Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Logan': Hugh Jackman quería que el final fuese diferente

Esther Andrés Jueves 16 marzo 2017

Spoilers de 'Logan'

Sobra decir que éste artículo está hecho para todo aquel que ya haya tenido el placer de ver en cines la última película (o no) de Hugh Jackman como Lobezno. 'Logan', que fue estrenada el pasado 3 de marzo, ya contaba antes de esa fecha con numerosas críticas por su alarmante calificación. Y es que después de verla, a más de uno nos dio qué pensar. Pero no fue por la violencia, las palabras malsonantes... la violencia, que la hay, desde luego, si no por ese final. Más de uno nos encogimos en nuestro asiento sintiéndonos ínfimamente pequeños al ver a nuestro superhéroe favorito, al mutante más salvaje de todos, al hombre inmortal cerrar los ojos por última vez.

Su director, James Mangold, ya había reconocido la influencia ejercida en esta cinta por 'Raíces profundas' la película de George Stevens de 1953. De hecho, como guiño u homenaje al western, Mongold decidió que la película debía estar en la televisión del Hotel de Las Vegas en el que Logan, Charles Xavier (Patrick Stewart) y Laura (Dafne Keen) se alojan; y no solo eso, Mangold decidió además poner las palabras del protagonista, Shane (Alan Ladd) en boca de la pequeña mutante.

Logan

Sin embargo el actor protagonista, siempre tuvo otra película de vaqueros en mente: 'Sin perdón', la película dirigida y protagonizada por Clint Eastwood de 1992. "Es más potente que Munny (el protagonista) no muera al final. Tú asumes que va a morir pero al tomar la decisión de cargarse a todos, abraza ese lado oscuro suyo que ha intentado rechazar durante tanto tiempo. Ahora tiene que vivir con ello, lo cuál es aún más devastador".

Primeras imágenes de Hugh Jackman en 'Logan'

1 Hugh Jackman en el set de rodaje de 'Lobezno 3'
Hugh Jackman en el set de rodaje de 'Lobezno 3'

2 Hugh Jackman trajeado en el rodaje de 'Lobezno 3'
Hugh Jackman trajeado en el rodaje de 'Lobezno 3'

3 El protagonista de 'Lobezno 3' recibe indicaciones
El protagonista de 'Lobezno 3' recibe indicaciones

4 Jackman durante el rodaje de 'Lobezno 3'
Jackman durante el rodaje de 'Lobezno 3'

5 Hugh Jackman rueda 'Lobezno 3'
Hugh Jackman rueda 'Lobezno 3'

6 Hugh Jackman descansa en el rodaje de 'Lobezno 3'
Hugh Jackman descansa en el rodaje de 'Lobezno 3'

7 El actor en el set de 'Lobezno 3'
El actor en el set de 'Lobezno 3'

8 Jackman recibe los últimos retoques de maquillaje
Jackman recibe los últimos retoques de maquillaje

9 El equipo de peluquería prepara a Jackman para el rodaje
El equipo de peluquería prepara a Jackman para el rodaje

10 Hugh Jackman sale de un coche en el rodaje de 'Lobezno 3'
Hugh Jackman sale de un coche en el rodaje de 'Lobezno 3'

11 El protagonista de 'Lobezno 3' durante el rodaje de la película
El protagonista de 'Lobezno 3' durante el rodaje de la película

12 Hugh Jackman en el set de rodaje de 'Lobezno 3'
Hugh Jackman en el set de rodaje de 'Lobezno 3'

Un final redondo

Al parecer, Hugh Jackman le planteó a James Mangold su propio final inspirado en la película de Eastwood durante el desarrollo de 'Logan'. Nada estaba atado: "Siempre flotó la posibilidad de que Logan podía morir". Todos sabemos cómo acaba la película, lo que hasta ahora no sabíamos es que el actor australiano por fin entendió el porqué del final elegido por Mangold. "James siempre tuvo claro el final, y estaba en lo cierto. A diferencia de un personaje humano (como William Munny en 'Sin perdón'), lo más conmovedor para alguien que se cree indestructible es morir y saber lo que se siente".

Sin duda, y a pesar de que nos pueda doler, está en lo cierto. Todos, incluso el propio actor, creyó desde un primer momento que la capacidad regenerativa del mutante con garras le hacía invulnerable, que podía con todo, que era inmortal. De hecho en las predecesoras a esta, 'X-Men Orígenes: Lobezno' y 'Lobezno Inmortal' vimos cómo nuestro protagonista luchaba en una guerra tras otra junto a su hermano (Liev Schreiber) sufriendo la maldición de la inmortalidad. Que fuera aparentemente inmortal no le hacía indestructible. Es cierto que la mayoría de las heridas conseguían cerrarse, pero después de una vida de dolor y sacrificio como la suya, las heridas comenzaron a dejarle marcas. Cicatrices bajo la piel que acabaron por aflorar. Cicatrices en su alma que nunca llegaron a sanar.

Artículos recomendados

La ultraderecha vs el último monólogo de Amy Schumer

La ultraderecha estadounidense boicotea el último monólogo de Amy Schumer

Comentarios

Noticias relacionadas