Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Última hora Vuelve a crecer la cifra de contagios y de muertes por coronavirus en España en las últimas 24 horas por segundo día consecutivo

Así regresó 'Mar de plástico': Nuevos crímenes, nuevas muertes

Jonathan Espino Martes 13 septiembre 2016

La pasada noche, Antena3 abrió su temporada seriéfila con el regreso de 'Mar de plástico'. La serie, protagonizada por Rodolfo Sancho, Pedro Casablanc, Patrick Criado y Luis Fernández, entre otros, volvió con nuevos misterios, nuevas muertes y nuevos personajes, entre los que ya avisamos que destaca un estupendo Miquel Fernández, quien trae de vuelta de entre los muertos a su personaje para poner Campoamargo patas arriba.

(Esta entrada contiene SPOILERS del primer episodio de la segunda temporada)

Como ya nos adelantaron en el final del último episodio emitido, la muerte central de esta nueva temporada será la de Marta, personaje interpretado por Belén López, quien es encontrada en un contenedor tras ser asaltada mientras trabajaba. Lo que no se nos dijo entonces fue que, en ese salto temporal, por fin, regresó al pueblo Pablo (Miquel Fernández), su marido, y que éste tuvo un fuerte enfrentamiento con Héctor (Rodolfo Sancho), quien se marchó del pueblo.

Mar de plástico

El asesinato, por la espalda y a sangre fría con un martillo, es presenciado a lo lejos por Sol (Adelaida Polo), la prima de Lola (Nya de la Rubia), quien sale corriendo para su casa y se encuentra con su hermano (Jesús Carroza) cubierto de sangre y pidiéndole que no diga ni una palabra. Sería demasiado evidente que éste fuera el asesino pero, durante todo el episodio, parece querer esconder algo y mantiene a Sol a raya, impidiéndole hablar con la policía.

Con este percal, Héctor regresa a Campoamargo para enfrentarse de nuevo a Pablo, a quien acusa de ser el responsable de la muerte de Marta. Todo apunta a que el marido de ésta podría tener algún trastorno grave tras volver de la guerra, ya que el comportamiento de su hijo deja entrever que le tiene miedo; además, cuando se queda a solas con Héctor, éste le hace ver que esconde algo: la mañana en que Marta murió, algo pasó, algo que no había sucedido antes. Sin embargo, Pablo manda a su hijo fuera del pueblo para cubrirse las espaldas.

Mar de plástico

Dejando a un lado el terreno policial, tenemos a los Rueda, con Juan (Pedro Casablanc) intentando levantar un nuevo negocio mientras que su hijo Fernando (un sorprendente Patrick Criado) cumple condena en prisión tras ser arrestado por los asesinatos de la temporada anterior. Juan está intentando volver a levantar su imperio y, para ello, se va a arrimar al árbol con más mala sombra del lugar: Vlad, interpretado por Florín Opritescu, un hombre que no tiene ningún problema en llevarse a quien sea por delante con tal de sacar sus negocios a flote (como Juan Rueda, vaya).

Por su parte, Fernando es uno de los presos más respetados. Le llaman 'El descuartizador' y eso le mantiene a salvo. Entre las cartas que recibe, hay dos que se diferencian de las demás (llenas de insultos por sus actos): la primera es de una chica que dice comprenderlo y que quiere verlo, la segunda es un anónimo hecho con palabras recortadas de artículos de periódico. Ambas dejan al chico algo descolocado pero lo que sí que no se espera es el ataque final que recibe por parte de dos presos en nombre de su padre. Y es que uno no juega con los Rueda y se va de rositas.

Mar de plástico

Eso deberían saber los que, hacia el final del episodio, dejaron en la piscina de la familia la cabeza del caballo que tenían en propiedad (todo apunta a que podría haber sido Pilar pero, ¿tiene la fuerza suficiente para llevarlo a cabo?)

¿Qué nos ha parecido el arranque de esta temporada?

Parece que el duelo que nos tendrá pegados a la butaca será el de Sancho vs. Fernández. El primero se mantiene igual de bien que en la primera temporada pero se ve superado por un Miquel Fernández que pide a gritos convertirse en el gran villano que la serie necesita. Y creo que lo va a conseguir no tardando mucho. A él, se suman Casablanc, tan sobresaliente como siempre, y Opritescu, que no deja de ser el típico personaje del norte de Europa pero que quizá nos dé la sorpresa.

'Mar de plástico' sigue teniendo algunos problemas, sobre todo, de verosimilitud (después de acusarle de asesinato, ¿Pablo pone a Héctor al mando de la operación?) pero es innegable que engancha y que ordena sus tramas con cabeza para mantener el misterio lo máximo posible aunque, sí es cierto que, por lo menos para mí, esta serie debería haber sido de una sola temporada pues, todo lo que pase a continuación, es una forma algo burda de estirar el chicle (muy bien tienen que explicar el asesinato de Marta para que me parezca factible).

Mar de plástico

Otro de los problemas que tiene la serie es que su reparto es capaz de maravillarte cuando aparecen sus pesos pesados pero también de dejarte muy frío cuando salen a escena otros actores no tan inspirados y que debilitan (y mucho) la credibilidad de las tramas.

En definitiva, 'Mar de plástico' sigue en la línea de la temporada anterior: acción, misterios bien hilados pero interpretaciones irregulares, tramas demasiado estiradas y de dudosa credibilidad.

Artículos recomendados

Las 11 series con más Emmy de la historia de la televisión

Las 11 series con más premios Emmy de la historia

Comentarios

Noticias relacionadas