Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

10 curiosidades de Fred Astaire, el gran virtuoso del baile

Miguel Ángel Pizarro Miércoles 10 mayo 2017

El Hollywood dorado dejó estrellas multidisciplinares que, a día de hoy, no han logrado tener una respuesta a la altura del cine actual. El género musical vivió su época de máximo esplendor en los años 30, 40 y 50 y estaba claro por qué. Entre esas grandes estrellas había una cuya técnica a la hora de bailar era tan perfecta que era imposible no rendirse ante sus pies. Está claro de quien se habla, del gran Fred Astaire.

Fred Astaire

Fred Astaire nació el 10 de mayo de 1899 en Omaha, Nebraska, bajo el nombre de Frederick Austerlizt. Hijo de un inmigrante católico proveniente de Austria y de una madre estadounidense de padres luteranos, la estrella en potencia empezó su carrera con solo seis años junto con su hermana Adele en 1905 actuando en teatros de variedades. Ya con esa edad tuvo su nombre artístico, Fred Astaire, en honor al apellido de un tío suyo. Mientras sus padres evadían las leyes de trabajo infantil de la época, la carrera de los hermanos empezaba a ganar nombre en el mundo del teatro.

Un virtuoso del baile que conquistó Hollywood

Y es que aunque ahora se le conozca por películas como 'La alegre divorciada' o 'Sombrero de copa', su fama y prestigio vinieron de Broadway. En los años 20, Astaire y su hermana triunfaban en los escenarios de Nueva York y su fama se extendió a Londres, ciudad en la que arrasaron con espectáculos como 'Lady Be Good' o 'The Band Wagon'. Fue en 1932, después de que el dúo de bailarines se separase, cuando Fred Astaire pone el ojo en el cine.

Fred Astaire

Con un pequeño debut en 'Alma de bailarina' al lado de Joan Crawford, Astaire se convirtió en una de las estrellas de RKO después de triunfar al lado de Ginger Rogers en 'Volando a Río', de Thornton Freeland. Este filme ambos tenían un papel secundario pero era tal el carisma y la química que desprendían que, en seguida, deslumbraron a los protagonistas, Dolores del Río y Raul Roulien. Tras ello llegaron los grandes éxitos del dúo Astaire-Rogers que dio títulos como 'Sigamos la flota' o 'En alas de la danza'.

Su técnica de baile era perfecta. Cada movimiento trasmitía elegancia y un excepcional sentido del ritmo, tan preciso como el de un metrónomo. Porque, sin duda, Fred Astaire era un virtuoso del baile, tanto que logró obtener la admiración de compañeros de trabajo como el mismísimo Gene Kelly. Por ello, es momento de destacar diez curiosidades de este virtuoso del baile.

Curiosidades de Fred Astaire

1 El rechazo inicial de Hollywood
El rechazo inicial de Hollywood

A día de hoy, nadie pondría en cuestión el extraordinario talento que poseía Fred Astaire. Junto con su hermana Adele arrasaron en teatros de Broadway y Londres. De hecho, su gran éxito 'La alegre divorciada' se vería después en cines. Sin embargo, en Hollywood había ciertas reticencias sobre si este éxito sobre las tablas se traduciría en triunfos de taquilla.

Existe una leyenda urbana sobre el tema. Se dice que cuando hizo sus primeras pruebas para el cine con la RKO Pictures, los resultados fueron completamente desastrosos. El informe decía: "No sabe cantar. No sabe actuar. Tiene bastantes entradas. Sabe bailar un poco". Aunque el productor de Astaire y Ginger Rogers desmintiese tales afirmaciones en años posteriores, el propio actor, en una entrevista para el canal ABC en 1980, desveló cuál era el contenido de dicho informe. "En realidad decía: No sabe actuar. Ligeramente calvo. También baila", declaró el artista.

Sin duda, aunque no le convenciese originalmente a RKO, está claro que el público sí supo apreciar el enorme talento del actor, bailarín y cantante, prueba de ello fue el gran contrato que tuvo con la RKO después y sus éxitos al lado de Ginger Rogers.

Fred Astaire en eCartelera
2 Precoz en el teatro, muy maduro en el cine
Precoz en el teatro, muy maduro en el cine

Lo cierto es que Fred Astaire es una de las más claras afirmaciones de que cuando hay talento, no hay obstáculo que valga. El actor debutó relativamente tarde en el mundo del cine. Oficialmente fue en 1933 con 'Alma de bailarina', en un pequeño papel en el que se interpretaba a sí mismo y que bailaba junto con Joan Crawford. En ese momento, Astaire tenía 34 años, una edad bastante tardía para entrar en el séptimo arte. Sin embargo, tal era su fama en el teatro que tardó muy poco en conquistar al celuloide.

Fred Astaire en eCartelera
3 Su (mala) relación con Ginger Rogers
Su (mala) relación con Ginger Rogers

Está claro que hablar de Fred Astaire es hablar también de Ginger Rogers. De las 31 películas musicales que el actor de 'Sombrero de copa' hizo en su carrera, 10 fueron al lado de la actriz ganadora de un Oscar por 'Espejismo de amor'. De hecho, entre los grandes éxitos de ambos actores, prácticamente todos los protagonizaron juntos. No es de extrañar, puesto que se considera que ambas figuras revolucionaron el concepto del musical moderno.

Aunque ambos desprendían una química y una complicidad innata, lo cierto es que su relación no era precisamente buena. "Siempre quería ser ella la jefa", declaró Astaire en una ocasión, intentando evitar hablar mal de su partenaire. Pero, lo cierto, es que su relación era bastante fría hasta tal punto que Rogers, después de la separación, abandonó temporalmente el cine musical, algo que le benefició posteriormente a su carrera.

Ginger Rogers en eCartelera
4 Virtuoso también del canto
Virtuoso también del canto

Pese a ser un virtuoso del baile, lo cierto es que Fred Astaire tenía un carácter muy modesto, hasta tal punto que consideraba que su voz para el canto "no era buena". De hecho, el propio actor afirmaba que no sabía cantar. Pese a ello, logró la admiración de grandes figuras de la música como Cole Porter, Irving Berlin, Johnny Mercer o Jerome Kern.

Cierto es que, según comentó la crítica del momento e historiadores posteriormente, su voz "era suave" y la admiración era por "su lirismo, dicción y construcción". De hecho, Berlin consideraba que la gracia y elegancia de Astaire en el baile la trasmitía también en el canto. "Era tan bueno como Al Jolson, Bing Crosby o Frank Sinatra. No tanto por su voz, sino por haber sabido proyectar las emociones y las ideas en una canción", declaró.

De hecho, el aclamado compositor George Gershwsin, amigo de Astaire y también uno de sus admiradores más críticos, compuso los temas más memorables que cantó el actor y bailarín.

Fred Astaire en eCartelera
5 Mucho más que baile y canto
Mucho más que baile y canto

Varias veces se ha recalcado el virtuosismo de Astaire en el baile y su magnífica habilidad para el canto. Sin embargo, de lo que poco se comenta y es también uno de los factores importantes en su carrera, es que era muy buen actor. Aunque sus éxitos musicales tuviesen de protagonistas sus complicadas, elegantes y asombrosas coreografías, lo cierto es que Fred Astaire demostró en más de una ocasión que podía ser también un actor alejado del musical.

Prueba de ello fue 'El coloso en llamas', protagonizada por Steve McQueen, Paul Newman y Faye Dunaway y que narra cómo un horrible incendio se propaga con rapidez en un rascacielos de 138 plantas. Su interpretación le valió un Globo de Oro, además de lograr una nominación al Oscar al mejor actor de reparto.

Fred Astaire en eCartelera
6 "Una de las grandes estrellas de todos los tiempos"
"Una de las grandes estrellas de todos los tiempos"

El American Film Institute catalogó a Fred Astaire como la quinta "mejor estrella masculina de todos los tiempos". El protagonista de éxitos como 'Ritmo loco', 'Señorita en desgracia', 'La alegre divorciada', 'Ziegfeld Follies', 'Bodas reales' o 'Melodías de Broadway' se quedaba sólo por detrás de Humphrey Bogart, Cary Grant, James Stewart y Marlon Brando.

Entre los otros grandes reconocimientos que tuvo fue el ser la primera persona en recibir el galardón del Kennedy Center Honors por su contribución al arte, un Oscar honorífico en 1950 que recibió de manos de Ginger Rogers, así como varios premios Emmy.

Fred Astaire en eCartelera
7 Aplaudido por Gene Kelly, Balanchine y Nuréyev
Aplaudido por Gene Kelly, Balanchine y Nuréyev

Debido a su precisa y excepcional técnica, Fred Astaire llegó a un perfeccionismo legendario. Entre sus admiradores se encuentran otros virtuosos del baile como los bailarines clásicos Rudolf Nuréyev, George Balanchine o Mijaíl Barýshnikov. También tuvo el reconocimiento del propio Gene Kelly, que le guardaba admiración debido a su modestia y humildad.

Todo el reconocimiento de sus propios compañeros de gremio vino, en parte, por su forma de ejecutar las coreografías, así como también atreverse a bailar varios géneros. Fred Astaire bailó ritmos afroamericanos, baile clásico, baile de salón y claqué, lo que hicieron de él uno de una figura excepcional que triunfó en diversas disciplinas.

Gene Kelly en eCartelera
8 No le gustaba bailar en privado
No le gustaba bailar en privado

Aunque Fred Astaire era un bailarín innato, en su vida privado apenas bailaba. Es más, lo evitaba. Pese a que sobre el escenario y en la gran pantalla, el actor se movía con una elegancia y técnica perfecta, parece ser que cuando el telón se bajaba o las cámaras dejaban de grabar, el artista decidía desconectar completamente. Si el baile era su trabajo, en su vida diaria éste quedaba fuera. En una entrevista llegó a comentar que "los bailes de salón son aburridos".

Fred Astaire en eCartelera
9 Sus movimientos revolucionaron el baile en el cine
Sus movimientos revolucionaron el baile en el cine

Aunque el género musical era muy popular en la época de Fred Astaire, fue justamente él quien revolucionó el género. Astaire exigía que las escenas de baile estuviesen filmadas con una única toma, a modo de plano secuencia, de manera que la cámara capte el máximo tiempo de coreografía. También pidió que los bailes y las canciones estuviesen integrados en la trama de la película, de manera que la escena sea natural.

Fred Astaire en eCartelera
10 Miembro del partido republicano
Miembro del partido republicano

Al contrario de lo que pueda parecer, Fred Astaire no era precisamente una persona muy liberal. Es más, el bailarín era conservador y miembro del partido republicano. Aunque nunca mostró sus ideas políticas en público, fue uno de los miembros fundacionales del Comité Republicano de Hollywood junto con Bing Crosby, George Murphy y Ginger Rogers. Apoyaba las acciones militares de Estados Unidos en el extranjero y, según consta en el estudio Icons of Hollywood, no aprobaba la apertura sexual que empezó a vivir el cine en los años 70.

Fred Astaire en eCartelera

Te puede interesar

'Deadool' se va a la televisión con su propia serie

'Deadpool' tendrá serie de animación de los creadores de 'Atlanta'

Películas relacionadas

Comentarios

Noticias relacionadas