Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Gernika': Cuando lo que menos importa son las bombas

Mario Tejedor Viernes 09 septiembre 2016

Hasta la fecha no habíamos podido ver nunca ninguna película de presupuesto medianamente grande que tratase sobre el bombardeo a Guernica que tuvo lugar durante la Guerra Civil española, el 26 de abril de 1937. La última película de Koldo Serra fue 'Bosque de sombras', hace ya 10 años. Desde entonces ha trabajado en la televisión, hasta ahora, que sale a la luz 'Gernika'.

'Gernika' cuenta la historia de Teresa, una editora de la oficina de prensa republicana, donde ha ido a parar Henry, un famoso periodista americano que sigue en el negocio gracias al nombre, pero que hace mucho que ha perdido el interés por su propio trabajo. Vasyl, asesor ruso del gobierno republicano, está enamorado de Teresa, y siente celos del periodista americano... Y con razón, puesto que ambos se enamoran y comienzan una relación. Por su parte, Marta es una fotógrafa obsesionada por mostrar la verdad al mundo. Además de todo esto, creo que hay algo de un bombardeo o algo así por ahí, pero ni que la película tratara de eso.

Ingrid García Jonsson es Marta en 'Gernika'

Con esta premisa partimos, con una presentación de los personajes algo exagerada. Nos presentan al periodista que ha tocado fondo emborrachándose mientras ve propaganda política y gritando en medio del cine. Nos presentan a la fotógrafa jugándose la vida (o incluso se podría llamar intento de suicidio) metiéndose en medio de un fuego cruzado para hacer una foto (literalmente, están los soldados atrincherados porque el enemigo les está disparando, pero ella sale de la trinchera para conseguir dicha foto). El jefe de Teresa, que está enamorado de ella, en la primera escena le hace un regalo muy especial, además de darle flores. Pero bueno, el objetivo lo consigue, no es nada sutil, pero nos queda claro cómo va a ser cada personaje.

Y así asistimos a la versión española de 'Pearl Harbor' con otro triángulo amoroso con un bombardeo como telón de fondo, incluso hay una escena cuando llegan los aviones al pueblo y unos niños les miran que es muy muy parecida, pero en esta película cambiando a los militares por periodistas, y cambiando al héroe americano por... No, es americano también. La película cuenta con un reparto estelar desaprovechadísimo. Julián Villagrán dice tres frases. Bárbara Goenaga aparece cinco minutos. El personaje de Irene Escolar es ridículo, Álex García simplemente se pasea por allí en silencio y James D'Arcy y María Valverde protagonizan un romance más forzado que en las películas de Disney Channel. Aunque ambos hacen una actuación decente (ella mejor que él), la química entre los dos protagonistas simplemente no existe.

James D'Arcy interpreta a un periodista estadounidense en 'Gernika'

La idea de base no es mala, para empezar porque el bombardeo es un tema importante de nuestra historia que no se había tratado nunca antes con esta magnitud. Y para seguir porque la película trata muchos temas, como la moralidad en torno al periodismo que plasman en dos personajes contrapuestos, el de James D'Arcy y el de la fotógrafa, Ingrid García Jonsson. También habla de recuperar la esperanza y del horror de la guerra. El problema viene porque a veces no saben como tratarlo, y aunque el mensaje quede claro, no es creíble que alguien actúe de esa manera, quitándole fuerza.

Pero sin duda, el problema más grave de la película basada en el bombardeo a Guernica, es el bombardeo a Guernica. Te van mostrando a los alemanes preparando el bombardeo, bien. Lo malo viene cuando durante la hora y media que tarda en empezar el bombardeo, una gran cantidad de personajes se comportan como si ya supieran lo que va a pasar. Y para colmo, llegada la hora de la verdad, el bombardeo es lo menos importante de toda la película, y no hablamos sólo por el escaso tiempo que abarca dentro de la cinta, hablamos también de la importancia real, de que los personajes están en un bombardeo como si estuviera lloviendo. Si nos fijamos en los cadáveres que hay por las calles de Guernica, cobra más sentido la teoría de la lluvia, puesto que bien podrían haber muerto de un infarto. Los muertos que están perfectamente tumbaditos en las calles mientras caen las bombas, y no tienen sangre, ni ningún síntoma de que les haya caído una bomba encima más allá de estar un poco sucios. No soy un sádico, pero eché de menos un poco más de "realismo" ante un acontecimiento tan trágico.

 El reparto de 'Gernika'

Aunque me gustó la idea de la verborrea de idiomas, puesto que se juntan allí personas de todas las nacionalidades y es lo lógico que intenten entenderse entre ellos. Sin embargo el reparto está mal escogido para ello. Julián Villagrán es un actor español haciendo de un francés que habla en inglés. Algunos soldados alemanes hablan en un alemán con acento de Albacete, Jack Davenport e Ingrid García Jonsson también deben fingir acentos que no son los suyos, tarea que desempeñan como pueden, pero sin ser suficiente.

En definitiva, aunque la idea base está muy bien, parece no habérsele dado demasiadas vueltas al guión y nos encontramos con algunas escenas absurdas que no puedes terminar de creerte y un exceso de melodrama, acompañado de una música constante que hace el exceso de melodrama más excesivo y más melodramático. Unos actores que cumplen sin llegar a destacar y una elección de planos que no arriesga nada, lo que no es ni bueno ni malo, simplemente no vemos nada nuevo.

Nota: 4

Lo mejor: Los temas que intenta tratar, en alguna ocasión lo consigue.

Lo peor: Que en una película sobre el bombardeo de Guernica, los personajes tengan cosas más importantes que hacer que preocuparse por, precisamente, el bombardeo.

Artículos recomendados

El desastre de 'Ben-Hur se traduce en unas pérdidas superiores a los 100 millones

'Ben-Hur': Paramount y MGM se podrían enfrentar a unas pérdidas de 120 millones de ...

Comentarios