Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Feminismo, bondage y poliamor. La maravillosa vida del creador de 'Wonder Woman'

Carles Cuevas Martes 30 mayo 2017

Dentro de poco se acabará la espera de más de 75 años y disfrutaremos en la gran pantalla de las aventuras cinematográficas de 'Wonder Woman'. Ante este acontecimiento la fama del personaje está en uno de los puntos más álgidos desde su creación. Toda esa atención ha hecho que nos fijemos en la figura de su creador, William Moulton Marston (1893-1947) y en la extraordinaria vida cotidiana que llevó a este doctor en psicología a crear a la superheroína más famosa de todos los tiempos. Y no hemos sido los únicos, el actor Luke Evans ha rodado una película basada en las vivencias del psicólogo, titulada 'Professor Marston & the Wonder Women', que tiene previsto su estreno para este año.

William Moulton-Marston, el creador de 'Wonder Woman'

El nombre de la película da pistas de por donde irán los tiros, ya que la relación con lo femenino es uno de los rasgos más definitorios de Marston. En concreto con dos mujeres, Elizabeth Holloway Marston y Olive Byrne, con las que mantuvo una relación poliamorosa pública y notoria, llegando a criar los tres a cuatro hijos juntos, dos de cada mujer.

Pero vayamos por partes. Charles Marston, su nombre real, nació en una familia acaudalada. Hijo de un catedrático, enfocó su vida en la misma dirección que su padre, doctorándose en psicología en Harvard y viviendo la vida académica. Las investigaciones de Marston pronto empezaron a destacar, y tuvo dos grandes hitos, la creación de la teoría "DISC" sobre el comportamiento, donde dividía a las personas entre sumisas y dominantes, y la teoría sobre la presión de la sangre que se usó de base para la creación de la máquina de la verdad. Marston fue uno de los padres del polígrafo, y participó en su posterior comercialización. Esos avances, ambos acreditados sólo a él, pero de los que se sabe que también participaron sus compañeras, hubieran bastado para que Marston hubiera gozado de una acomodada vida como profesor e investigador, pero la realidad fue muy diferente.

William Moulton-Marston, el creador de 'Wonder Woman'

Su estilo de vida nada convencional y las creencias que no dejaba de propugnar tuvieron el efecto contrario en la comunidad universitaria de la época. En concreto, la visión del profesor de las diferencias entre hombres y mujeres le valió muchísimas críticas, y cada nuevo artículo sobre el tema le proporcionaba más problemas que reconocimiento.

Olivia y Elizabeth eran dos reconocidas feministas y luchadoras por los derechos de las mujeres, pero Marston iba un poco más allá: para él, la mujer era en muchos sentidos superior al hombre, y basándose en sus propias teorías sobre la sumisión, dominación y seducción, consideraba que la natural evolución de la humanidad la llevaría a la supremacía de lo femenino sobre lo masculino. Para Marston, hasta la capacidad de las mujeres para aguantar la sumisión a la que eran sometidas era un motivo de elogio, y acuñó el término "love allure", como poder femenino opuesto a la sumisión violenta ejercida por los varones, que él consideraba arcaíca.

"Francamente, Wonder Woman es propaganda psicológica para el nuevo tipo de mujer que creo debería gobernar el mundo", llegó a asegurar.

Ni que decir tiene que estas creencias fueron recibidas con tremenda oposición, y el carácter combativo del autor no ayudó a rebajar la tensión; tenía muy claras sus creencias, y nunca se echó para atrás. Hubo un momento de su vida en el que los ingresos mayoritarios provenían del trabajo de sus compañeras y allí fue cuando se empezó a aventurar en otros ámbitos para profesionales alejados de la universidad.

Del cine a los cómics

Una de las vertientes de trabajo que probó sin demasiado éxito fue la de guionista de cine y televisión, tema que investigó, pero que sólo se cristalizó en un par de guiones radiofónicos. Pero de repente, en esa búsqueda, encontró otro área de interés que se estaba empezando a desarrollar: los cómics. Estábamos a principios de los 40 y los grandes éxitos de ventas eran 'Superman' y 'Green Lantern'.

El tema de los cómics y su influencia en las mentes más jóvenes interesó tanto al profesor que llegó a escribir un artículo titulado 'Don't Laugh at Comics' que llamó la atención de uno de los editores de lo que más tarde se llamaría DC Comics, Max Gaines. Este le ofreció un trabajo como asesor de temas educacionales al momento, y fue fruto de esa colaboración el ofrecimiento de crear un nuevo personaje que le hicieron. Y allí nació Wonder Woman.

Como todo en la vida de Marston, la creación de este personaje se vio tremendamente influenciada por Elizabeth y Olive. De hecho, cuando Marston le comentó a la primera que estaba pensando en crear un nuevo superhéroe que fuera capaz de imponerse a sus enemigos a través del amor, en vez de con la fuerza, Elizabeth le contestó "Bien, pero que sea una mujer".

La influencia de sus dos compañeras no era ningún secreto, empezando por el seudónimo que utilizó el profesor para firmar sus primeros trabajos en la industria. Firmó sus primeros trabajos como William Moulton, siendo el ficticio apellido la combinación de los segundos nombres de sus compañeras. Más tarde, debido al éxito y al reconocimiento de su trabajo, comenzó a firmar como William Moulton-Marston, nombre con el que ha pasado a la historia.

Descartado el nombre de "Supremia" el trío se decidió por Wonder Woman para su creación, utilizando un apodo que se venía dando a las mujeres especialmente reconocidas en la época.

En su creación, Martson utilizó todos los conceptos que habían marcado su carrera. La heroína forma parte de una utópica sociedad exclusivamente femenina que representa todas las virtudes y potenciales del ser humano. En la creación de Diana no interviene ningún hombre, son los dioses, y en concreto más diosas que dioses, los que otorgan el don de la vida a una figura de arcilla creada por su madre, la reina Hyppolita. Se ha dicho mucho que las primeras representaciones de Wonder Woman jugaban mucho con el bondage y el fetichismo, pero la realidad va un poco más allá. Para William, la sumisión y la dominación eran rasgos fundamentales del ser humano, y las amazonas habían pasado por la sumisión al hombre y habían escapado a ella convirtiéndose en seres de fuerza y sabiduría divina.

William Moulton-Marston, el creador de 'Wonder Woman'

En recuerdo de la etapa que pasaron sometidas al hombre (en concreto a Hércules) todas llevan los famosos brazaletes que caracterizan a Diana. En los primeros cómics de la princesa, si esta era atada o inmovilizada por las muñecas perdía de inmediato sus poderes.En el trabajo de William hay rastro de sus dos mujeres por todos lados, se dice que físicamente Diana está basada en Elizabeth, y que los famosos brazaletes reflejaban unas pulseras que siempre llevaba Olive. Este motivo se ha ido olvidando poco a poco, pero Joss Whedon lo recuperó en su guión para esa película que no llegó a hacerse y que te contamos aquí.

También se suele considerar que el famoso Lazo de la Verdad que Diana utiliza para atrapar a us enemigos es una traslación de la máquina de la verdad, ya que cualquiera que se encuentre atrapado en él está obligado a decir la verdad. Una vez más la temática del bondage se hace presente. No es de extrañar que los guardianes de la moral vieran en estas historias motivos para alarmarse, un psicólogo especializado en cuestiones de género y comportamientos sexuales no tenía ninguna inocencia a la hora de crear una isla poblada solo por mujeres. Marston no habló explícitamente de ningún tema complejo o polémico, sabía en qué medio se movía, pero los trató todos. Hasta la política y los derechos de las mujeres, siempre a través de metáforas o de trucos como sus historias sobre pasados y futuros alternativos para su princesa. Especialmente famosa se hizo su historia futurística donde Wonder Woman se convertía en la primera mujer presidente de los Estados Unidos.

75 años de éxitos

William Moulton-Marston, el creador de 'Wonder Woman'

William Moulton-Marston acabó su carrera centrado en su exitosa creación. 'Wonder Woman' lleva publicándose de forma continuada desde hace 75 años, con un único parón de cuatro meses en 2016. Es verdad que ha pasado por muchas etapas, sobre todo después de la muerte de su creador, cuando el personaje perdió gran parte de la audacia feminista de sus principios, llegando incluso a ejercer de secretaria del resto de héroes. Fue en los años 70 cuando la princesa aprovechó su fama televisiva y su reivindicación por parte de un sector del feminismo para volver por sus fueros originales. Gloria Steinem dijo: "'Wonder Woman' simboliza muchos de los valores de la cultura de las mujeres que las feministas están intentando introducir ahora en la cultura popular".

Y gracias a la labor de creadores como George Perez, Phil Jimenez, Gail Simone y Greg Rucka a nadie le cabe duda de que Diana es el icono que lucha por la paz y la igualdad que se imaginaron William, Olive y Elizabeth. William murió de cáncer en 1947, Olive y Elizabeth siguieron juntas criando a los cuatro hijos en común hasta la muerte de Olive en 1980. Sus hijos, y en especial su nieta, siguen involucrados en el fantástico legado del trío. En 1985 DC Cómics le incluyó en su salón de la fama de manera oficial. Y nosotros aquí, esperando la primera película de 'Wonder Woman' con ansia, para ver cómo continúa su legado en una nueva generación.

Artículos recomendados

Aniquilación, de Natalie Portman, es tan impactante como '2001'

El final de 'Aniquilación' será tan impactante como el de '2001', así es lo nuevo de ...

Comentarios

Noticias relacionadas