La auténtica Summer, el "cameo" de Ingmar Bergman y otras curiosidades de '500 días juntos'

Alejandro Rodera Lunes 17 julio 2017

Por si quedaba algo nuevo que aportar al género de la dramedia romántica, '500 días juntos' llegó como un vendaval para enamorar y romperle el corazón al público. En 2009 llegó a los cines la ópera prima de Marc Webb, que ya había dirigido a Green Day o Maroon 5 en el terreno de los videoclips. Después de una década rodeado de bandas musicales, estrenó su debut entre los aplausos de crítica y público, que se vieron mermados con sus aportaciones a la franquicia de Spidey.

'(500) Días juntos'

Tras pasar por Sundance, Austin y otros escaparates del cine independiente estadounidense, '500 días juntos' aterrizó en los cines norteamericanos el 17 de julio de 2009. Desde entonces sus protagonistas, Tom y Summer, se han convertido en dos nuevos iconos del cine romántico contemporáneo. Buena parte de culpa la tuvieron sus intérpretes, Joseph Gordon-Levitt y Zooey Deschanel, que destilaron una química tan adictiva como atractiva.

El coste de producción de 7,5 millones de dólares fue recuperado con creces con los 60 millones que recaudó la cinta alrededor del globo terráqueo. No fue un fenómeno de taquilla, pero aguantó cuatro meses en las salas estadounidenses. Un longevo recorrido que le insufló vida de cara a la temporada de premios, cuando la película recibió dos nominaciones a los Globos de Oro (a la mejor comedia y al mejor actor de comedia). El paso del tiempo le ha otorgado el galardón más valioso a la película, el de la perdurabilidad; razón de más para recordarla con este decálogo de curiosidades:

Curiosidades de '500 días juntos'

1 Inaccesible
Inaccesible

Como suele suceder con las películas de culto, y con otras tantas que no llegan a serlo, hubo un espacio de Los Angeles que se convirtió en núcleo de fans de '500 días juntos'. El banco del parque de Angel's Knoll, ubicado en el centro de la ciudad californiana, fue visitado por multitud de parejas que se sentaban en él para imitar a Summer y Tom, pero hoy en día no se puede acceder a él, ya que ha sido cercado para evitar la desmedida afluencia.

500 días juntos en eCartelera

2 No, pero sí
No, pero sí

Uno de los elementos más espontáneos de la cinta fue el documental centrado en el amor, el cual estuvo sujeto a una importante controversia en el estudio. Los ejecutivos no querían incluir ese segmento en la película, y, de hecho, le dijeron a Webb que no tenía ni que grabarlo. Pero el cineasta lo incluyó en el montaje final, y las buenas reacciones de la gente en las proyecciones de prueba convencieron al estudio de que ese documental aportaba más a la película de lo que se habían atrevido a pensar.

500 días juntos en eCartelera

3 Días salvajes
Días salvajes

La música no es el único arte que juega un papel vital en la cinta, ya que el propio cine también influía en los personajes. Tom era un apasionado del séptimo arte, y en la película nos lo encontramos viendo películas en blanco y negro, que resaltaban su espíritu romántico, tan exiliado hoy en día. Esas cintas eran parodias de películas dirigidas originalmente por Ingmar Bergman, y Webb firmó con ellas su particular homenaje al maestro sueco.

500 días juntos en eCartelera

4 Edulcorada
Edulcorada

Summer enfatizó su carácter despreocupado con la sesión de karaoke con la que enamoró a los espectadores más rezagados. La propia Zooey Deschanel eligió la canción que quería cantar, acorde con las características de su personaje más memorable hasta el momento. Entonces se acordó de Nancy Sinatra y su legendaria 'Sugar Town', a la que aportó un toque más áspero y natural.

500 días juntos en eCartelera

5 Ojazos
Ojazos

Si en España estamos acostumbrados a que todos los thrillers comerciales tengan un tono grisáceo-azulado en su fotografía, en el cine independiente no existe tal homogeneidad. Marc Webb optó por la omnipresencia de un azul suave en todas sus escenas, ya fuera en forma de prendas de vestir o complementos, sobre todo para potenciar el magnético color de ojos de Zooey Deschanel, que nunca habían cautivado tanto como entonces.

500 días juntos en eCartelera

6 Hechos reales
Hechos reales

La realidad suele ganarle el pulso a la ficción en la mayoría de las películas con una base tan íntima como '500 días juntos'. De hecho, el guionista Scott Neustadter afirmó que un 75% de la película le sucedió a él mismo. Por lo que la película está basada en hechos reales, aunque después se pasara por el filtro de los Smiths y del indie estadounidense. Dejara quien dejara a Scott, nos ha regalado una de las mejores comedias románticas del siglo.

500 días juntos en eCartelera

7 Tinte de pelo
Tinte de pelo

En el guion original de la película, que figuró en la Blacklist (la lista de mejores libretos que no habían conseguido producción) de 2006, Summer tenía unas características físicas un tanto diferentes. La más destacable es el color del pelo, ya que la Summer original lucía un pelo rubio a media altura que coincidía más con su estival nombre.

500 días juntos en eCartelera

8 En línea
En línea

Siempre deja buen regusto encontrar nuevos detalles en las revisiones de una película. En el caso de '500 días juntos', uno de los momentos que podían pasar desapercibidos la primera vez que se veía la película era la presencia de Tom en la analepsis en la que Summer se dedicaba a vender helados. El protagonista aparecía brevemente en la fila que esperaba a adquirir un helado. Todo está predestinado en Hollywood.

500 días juntos en eCartelera

9 Venganza poética
Venganza poética

En realidad, el nombre de la chica que dejó a Neustadter, y que motivaría al guionista a desarrollar el guion de '500 días juntos', fue desvelado al comienzo de la película. En el inicio se hacía mención a una tal Jenny Beckman, de la que el guionista no se olvidó. Pero su presencia no se quedó en ese elemento anecdótico, sino que incluyó aspectos de ella en el personaje de Summer.

500 días juntos en eCartelera

10 Look vintage
Look vintage

Por si los gustos musicales de Tom y Summer no hubieran sido suficientes para teletransportarnos al pasado, el equipo de producción fijó unas férreas reglas para alcanzar la clásica estética de la película. Una de ellas imponía que no se podía rodar en edificios que no hubieran sido construidos antes de los años cincuenta. Tampoco admitieron sonidos digitales de teléfonos, sino que se apoyaron en los politonos clásicos, es decir, los sonidos telefónicos genuinos.

500 días juntos en eCartelera

Te puede interesar

Benicio Del Toro juega al ratón y al gato hablando de su papel en 'Star Wars'

'Star Wars: Los últimos Jedi' : Benicio Del Toro habla de su participación en la saga

Comentarios

Noticias relacionadas