Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Forrest Gump': Tom Hanks desvela cuál es la escena favorita de su mujer

Ana Ramos Lunes 28 noviembre 2016

A día de hoy, aún no nos hacemos a la idea del poder que ha tenido la emocionante 'Forrest Gump', una película de la que se sacaron citas célebres que seguimos usando en nuestro día a día, a pesar de que sea una pelicula de 1994. La historia de un hombre tan simple como lo era Forrest con una vida tan increíble ha emocinado a la gente durante décadas.

Seguramente habrás visto la película mil veces, pero ni con esas la habrás visto tantas veces como la mujer de Tom Hanks, Rita Wilson. Por lo que se ve, la mujer adora una de las escenas en particular; y, para daros más pistas, os diremos que tiene que ver con correr.

Tom Hanks en 'Forrest Gump'

La divertida confesión nos llega de la mano de CinemaBlend, tras la reciente aparición de Tom Hanks en 'El Show de Graham Norton'; programa en el cual confesó cual era la escena favorita de su esposa. Resulta que, en la escena en cuestión, Hanks sale corriendo; y es precisamente eso lo que le gusta a Rita Wilson, el "culito" de su hombre mientras corre. Hanks estuvo trabajando su físico para realizar la escena y correr todo lo que pudiera, lo que le proporcionó unos buenos gluteos que su mujer sabe disfrutar. De hecho, el actor confiesa que, cada vez que ven la escena, ella retrocede y la pone de nuevo para poder ver ese bonito "Hanks ass" (culo de Hanks).

Para meterse más en el momento, el presentador Graham Norton le pidió a su invitado que recrease el momento en el que Forrest descubre cuánto le apasiona correr. Hanks, obligado pero contento, quiso dejar claro que no recordaba el texto, por lo que se lo tuvieron que facilitar. Una vez hecho el agradecimiento a la chica que le sujetó el texto detrás de la cámara y con todo de su parte, Hanks se atrevió con el clásico Forrest. Lo más sorprendente de todo es que, a pesar de los años que han pasado, el actor no ha perdido ni un ápice del personaje y recitó el texto a la perfección.

Los mejores personajes de Tom Hanks

10 Allen Bauer ('Un, dos, tres... splash')

Después de curtirse en la televisión durante la primera mitad de los años ochenta, Ron Howard (uno de los directores que más han influído en su carrera) le dio la alternativa en la gran pantalla con su primer protagonista cinematográfico, el del enamoradizo Allen Bauer que un buen día descubre que la chica de sus sueños es... una sirena (Daryl Hannah). 'Un, dos, tres... splash' (1984) era una modesta comedia romántica de toques fantásticos sin muchas pretensiones, pero dio a conocer al joven Hanks a nivel internacional y le abrió las puertas a un género (la comedia americana ochentera, con todos los hallazgos y clichés que queráis atribuirle) del que fue uno de los reyes hasta bien entrada la década de los noventa.

Un, dos, tres... Splash en eCartelera
9 Robert Langdon ('El código Da Vinci')

Quizá las aventuras del investigador Robert Langdom (surgido de la imaginación del escritor Dan Brown) no sean las obras literarias y cinematográficas más prestigiosas del mundo, pero acumulan millones de lectores en todo el planeta y sus réditos en taquilla han dado, hasta la fecha, para tres películas: 'El código Da Vinci' (2006), 'Ángeles y demonios' (2009) e 'Inferno', que llegará a las salas el próximo otoño. Con la salvedad de 'Toy Story', esta es la única saga cinematográfica de la que ha formado parte.

El código Da Vinci en eCartelera
8 Josh Baskin ('Big')

Películas como 'Despedida de soltero' (Neal Israel, 1984), 'El hombre del zapato rojo' (Stan Dragoti, 1985) o 'Dos sabuesos despistados' (Tom Mankiewicz, 1987) habían convertido al joven Tom Hanks en prototipo de cómico "para mayores de 13 años". Sin embargo, en 1988 protagonizó una de las comedias para todos los públicos más fantásticas y entrañables de la década, 'Big', aquella en la que se convertía en el cuerpo adulto de un niño de once años y nos descubría, a través de su inocente y gamberra mirada, una percepción sincera del mundo cínico e incomprensible de los adultos. La cinta fue todo un éxito, y su verosímil interpretación le valió todo un reconocimiento: su primera nominación a un Oscar de la Academia.

Big en eCartelera
7 Richard Phillips ('Capitán Phillips')

Uno de los papeles más unánimemente aplaudidos (y que le valió la que, hasta ahora, es su última nominación al Oscar) fue su encarnación del capitán Richard Phillips, personaje real que con su audacia y temple logró salvar la vida de su tripulación, secuestrada en su propio carguero por un reducido grupo de piratas somalíes. Paul Greengrass le brindó la oportunidad de lucirse con un trabajo contenido y veraz, prototipo del héroe cotidiano dispuesto a jugársela a su pesar.

Capitán Phillips en eCartelera
6 Woody (saga 'Toy Story')

Que sea una cinta de animación nos priva de verle el rostro, y el doblaje en países de habla no inglesa impide que su trabajo con la voz pueda ser apreciado en su justa medida. Quizá no todos sepan que Tom Hanks es el inefable sheriff de trapo Woody de la serie 'Toy Story', pero es justo reconocer su contribución a uno de los personajes más carismáticos, reconocidos y queridos por públicos de todas las edades en una de las sagas cinematográficas más brillantes que han surgido de la factoría Pixar. ¡Hay una serpiente en mi bota!

Toy Story (Juguetes) en eCartelera
5 Michael Sullivan ('Camino a la perdición')

Taciturno, introvertido, discreto y homicida. Echemos de menos en la carrera de Tom Hanks algún personaje de villano, y quizá lo más cercano lo encontramos en este gángster con principios (pero que no duda en tirar de gatillo si la situación lo requiere) obligado a coger carretera y manta para proteger la vida de su primogénito. En su momento, 'Camino a la perdición' no tuvo el reconocimiento que se merecía, y tanto esta sobresaliente película de Sam Mendes como el trabajo de Hanks (así como el del resto del fabuloso elenco) merecen ser recuperados y reivindicados.

Camino a la perdición en eCartelera
4 Chuck Noland ('Náufrago')

Seis años después de haber trabajado juntos en la exitosa 'Forrest Gump', Robert Zemeckis retó a Tom Hanks a un verdadero tour de force físico e interpretativo para una película en la que, casi en su 80%, él sería el único actor en pantalla. Para 'Náufrago' (2000), cuyo rodaje se llevó a cabo en orden secuencial, Hanks engordó hasta 20 kg. para interpretar al personaje durante la primera parte del film; la producción se detuvo durante ocho meses, tiempo que el actor empleó para someterse a una estricta dieta (perdió 30 kg.) y dejarse crecer el pelo y la barba, hasta conseguir el aspecto que luce en el tercer acto del film. Un esfuerzo que fue recompensado con un Globo de Oro y una nueva nominación al Oscar, y aunque la película tuvo una recepción algo tibia por parte de crítica y público, con el tiempo se ha convertido en un pequeño y querido clásico con estimables índices de audiencia en cada reposición televisiva.

Náufrago en eCartelera
3 Capitán Miller ('Salvar al soldado Ryan')

Tomar Normandía, asaltar un puesto de control nazi o proteger un puente vital para el avance del Ejército Aliado parece mucho más fácil bajo el mando de un capitán como Miller en 'Salvar al soldado Ryan' (1998), primera de las fructíferas colaboraciones que a lo largo de los últimos veinte años han mantenido Tom Hanks y Steven Spielberg (actor y director, respectivamente, de 'Atrápame si puedes', 'La terminal' y 'El puente de los espías', y ambos como productores de 'Hermanos de sangre' y 'The Pacific'). Hanks supo combinar la autoridad y disciplina de un mando militar con la sensibilidad de un hombre corriente que solo desea volver a casa, y que siente cómo se aleja cada vez que muere uno de sus chicos o abate a un enemigo. Un trabajo magnífico.

Salvar al soldado Ryan en eCartelera
2 Andrew Beckett ('Philadelphia')

Tom Hanks, rey de la comedia de los ochenta, ya había tenido un par de escarceos con otros géneros con un éxito relativo ('La hoguera de las vanidades', 'Algo para recordar'), y a principios de la última década de siglo parecía condenado a repetirse en un tipo determinado de personajes graciosos y agradables. El productor Edward Saxon y el realizador Jonathan Demme apostaron fuerte por él como protagonista de su controvertida 'Philadelphia' (1993), la historia de un abogado de éxito repudiado por su condición de homosexual y portador del VIH. Es difícil determinar si Hanks hizo más por la comunidad gay con su honesto trabajo en el film o con su emocionante discurso en la gala de los Oscar de 1994 (cuando subió a recoger la primera estatuilla de su carrera de manos de Emma Thompson), pero en cualquier caso, y al margen de las diversas consideraciones alrededor del film (para unos, es un mero telefilm con aspiraciones; para otros, un valiente primer paso en un tema en el que Hollywood, hasta entonces, nunca se había mojado), su Andrew Beckett se convirtió en un verdadero icono de respeto, tolerancia e igualdad.

Philadelphia en eCartelera
1 Forrest ('Forrest Gump')

¡Y pensar que este personaje fue ofrecido en un primer momento a John Travolta! ¿Alguien podría hoy imaginarse al simpar 'Forrest Gump' con otro rostro y otra personalidad que no fuera la que le insufló un inconmensurable Tom Hanks? Un guion magnífico a cargo de Eric Roth (sobre la novela de Winston Groom), una dirección ejemplar bajo la batuta de Robert Zemeckis, un elenco en estado de gracia y unos avances tecnológicos al servicio del cine como nunca antes se habían visto. Pero nada de eso hubiese tenido sentido sin la metódica interpretación de Hanks, que dio vida y alma a uno de los personajes más queridos de la historia del cine reciente (y que, como contraprestación, le otorgó su segundo Oscar consecutivo, algo que hasta entonces solo había logrado Spencer Tracy); él era el verdadero efecto especial de la película.

Forrest Gump en eCartelera

Para recapitular

La escena en cuestión resulta ser en la que Forrest decide dejar sus problemas atrás y sólo correr. Su vida entera siempre giró entorno a correr, por eso decidió no parar nunca. Cuando está saliendo de su casa, la camara capta a Forrest saliendo a la carretera; un plano que ayuda a que puedas fijarte mejor la próxima vez que veas la peli en ese culito del que tanto se habla últimamente.

Y para haceros pensar un poco, os lanzamos una pregunta que dejaron en CinemaBlend (y que nos ha hecho reflexionar): si su culo pintaba bien cuando empezó a correr, ¿os imagináis cómo estaría después de no parar durante 3 años, 2 meses, 14 días y 16 horas? Quizá Jenny no supo apreciarlo como debía; pero, afortunadamente para ella, Rita Wilson sí.

Artículos recomendados

Las películas de Joe Dante, de peor a mejor

Las 10 películas imprescindibles de Joe Dante, de peor a mejor

Comentarios

Noticias relacionadas