'Cars 3', una aventura más adulta y con un nuevo personaje estrella

Iñaki Oyarzun Viernes 14 julio 2017

Han pasado once años desde que Pixar nos trajo la primera entrega sobre ruedas de 'Cars'. Durante este tiempo hemos visto cómo la fama de McQueen ha ido crecido poco a poco llegando a ser todo un ídolo para los más pequeños, convirtiéndose en todo un fenómeno. Tres entregas, spinoffs, cortos, serie de televisión y miles y miles de juguetes han hecho a 'Cars' una de las franquicias más beneficiosas para Pixar. El poder de los coches.

En esta ocasión nos encontramos una película mucho más adulta, con un claro mensaje y alejándose un poco del tono infantil que inundaban las anteriores, en especial la segunda. El mundo de las carreras se ve sacudido por la llegada de los jóvenes, nuevos coches con tecnología punta y capaces de coger velocidades que nuestro McQueen es incapaz de alcanzar. Si a nosotros un iPhone se nos queda obsoleto en el paso de 1 año, se podría decir que Rayo McQueen ha logrado lo impensable. Pero ahora le toca renovarse o jubilarse. Para hacer frente a esta situación llegará Cruz Ramírez, una entrenadora y mecánica que se unirá a el.

 Cars3

Con esta vuelta a los orígenes, la historia vuelve a centrarse en el aprendizaje y los mentores. Homenajeando al difunto Paul Newman, que ponía a voz a Doc Hudson, vemos la evolución de McQueen a lo largo de su carrera como piloto. No llega a un nivel de dramatismo extremo, como en otros casos de Pixar, por ejemplo 'Up' o 'Toy Story 3', pero si nos encontramos ante una historia, tono y ritmo un tanto diferente a lo que uno podría esperar de esta saga. La discoteca de colores de la segunda entrega queda atrás para centrarse en las emociones, tanto visualmente como narrativamente.

La aventura crece

Toda esta historia nació de un relato escrito en Pixar titulado 'The Yellow Car', y John Lasseter fue el encargado de cogerlo y darle forma. Ahora nos encontramos con Brian Fee en el papel de director, y la verdad es que no podia ser todo más cuento Disney. ¿El motivo? Pues Fee comenzó su andadura como asistente en la primera entrega, y gracias a sus mentores, Lasseter y Joe Ranft, ahora se ha puesto al timón de esta tercera, y por el momento última, parte. Se podría decir que la vida de Fee inunda el espíritu y temática de esta entrega, en la que todo gira entorno al aprendizaje y a tener un profesor y apoyo que te enseñe sus conocimientos.

Radiador Springs se ha quedado atrás, al igual que Mate y Sally, dejando todo el metraje y toda la historia a la relación entre McQueen y la nueva sorpresa, Cruz Ramírez. Tres películas hemos tenido que esperar para ver un personaje femenino fuerte y con espíritu de piloto, y no os decepcionará. Como bien nos dijo la directora de iluminación en la entrevista que le hicimos, "es un personaje muy adorable, cercano y complejo", a mi desde luego me robó el corazón. Y de llegarnos una nueva película de la franquicia espero que Ramírez sea la protagonista absoluta.

 Cars3

La película tiene humor, emoción y acción, todo empaquetado en una animación impoluta, la mejor hasta la fecha. Este pequeño tono más adulto hará que tanto los niños, como los mayores, disfruten de esta última aventura. Salvando las distancias, es el equivalente a 'Toy Story 3' en el universo de 'Cars'. Una guinda perfecta.

Lo mejor: Un tono más adulto y que no se centre únicamente en contentar a los niños. Y el personaje de Cruz Ramírez.

Lo peor: Lo peor es que nos llegue esta película después de una segunda pobre y hueca. Ya que esta película demuestra que se puede exprimir mucho más el universo de 'Cars'.

Nota: 7

10 momentos en los que Pixar nos hizo llorar

10 WALL-E y EVA
WALL-E y EVA

'WALL-E: Batallón de limpieza' es una de las películas más innovadoras, arriesgadas y sorprendentes de Pixar. Y también una de las que más nos han emocionado con menos palabras. La historia es ya de por sí triste y desoladora (la humanidad ha abandonado la Tierra después de cubrirla de basura y un robot solitario pasa sus días limpiando el desastre), pero lo que más nos hace llorar de esta película es la preciosa relación que entablan los dos robots protagonistas, WALL-E y EVA.

El momento que más nos hace tragar saliva es quizá la escena en la que EVE se apaga y WALL-E continúa a su lado a pesar de todo, haciéndole compañía o protegiéndola de la lluvia, aunque no responda a ningún tipo de estímulo. Es sin duda una de las historias de amor más bonitas del cine reciente, y cuando EVA por fin se reinicia, recupera su memoria y se acuerda de WALL-E, las lágrimas nos vuelven a caer, pero esta vez de felicidad.

WALL-E: Batallón de limpieza en eCartelera

9 "Cuando me quería"

La vaquera Jessie no es precisamente uno de los personajes más populares de la saga 'Toy Story'. De hecho, muchos la consideran bastante irritante. Pero hay una escena en 'Toy Story 2' con la que todos nos compadecimos de ella y empezamos a verla de otra manera. Se trata de la secuencia musical "Cuando me quería" ("When Somebody Loved Me"), en la que descubrimos que Jessie es en realidad un juguete abandonado que extraña el amor con el que la trataba su antigua dueña, Emily, y mantiene a raya su tristeza con optimismo exagerado.

Con esta canción, Pixar nos golpeaba directamente en las emociones y hacía que recordásemos con melancolía los juguetes que dejamos en el camino. La nostalgia es un arma muy poderosa.

Toy Story 2 en eCartelera

8 Ramitas en la arena
Ramitas en la arena

'El viaje de Arlo' es oficialmente la película menos exitosa de Pixar, pero aun siendo una propuesta menos original de lo que nos tiene acostumbrado el estudio, cumple casi todas sus máximas e incluye alguna escena con la que es imposible no tener un nudo en el estómago y dejar caer alguna lágrima.

Hablamos concretamente de la secuencia en la que el dinosaurio protagonista, Arlo, intenta explicar a Spot, el niño salvaje que le acompaña en su aventura, lo que es la familia, usando ramitas que representan a sus padres y hermanos. Spot sigue su ejemplo cogiendo tres palitos, pero derriba los dos que representan a sus padres, informando así a Arlo (y a los espectadores) de que murieron. A continuación, ambos desahogan su dolor aullando juntos a la noche. Otro ejemplo de la maestría de Pixar a la hora de narrar sin diálogos y de emocionar de la manera más sencilla y efectiva.

El viaje de Arlo en eCartelera

7 Tragedia bajo el mar
Tragedia bajo el mar

Durante décadas, Disney nos acostumbró a las historias protagonizadas por héroes a los que les faltaba su madre, su padre o ambos. Pero nada nos había preparado lo suficiente para el principio de 'Buscando a Nemo'.

La memorable secuencia inicial de la película nos muestra a los peces payaso Marlin y Coral emocionados porque en pocos días van a ser padres. Marlin intenta eludir la responsabilidad de nombrar a todas las crías, pero Coral tiene claro que a uno de ellos quiere llamarlo Nemo. Su felicidad se ve interrumpida por el ataque de una barracuda, que acaba con la vida de Coral y solo deja un huevo de la pareja con vida. Marlin acude a arroparlo entre sus aletas y le dice la frase que nos dejó a todos por los suelos: "Te prometo que nunca permitiré que te pase nada, Nemo".

De esta manera, Pixar tenía la osadía de matar a una madre y a 400 "niños" en la primera escena de su nueva película. Suena cruel (y lo es), pero también supone uno de los prólogos más memorables de la historia del cine, una de esas escenas que nos confirmó algo que ya sospechábamos: que Pixar era algo más que "cine para niños".

Buscando a Nemo en eCartelera

6 "Gatito"

'Monstruos, S.A.' no es una película especialmente triste o melancólica, pero su final es uno de los que más congoja nos ha provocado en la historia de Pixar.

En la penúltima secuencia, Sulley lleva a la pequeña Boo a su habitación y se despide de ella para siempre. Cuando Boo toca la mano de Sulley mientras este le dice "El gatito te dice adiós" el grifo empieza a gotear. Cuando Sulley y Mike destrozan la puerta de Boo, nuestro corazón se hace trizas. Pero 'Monstruos S.A.' termina con un plano precioso que nos hará llorar a moco tendido, solo que esta vez de pura alegría: la puerta de Boo ha sido restaurada y regresamos a la habitación de la niña, donde la oímos decir "Gatito". No llegamos a ser testigos del reencuentro, pero nos lo imaginamos y nos invade la emoción.

Monstruos, S.A. en eCartelera

5 Bing Bong
Bing Bong

'Del revés (Inside Out)' es simplemente una de las películas de animación más originales e ingeniosas del cine reciente. Hay muchas escenas en las que es fácil dejarse llevar por las emociones a flor de piel de la película. Por ejemplo, la sublime secuencia de apertura, o el desenlace, cuando descubrimos la importancia de Tristeza en el desarrollo de la niña protagonista (y de todos nosotros).

Pero si hay una escena que hizo sollozar a salas enteras de cine a lo largo y ancho del mundo fue la del sacrificio de Bing Bong, el amigo imaginario de Riley, para ayudar a Alegría a llegar al Cuartel General y salvar a la niña. De nuevo, Pixar sabía exactamente qué decir, cómo decirlo y cuándo decirlo para provocar el llanto: "Llévala a la Luna por mí". Con esta escena, 'Del revés' llevaba a cabo una preciosa alegoría de ese momento en el que dejamos de aferrarnos a nuestros últimos resquicios de la infancia, un sacrificio necesario para continuar creciendo. Lo sé, yo también estoy llorando con solo acordarme.

Del revés (Inside Out) en eCartelera

4 "Gracias por la aventura"

Llegamos a la zona de la lista en la que ya nos cuesta ver lo que tenemos delante por culpa de las lágrimas. 'Up' es probablemente la película más conmovedora de Pixar (si seguís leyendo, descubriréis por qué está en el número 4). Nadie esperaba que una película de dibujos protagonizada por un anciano fuera un éxito, y no solo lo fue, sino que se convirtió en uno de los títulos más alabados del estudio.

Hay muchos momentos emotivos a lo largo de 'Up', pero hay que destacar la escena final, en la que Carl se sienta junto a la butaca de su fallecida esposa a mirar su álbum de fotos. Con el escalofriante score de Michael Giacchino de fondo, Carl pasa las páginas llenas de fotos de su vida en común con Ellie, hasta reparar en algo que no había visto hasta ese momento, un mensaje de su mujer: "Gracias por la aventura. Encuentra ahora la tuya". Disculpad, se me ha metido algo en el ojo.

Up en eCartelera

3 El incinerador
El incinerador

Pixar ya nos había demostrado en varias ocasiones que no tenía miedo a ponerse demasiado sombría o a explorar las tragedias de sus personajes, pero lo que nos tenía reservado con 'Toy Story 3' llevaba el compromiso del estudio por sus historias a un nuevo nivel. En el clímax de la película, nuestros héroes están atrapados en un incinerador de basuras y, aunque luchan por escapar de la trampa que les ha preparado Lotso, se dan cuenta de que no hay salida. Por eso dedicen dejar de luchar, se cogen de las manos y se despiden para siempre con la mirada. La increíble expresividad de sus rostros lo dice todo y nosotros nos derrumbamos.

'Up' y 'WALL-E' daban paso a una época de madurez y experimentación para el estudio, pero con 'Toy Story 3', Pixar se hacía mayor del todo. Y lo hacía con una escena que, si nos paramos a pensar en ella, es una de las cosas más arriesgadas y profundas que se han hecho en el cine de animación comercial. En esta apabullante secuencia podemos ver el justo instante en el que los protagonistas aceptan su muerte. Hemos visto morir a muchos personajes en el cine de animación, y concretamente en Pixar, pero nada es comparable a lo que se dicen, y nos dicen, las miradas de estos personajes al enfrentarse a la idea y en última instancia asumir que ha llegado su final. El poder dramático de esta escena es tan grande que no solo nos hace llorar, sino que nos cambia algo por dentro.

Toy Story 3 en eCartelera

2 "Adiós, vaquero"

Cuando 'Toy Story 3' se estrenó en 2010, habían pasado 15 años desde la primera película de la saga protagonizada por Woody y Buzz Lightyear. Por tanto, los que eran niños cuando vieron 'Toy Story (Juguetes)' habían crecido al compás de Andy y ya habían dejado la infancia atrás. 'Toy Story 3' sacaba provecho de esta conexión generacional para hacer una película que apelaba directamente a la nostalgia de los espectadores y representaba con mucha inteligencia ese momento de la vida en el que hay que aceptar que el tiempo ha pasado y hay que dejar muchas cosas atrás para empezar el siguiente capítulo de nuestras vidas.

Esta es la idea que vendría a resumir la escena final de la película, en la que Andy, antes de marcharse a la universidad, entrega todos sus juguetes a la pequeña Bonnie. No sin antes jugar por última vez con Woody. Después de su último viaje a hombros, este se queda junto a Bonnie y los demás juguetes en el porche de la niña, y se despide de su amigo con un "Adiós, vaquero". Andy, por su parte, mira a sus juguetes por última vez, dice "Gracias, amigos" y se marcha en su coche. No hacen falta más palabras, es la mejor manera de resumir ese viaje emocionante de la infancia a la vida adulta, con una escena inolvidable que engloba a la perfección un sentimiento universal y es cine en estado puro.

Toy Story 3 en eCartelera

1 "Vida de casados"

He aquí la respuesta a por qué 'Up' estaba en el puesto número 4. Porque, al igual que 'Toy Story 3', era obligatorio que repitiera en la lista.

Ya hemos hablado de la escena final en la que Carl descubre que Ellie, su mujer, vivió su relación con él como la gran aventura de su vida. Una conclusión perfecta a una búsqueda existencial que nos hablaba, entre otras cosas, de la necesidad de aceptar la pérdida y seguir adelante.

Pero si el mensaje de Ellie, "Gracias por la aventura", nos golpea tan fuertemente es porque al inicio de la película hemos sido testigos privilegiados de esa aventura. O mejor dicho, de un resumen de 4 minutos de la misma. Se trata del famoso montaje que nos muestra la relación de Carl y Ellie a través del tiempo y culmina con la muerte de ella. Una secuencia prodigiosa y devastadora que, sin diálogos, nos cuenta más que la mayoría de películas en dos horas, y que contiene uno de los momentos más duros de la historia de Pixar: cuando Carl y Ellie descubren que no pueden tener hijos.

Esta es la escena que mejor engloba la grandeza a la que Pixar es capaz de llegar, un montaje que ha pasado a la historia del cine y nos provoca pucheros cada vez que lo vemos o recordamos.

Gracias por la aventura, Pixar.

Up en eCartelera

Te puede interesar

'Los Increíbles 2' empezará inmediatamente después del final de la primera parte

'Los Increíbles 2' empezará inmediatamente después del final de la primera parte

Comentarios

Noticias relacionadas