Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

ÚLTIMA HORA: El Príncipe Andrés se retira de los actos oficiales por el Caso Epstein

'Girls', más provocadora y madura que nunca en su temporada final

Pedro J. García Martes 07 febrero 2017

Hace cinco años que conocimos a "la voz de una generación", Hannah Horvath, la egocéntrica y caótica protagonista de 'Girls'. Y muchas cosas han pasado desde entonces. HBO estrenaba en 2012 una de las series sobre las que más se escribirían en los últimos años, una aclamada historia sobre la vida de cuatro veinteañeras en Nueva York que acabaría convirtiéndose en uno de los principales pilares de la comedia millennial.

A pesar de no contar con índices de audiencia espectaculares, HBO depositó toda su confianza en Lena Dunham y su personalísimo proyecto (co-producido por Judd Apatow y Jenni Konner), que este año toca a su fin con la sexta temporada, después de una trayectoria marcada por el elogio de la crítica y, por supuesto, la polémica. Porque ni 'Girls' ni su creadora se han cortado un pelo en sus seis años de emisión (bueno, quizá uno), llevando un paso más allá la representación del sexo en pantalla, el papel de la mujer en la ficción y las posibilidades narrativas del medio televisivo.

El reparto de 'Girls' para The Hollywood Reporter

La propia Dunham ha reconocido que la primera temporada de su serie fue un work in progress, un ejercicio de ensayo y error en el que los personajes aun no estaban muy perfilados y sus tramas parecían deslavazadas debido a la naturaleza fuertemente independiente de los episodios. La evolución de la serie y de Dunham como guionista quedó más que manifiesta el año pasado, con una quinta temporada ejemplar que mostraba una historia mucho más centrada y nos dejaba auténticas joyas, como el episodio centrado en Marnie, 'The Panic in Central Park' o su inspirada season finale.

Y ahora, el recorrido personal de Hannah (Dunham), Marnie (Allison Williams), Jessa (Jemima Kirke) y Shoshanna toca a su fin en 2017. Al menos el tramo que su creadora ha decidido mostrarnos, porque ya sabemos que tras el final de una serie, la vida sigue, tanto para el espectador como para los personajes (a menos que se trate de 'A dos metros bajo tierra'). La sexta y última temporada pretende situar a sus personajes en el camino... o en un camino. Todavía no sabemos hacia dónde nos llevará, pero de eso se trata precisamente. De la búsqueda de uno mismo, de quién somos y quién queremos ser, que es de lo que nos ha estado hablando 'Girls' desde el principio.

En eCartelera hemos podido ver ya los primeros tres episodios de la temporada final de 'Girls' y podemos asegurar que la serie sigue tan brillante como siempre, pero también que vuelve más divertida y provocadora; y además, el reparto nunca había estado mejor (¿Dónde están esos Emmy para Dunham y Adam Driver?). Si este es el nivel que nos espera toda la temporada, preparos para despediros de estas chicas por todo lo alto.

Girls & Boys

La sexta temporada da comienzo con un episodio extendido de 41 minutos de duración (el más largo de la serie hasta la fecha), en el que nos reecontramos con Hannah, Marnie, Shoshanna y Jessa poco después de los acontecimientos de la quinta temporada. A pesar de lo emocionalmente turbulento que fue el año pasado para las chicas, estas siguen más o menos igual que siempre. Narcisistas, egocéntricas, autoengañándose y buscando la aprobación de los demás para mantener en pie la fachada de sus vidas. Pero a la vez más humanizadas y dando indicios de cambio, abriendo la puerta hacia la madurez, o algo parecido.

Zosia Mamet

Hannah está intentando procesar el descubrimiento de la relación entre su ex, Adam, y Jessa, y lo hace de la mejor forma que sabe: escribiendo. Es el regreso definitivo de la Hannah escritora, después de un tiempo dedicada a menesteres pedagógicos (nadie se creyó nunca a la Hannah profesora). Mientras, Marnie oscila entre Ray (Alex Karpovsky) y Desi (Ebon Moss-Bachrach), con el que continúa su proyecto musical a pesar de estar divorciándose de él; es decir, dejando que sean los demás los que la definan, como siempre. Por otro lado, Jessa se ha entregado por completo a la locura tóxica y destructiva de su relación con Adam, y parece haber encontrado la paz en el caos de su vida en común, a pesar de que la desaprobación de sus amigas. Y por último, Shoshanna inicia una nueva aventura profesional, pero sigue tan perdida como siempre.

Aunque ellas siempre serán el foco de atención principal, en esta última temporada, 'Girls' parece interesada en seguir dando más énfasis a los personajes masculinos, Adam, Ray, Elijah (Andrew Rannells) y Desi. Es más, Dunham ha aprendido que mantener a sus personajes siempre separados no beneficia a la serie, por lo que ya desde el principio podemos notar cómo ellas y ellos pasan más tiempo juntos, conociéndose mejor, odiándose, alimentándose mutuamente los egos y volviéndose locos los unos a los otros. Los primeros dos episodios de la temporada incluyen tramas más entrelazadas en las que los personajes están más involucrados los unos con los otros, lo cual enriquece la serie de cara a su recta final.

Hannah vs. Lena

Pero por supuesto, la protagonista de 'Girls' sigue siendo Hannah, o lo que a veces es lo mismo, Lena Dunham. Desde que se hiciera famosa gracias a la serie, Dunham ha protagonizado numerosas controversias y ha sido objeto de duras críticas por su sentido del humor, su inclinación política o sus opiniones. Por eso, desde hace un par de temporadas podemos notar en el discurso de la serie una tendencia a responder a sus detractores (este año hay más diversidad racial, por ejemplo), a explicar y corregir su comportamiento a través de su personaje, incluso a reflejar la imagen que gran sector del público tiene de ella: "Me importa una mierda todo, pero a la vez tengo opinión para todo, incluso para los temas de los que no estoy informada", dice en la season premiere.

Hannah madura

Después de dos primeros episodios marcadamente cómicos en los que Hannah inicia un nuevo viaje de autodescubrimiento, en el primero recibiendo clases de surf en Los Hamptons y en el segundo viajando con Marnie y Desi al pueblo de Poughkeepsie, 'American Bitch', el tercero, se centra exclusivamente en dos personajes, ella y un autor acusado de agresión sexual al que interpreta el protagonista de 'The Americans', Matthew Rhys (y por el que no nos extrañaría verlo nominado al Emmy el año que viene).

Este episodio en cuestión parece un reflejo de aquel mítico 'One Man Trash', el capítulo de la segunda temporada en el que Hannah vivía un idílico día alejado de la realidad con Patrick Wilson. Solo que esta vez, el romance (o la idea del romance) no hace acto de presencia. En su lugar, lo que nos deja el capítulo es una agria y estimulante reflexión sobre el abuso sexual, el consentimiento y el uso de Internet como arma o herramienta para abordar el tema.

'American Bitch' es el capítulo con el que Dunham se propone dejar claro su punto de vista sobre estos temas, reflejando a la vez las zonas grises en las que se mueve. En él nos encontramos a una Hannah en principio más inteligente y reflexiva, y a una Lena firme en su postura feminista, a pesar de que es consciente de que no va a hacer cambiar de opinión a sus haters. Polémicas aparte, 'American Bitch' demuestra que la escritura de Dunham sigue tan afilada como siempre, y constituye media hora que sin duda va a dar mucho que hablar.

Más explícita que nunca

Como decía, este inicio de temporada se caracteriza por un tono más cómico y desenfadado, cortesía sobre todo de Hannah y sus aventuras alejada de Nueva York (¿Será posible que la respuesta a todo consista en despertar del sueño de la gran ciudad?). En el primer episodio, 'All I Ever Wanted', Dunham lleva a cabo una hilarante sátira sobre el machismo y la superficialidad en el que la acompaña el actor de moda Riz Ahmed ('The Night Of', 'Rogue One: Una historia de Star Wars'), en el sorprendente papel de un instructor de surf que ayuda a la protagonista a tomarse la vida de otra manera.

Lena Dunham y Riz Ahmed

Antes de que hayan transcurrido veinte minutos, 'Girls' ya nos ha dejado caer dos deshinibidos desnudos integrales de sus protagonistas. Desde la primera temporada, Dunham se ha propuesto romer tabúes y normalizar la experiencia sexual en televisión como algo menos glamuroso e idealizado de lo que acostumbramos a ver. Y si pensabais que el contenido explícito iba a suavizarse en estos nuevos episodios, estáis muy equivocados. Lena se sigue desnudando más que nunca, buscando el ángulo menos favorecedor e incomodando para invitar a la reflexión sobre la dictadura del cuerpo. Especialmente para enmarcar son una conversación sobre su vello púbico y el secreto de belleza de Shailene Woodley. No digo más.

¿Qué quieres ser de mayor?

Esta es una de las preguntas más importantes que plantean los primeros capítulos de la temporada final de 'Girls', en los que se empieza a indagar, ya de forma definitiva y real, en la amistad (o lo que sea) que mantiene a estos personajes unidos (por decirlo de alguna manera).

'Girls'

Después de cinco años de errores, engaños y decepciones, llega la hora de plantearse hacia dónde nos dirigimos. La temporada final arranca con la idea de que todos tenemos nuestro camino, y recorrerlo conlleva una lucha continua para definirse a uno mismo. Esta es la cuestión central de 'Girls', y parece que Dunham se ha propuesto explorarla hasta las últimas consecuencias. No sabemos si Hannah, Marnie, Jessa y Shoshanna encontrarán su camino, pero estamos seguros de que averiguarlo será una gran experiencia.

La sexta y última temporada de 'Girls' se estrena en HBO España el 12 de febrero.

Artículos recomendados

La figura central de 'Vengadores: Infinity War' no es la que esperamos

'Vengadores: Infinity War' se centrará en Thanos y Marvel se muda al espacio

Comentarios

Noticias relacionadas