Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Sully': Tom Hanks se sale en un film muy Eastwood, para bien y para mal

Berta F. del Castillo Viernes 04 noviembre 2016

El 15 de enero de 2009 el Capitán Chesley "Sully" Sullenberger aunó años de vuelo y conocimientos relacionados con accidentes aéreos para tomar una decisión más que difícil. Ante la pérdida de ambos motores en pleno vuelo llegó a la conclusión de que la mejor opción era realizar un aterrizaje de emergencia en el río Hudson, una maniobra imposible que evitaría que su avión, y las 155 almas que transportaba, se estrellase en una de las zonas más pobladas del planeta.

La proeza, impresionante para la mayoría, fue cuestionada e investigada a conciencia por la junta convocada para analizar lo sucedido, la NTSB (National Transportation Safety Board), algo que, mezclado con los síntomas del estrés post traumático que sufría Sully tras el accidente, hizo que este hábil piloto sintiera muchas cosas, pero no una cercanía con ese término que inspiraba en su entorno: héroe. Así, a pesar de lo emocionante de las recreaciones de lo que ocurrió ese día en el río, lo que de verdad te conmueve es ver pasar todo ese abanico de emociones por el rostro de un Tom Hanks nunca más talentoso y acertado.

 Aaron Eckhart y Tom Hanks en 'Sully'

'Sully' basada en las propias memorias del protagonista, la obra autobiográfica 'Highest Duty', tiene escenas absolutamente memorables gracias al trabajo de este intérprete que consigue cosas verdaderamente complicadas. Logra que, aunque conozcas las respuestas que está esperando, se te salten las lágrimas al ver su reacción, algo que enriquece absolutamente una película que, sin sus maravillosas interpretaciones, bien podría echar a andar o bien hacia una telenovela o hacia un telefilm de sobremesa, algo que no podría evitar un Eastwood cuya manera de narrar, tan simple a la par que efectiva y efectista, puede irritar a muchos.

A mi la primera. Tras años en la industria este actor, reconvertido en director mas que aclamado, se sabe de pe a pa como funciona un film, que teclas tocar en cada momento, que cosas resultan y cómo estructurar una historia para que conmueva al espectador. Ahora bien, ese método suyo ya huele a rancio, sobre todo cuando lo mezcla con un exceso de patriotismo insoportable que deja escenas como para dar un poco de vergüencita ajena. Sí, hablo de Clint Eastwood. Sé lo raro que puede sonar porque este cineasta suele gozar del beneplácito de la crítica, pero resulta que, aunque yo estoy más que a favor de que una película me manipule emocionalmente, resulta que no me gusta darme cuenta en el proceso.

 Tom Hanks en 'Sully'

La narrativa simple, inspirada por este director y productor, por un guión de la pluma de Todd Komarnicki y lo plasmado por Sully en su novela, nos lleva a tener que soportar diálogos tan sutiles como "lo que has hecho es la mejor noticia que hemos tenido en Nueva York en mucho tiempo, sobre todo relacionada con aviones". Nótese el trasfondo sarcástico.

Vamos a ver, no pongo en duda que en la vida real alguien pueda hacer ese comentario tan de andar por casa, pero un film no puede beber de poner en boca de absolutamente todos sus personajes este tipo de frases manidas, más que nada porque le resta empaque a una historia que se lo merece todo. Quizá por el tono de heroísmo inherente a los hechos reales, se soporta mejor el patriotismo que impregna cada fotograma. Sully hizo lo imposible y se merece toda la exaltación que se le quiera adjudicar, aún así, probablemente la película sería mucho mejor sin esa oda constante a la patria.

 Tom Hanks y Aaron Eckhart en 'Sully'

Ojo, todo esto no quita que Eastwood sea un excelente director de escena. No solo Hanks esta brillante, Laura Linney y Aaron Eckhart también hacen un trabajo fascinante que contrasta con las interpretaciones no tan acertadas de algún que otro secundario. No se puede sacar la artillería pesada para los protagonistas y dejar escenas colgando, carentes de una emoción necesaria, por tirar de un secundario no tan acertado.

Aún así el film funciona, y lo hace de maravilla. Por los papeles magníficamente interpretados, pero también por una estructura perfecta que se mantiene a flote a pesar de esa insistencia de Eastwood en plantear según que escenas con ese toque burdo. La narración está estructurada de la forma más inteligente para un film de este estilo, alternando los instantes de la investigación con aquellos del accidente aéreo. ¿Lo sorprendente? Que por muchas veces que veamos lo que sucedió, el film no transmite una sensación repetitiva, mas bien todo lo contrario, ya que logra plasmar una emoción diferente en cada momento.

Nota: 7

Lo mejor: El papelazo que se marca Tom Hanks.

Lo peor: El patriotismo y la poca sutileza de Clint Eastwood a la hora de plantear algunas escenas.

Artículos recomendados

Quentin Tarantino lo confirma: su jubilación está muy cerca

Quentin Tarantino lo deja bien claro: Dos películas más y se retira

Comentarios

Noticias relacionadas