Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'American Gods': Neil Gaiman escribió hace 15 años la serie que quieres ver hoy

Carles Cuevas Jueves 27 abril 2017

Un libro escrito en 2001 podría ser la televisión que quieres ver ahora.

O Neil Gaiman tiene el don de clarividencia o los hados se han conjurado para que, quince años después, su novela 'American Gods' se haya convertido en una serie que conjuga muchas de las características que pide la "buena" televisión del 2017.

American Gods

Repasemos, tiene un protagonista de orígenes afroamericanos y nativo americanos. Tiene elementos fantásticos extraídos de las mitologías de medio planeta, tiene sexo, tiene sangre (muchísima), e incluso tiene humor. Además, trata temas elevados en sus múltiples capas: Gaiman dedicó gran parte de su novela a reflexionar sobre ese constructo imaginario llamado "Estados Unidos de América", y lo hizo a través de las historias de los dioses que acompañaban a estos inmigrantes, que acabaron conformando ese país que son todos los países del mundo y a la vez es uno nuevo.

Gaiman también nos habla de la fe, simple y llanamente nos habla del funcionamiento interno de ese rasgo tan intrínseco a lo humano, qué elegimos creer.

'American Gods' llegó cuando Gaiman había asombrado al mundo de los cómics con 'The Sandman', lo que empezó siendo una revisión arriesgada de un rincón muy oscuro del universo DC, acabó convirtiéndose en una de las novela gráficas más celebradas y premiadas de la historia. 'The Sandman' derribó barreras y le consiguió a Neil una fama y reputación dentro y sorprendentemente fuera del mundo de los cómics. Pero Neil siempre ha tenido alma de novelista y a caballo de los últimos números del cómic publicó su primera novela larga de éxito comercial, esta 'American Gods', que inevitablemente, recuerda en tonos y temas a su multipremiada saga de cómics.

El libro no iba corto de ambición, al tiempo que nos contaba la historia del protagonista, nos sumergía en una guerra entre dioses nuevos y viejos; mientras buscaba con nosotros el alma de América, que aquí se parece a un bisonte blanco con fuego en los ojos.

American Gods

¿Está todo esto en la serie? La respuesta es sí. La producción de Starz, capitaneada por Bryan Fuller sigue paso a paso la estructura del libro, al menos en los dos primeros episodios. Los fans de Gaiman descubrirán con esto que hay que tener cuidado con lo que deseas. La serie se parece tanto al libro que perdemos el factor sorpresa, y los múltiples giros de guión de la historia de Shadow Moon (Sombra en español), y cómo acaba trabajando para Mr. Wednesday pierden su capacidad de impacto para los que recordamos la novela.

Entramos en el mundo de 'American Gods' de la mano de Shadow, Ricky Whittle, que es y está excelente en todos los sentidos. Y con él vamos a descubrir los detalles de la premisa de la serie y el título nos avanzan, pero hay que tener calma, Shadow no se ha leído ni el libro ni la sinopsis, y va a tardar en descubrir los detalles del lío en el que se ha metido. Aunque puede que primero tengamos que dejarle que procese todos los detalles de su agitada salida de prisión.

La persona que coge de la mano a Shadow y lo va introduciendo poco a poco en el mundo mágico que vive a la vuelta de la esquina es el enigmático Mr. Wednesday. Ian McShane, cómo suele, está estupendo, y nos va dejando poco a poco pistas del personaje que realmente está interpretando. Los que ya lo sabemos no dejamos de disfrutar de esta re-imaginación del personaje.

American Gods

De dioses y hombres, y alguna diosa

Sólo abandonamos a Shadow en dos ocasiones: Con los estupendos prólogos que nos relatan las llegadas de los dioses a América, pequeñas joyas narrativas. Y con la historia de Bilquis, que ya nos ha dejado una de las escenas de sexo más perturbadoras que se recuerdan en televisión, y que apunta a que va a ir a más.

A pesar de las aventuras de la diosa sumeria del amor y de las ensoñaciones de Shadow con su difunta mujer, esta es una serie de hombres, los litros de testosterona que desprenden Shadow, Mr .Wednesday y Mad Sweeney (Pablo Schreiber) en el primer episodio son casi tan cuantificables como los litros de sangre que se vierten. Acompañados de alcohol, peleas en bares y machacona música de jazz. Y si pensábamos que la aparición de los nuevos dioses, Technical Boy (Bruce Langley) y Media (Gillian Anderson) iban a cambiar eso, ahí no tarda en aparecer Czernobog (Peter Stormare) para quitarnos la idea rápidamente.

Y es que esta es una historia de hombres, poliédricos y sensibles, pero hombres. Escrita y dirigida enteramente por hombres,. De hecho una de las pocas alteraciones que ha sufrido la novela original en esta adaptación es añadirle un poco de peso a los personajes femeninos, aunque para ello tengan que darle escenas a un personaje muerto.

American Gods

Esta serie es de múltiples capas, todas enteramente disfrutables, Gaiman es un experto en mitología y la usa a placer en su libro. En la traslación a imágenes es más potente si cabe. Abundan los símbolos y rituales, el Ydgrassil, la soga y el martillo de matarife aparecen y desaparecen para recordarnos que nuestra cultura occidental se nutre de estas religiones de igual manera que de la cristiana. A uno le dan ganas de ahondar más, de saber quienes son las tres hermanas rusas que se reparten el día en un pequeño apartamento de Chicago. O de conocer la historia de Anansi, el dios araña africano. O de saber porqué Odín solo tenía un ojo y se colgó de un árbol para adquirir el conocimiento supremo.

O también puedes optar por disfrutar la serie con todos sus misterios y dejar que te los descubran a su ritmo. Aunque ya os avisamos que el ritmo es lento, hay que ponerse cómodo y disfrutar del viaje. Para los más ansiosos ya os avisamos que esta primera temporada de ocho capítulos no va a cubrir ni el primer tercio del libro, así que tranquilidad.

Donde la serie da la verdadera batalla es en el aspecto técnico y visual. Los títulos de crédito son un pequeño ejemplo de la espectacularidad a la que vamos a llegar durante los primeros capítulos. Bryan Fuller y su equipo han cumplido el sueño de muchos amantes del autor británico y la imaginería desplegada para contarnos esta historia de dioses, hombres y magias excede nuestras más optimistas expectativas.

En el aspecto artístico es pronto para valorar las interpretaciones, pero ya os avisamos que se va a hablar mucho de Gillian Anderson, que Ian McShane va a desplegar el carisma y la inquietud a las que nos tiene acostumbrados, y que Ricky Whittle tiene mimbres de estrella.

American Gods

Bryan Fuller y Neil Gaiman parecen ser una combinación bendecida por los dioses (esta metáfora es totalmente intencionada). Los ritmos que ambos usan para desarrollar sus historias son parecidos, se lo toman con calma, y descubren misterios a ritmo tranquilo. Eso se nota especialmente en el paso del primer capítulo al segundo, y en la elección de las escenas en las que deciden pararse o como deciden acabar los capítulos. Eso sí, los misterios que plantea Neil Gaiman son fascinantes, en la más amplia acepción de la palabra.

'American Gods' tiene un ritmo irregular pero intencionado, tiene tesis, punto de vista y calidad artística. Es buena televisión.

Amazon Prime España nos trae esta producción a nuestro país a partir del 30 de abril.

Nota: 8

Lo mejor: El planteamiento es fascinante, y su ejecución crea un universo tremendamente original que va a dejar a más de uno clavado en el sofá.

Lo peor: Vamos a tener que andar con cuidado de no resbalar con los charcos de testosterona y sangre que van a dejar caer nuestros televisores. Con especial mención a la machacona música de Jazz que acompaña siempre a Mr. Wednesday.

Artículos recomendados

'Masters del Universo' ya tiene fecha de estreno

La nueva película de 'Masters del Universo' ya tiene fecha de estreno

Comentarios

Noticias relacionadas