Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Absolutamente Fabulosas': Larga vida a las reinas del humor irreverente

Javi P. Martín Viernes 11 noviembre 2016

Las chicas jóvenes que desafían los roles tradicionalmente femeninos están de moda. 'Girls', 'Broad City' y Amy Schumer son una celebración de la libertad y la independencia hasta el punto más extremo: el derecho a ser un desastre, a hacer lo que les dé la gana incluso cuando no tienen ni idea de qué quieren hacer, o a, directamente, ser malas personas, unas "zorras", como en 'UnREAL'.

La televisión estadounidense está sirviendo de escenario para ello (en el cine, Schumer juega con ello en 'Y de repente tú' para acabar echándose novio y sentando la cabeza), pero todas ellas le deben mucho a dos mujeres que ya hacían exactamente esto en cierta sit-com británica durante los 90.

'Absolutamente fabulosas'

Patsy y Edina, Edina y Patsy. 'Absolutamente fabulosas' es todo un éxito de BBC desde que se estrenara en 1992, creada por Jennifer Saunders, quien además interpreta a la protagonista. Fuera de las islas ha encontrado un público de culto, sobre todo en la comunidad gay.

Saunders (Edina) y Joanna Lumley (Patsy) interpretaban a una relaciones públicas y la editora de una revista de moda respectivamente, ambas alcohólicas en el sentido fashion de la palabra, cocainómanas, dedicadas al encadenamiento de fiestas, reinas de la incorrección política. Los años han pasado pero no por ellas, nunca por ellas: Saunders y Lumley tienen 58 y 70 años respectivamente, pero Edina y Patsy no tienen edad. Por eso fue tan importante siempre el contrapunto, encarnado por Saffron (Julia Sawalha), la hija de Edina, adolescente con la cabeza sobre los hombros, empollona y responsable. Las tres vuelven en esta película, cuatro años después del último episodio especial emitido durante las Olimpiadas de Londres (la serie tuvo un total de 40 capítulos repartidos entre 1992 y 2012).

Dirige Mandie Fletcher, también curtida en la comedia televisiva británica, que se centra en lo mejor que tuvo siempre 'Absolutamente Fabulosas', el buen hacer cómico, tanto físico como verbal, de Saunders y Lumley, y la química entre ellas. Sostuvieron una sit-com durante 20 años intermitentes, y ellas son la razón para ver esta película.

'Absolutamente fabulosas'

No la única, pues la cinta es una parodia del mundo de la moda llena de cameos, a lo 'Zoolander' pero más british (esto es: con más mala leche). La premisa es muy loca: Edina anda corta de clientes (solo le siguen siendo fieles Emma Bunton, de las Spice Girls, y la estrella británica del pop Lulu), e intentará "cazar" a Kate Moss en una fiesta, pero acabará tirándola sin querer al Támesis, y siendo perseguida y acusada por la opinión pública de haber matado a la supermodelo.

Es mejor contar lo justo, por lo obvio: los giros son tan surrealistas que es gracioso no conocerlos, pero también porque la historia es, como suele ocurrir en trasvases como este, una excusa para encadenar gags. Una decisión acertada para que Patsy y Edina brillen en todas sus escenas juntas, pero que hace que la película de 'AbFab' no consiga tener sentido en sí misma. Podría haber sido un especial de una hora en BBC, y no tendríamos que haber pagado una entrada de cine para verla. Por otra parte, de esa manera no habría llegado a España, así que agradecemos el intento.

Fabulosos cameos

'Absolutamente fabulosas'

'Absolutamente fabulosas' siempre se caracterizó por estar llena de guiños y referencias a un mundo lujoso y lejano a muchos de nosotros. Teníamos que conformarnos con partirnos de risa con la mitad de los chistes que éramos capaces de entender, y aun así era suficiente. Lo mismo ocurre con la incursión en el cine, pero además añadimos la presencia de decenas de celebrities que conforman en sí mismos una razón más para ver la cinta.

Además de Moss y la Spice Emma, hay caras como Jon Hamm, Gwendoline Christie, Rebel Wilson, Chris Colfer de 'Glee', Joan Collins, Jean-Paul Gaultier, LaRoux y una interminable pasarela de rostros, muchos de ellos reconocibles para el gran público, otros cuantos que se escaparán probablemente fuera de la cultura popular británica. De todos modos, es como asistir a una fiesta llena de gente que intuyes que es importante, aunque no sepas muy bien por qué. Como toda buena fiesta, sobre todo junto a Edina y Patsy, acabarás inconsciente antes de darte cuenta. En el buen sentido.

Nota: 6

Lo mejor: Para los fans de la serie, volver a ver a Edina y Patsy en acción no tiene precio

Lo peor: No consigue ser algo más que una excusa para la acumulación de gags

Artículos recomendados

Crítica de 'Jack Reacher: Nunca Vuelvas Atrás'

'Jack Reacher: Nunca Vuelvas Atrás': Sigue corriendo, Tom

Comentarios

Noticias relacionadas