una relevancia importante, algo que por ejemplo sí consigue la mujer del protagonista, de esta forma vemos que Poika se convierte en un personaje de situación y que únicamente obtiene una mayor importancia en el último tramo de la película. Tal vez la razón no sea otra que la falta de sustancia con respecto al tema principal del film, como ya hemos comentado anteriormente.

 'El gruñón'

La fragilidad del recuerdo

Tal vez el papel más tierno y que dota de humanidad a la película es el de Emäntä, la esposa del gruñón. Petra Frey nos trae a una mujer enferma de Alzheimer que apenas puede moverse y ya no puede articular palabra. Este personaje es el que permite que podamos ver esos sentimientos de culpabilidad, amor y fragilidad del gruñón. Durante los flashbacks que se ven en el film se puede comprender la razón por la que el gruñón se ha quedado tan resignado a su vida y qué es lo que hace que defienda tan a fondo sus ideas. Pese a en ocasiones subraya ese carácter tan personal del protagonista, Emäntä muestra esa parte positiva y sentimental del personaje que hace que lo percibamos de forma más cercana y crea ese enlace empático necesario en este tipo de films.

Con respecto al recuerdo, la película se compone de varios de ellos, entremezclándose con el presente y dando un significado y explicación a lo que está ocurriendo. La fragilidad del abuelo en algunos recuerdos se ven justificados dado su intento de no reconocer que incluso él se equivoca. Un olor, un sabor, un coche, un sonido, cualquier elemento consigue en el film conectar con la vida anterior del gruñón, lo que da ese toque nostálgico tan acorde con su intención reflexiva en torno a la tercera edad. Aun así, estos momentos se ven ensombrecidos por el tono cómico de la película, que hace que en ocasiones chirríe bastante. 'El gruñón' es una película que busca mostrar las batallas intergeneracionales y que en su intento de innovar con la comedia acaba a medio gas entre la reflexión y el humor.

Nota: 6

Lo mejor: El humor y el personaje del gruñón con la naturalidad de Antti Litja para interpretarlo.

Lo peor: Una trama principal confusa que no deja en ningún momento clara la intención y el mensaje de la película.

Artículos recomendados

Descubre el papel secreto de Tom Holland en 'Un monstruo viene a verme'

Tom Holland tiene un papel oculto en 'Un monstruo viene a verme'

Comentarios

Noticias relacionadas