Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'La piel fría': La madurez del fantástico

Iván F. Mula Viernes 20 octubre 2017

Aunque todavía algunas veces se olvide, hace mucho tiempo que el cine de género, por no hablar de la literatura, ha alcanzado una diversificación y una madurez en la que no caben ya el escepticismo y los prejuicios de muchas voces reacias a sus señas de identidad. Por eso mismo, viene muy bien que, de vez en cuando, aparezcan títulos como 'La piel fría' que nos recuerden las infinitas posibilidades del fantástico y su perfecta compatibilidad entre serenidad e inventiva.

La piel fría

Basada en una exitosa novela de Albert Sánchez Piñol, publicada en 2002 y traducida a más de 30 idiomas, la película es una sencilla historia sobre el miedo, la supervivencia y el entendimiento con mucha más profundidad de lo que, en principio, podría aparentar. La cinta está ambientada en una isla perdida en medio del océano a la que llega un joven (David Oakes) para relevar al oficial atmosférico. Allí, descubrirá la existencia de unas extrañas criaturas marinas que le asediarán noche tras noche. La única compañía con la que cuenta es la del técnico en señales marítimas (Ray Stevenson) que lleva mucho tiempo cuidando del faro y conoce todas las peculiaridades del lugar. A pesar de la extrema tensión y las dudas que les acechan, ambos personajes tendrán que aprender a comprenderse si quieren llegar a sobrevivir.

El director Xavier Gens, que ha destacado en filmes de terror como 'Hitman' (2007) o 'The Divide' (2011), ha sido el encargado de llevar a la gran pantalla esta difícil adaptación. Afortunadamente, a pesar de no contar con un holgado presupuesto al nivel de los blockbusters norteamericanos, la propuesta logra una estética visual más que digna, en la que, especialmente, destaca el trabajo de maquillaje y caracterización, y la integración de los efectos especiales en unos impresionantes paisajes naturales.

La piel fría

El guión de Eron Sheean y Jesús Olmo que adapta el texto original, ha sabido manejar con inteligencia el material de partida. Básicamente, logra explicar la historia sin necesidad de caer en un exceso de voz en off ni utilizar los diálogos para dar más información de la que es necesaria. En ese sentido, considerando que es un tipo de relato en el que el protagonista, en muchas ocasiones, está solo, no han tenido reparos a la hora de dejar el espacio necesario para la música o para el silencio (cosa que es de agradecer).

La trama tiene elementos de misterio muy interesantes que pueden recordar al cine de Roman Polanski, por el hecho de presentar un personaje cuyo cometido es el de sustituir a otro que, en su misma situación, acabó muerto. Así como su estructura circular, la lucha contra la locura o la claustrofobia. No obstante, sus influencias son muchas y muy diversas, puesto que también contiene una curiosa mezcla entre la literatura de Julio Verne y el género zombie que la hacen resultar muy novedosa.

Un conjunto algo descompensado

El problema de todo esto es, en realidad, que, puestas todas las cartas sobre la mesa, la narración sufre un cierto estancamiento. Y, a pesar de que la estructura es lo bastante sólida como para no aburrir, el conjunto entre su planteamiento y el desenlace termina por quedar algo descompensado. Quizás la sensación de que el ritmo se vuelve algo estático, en su segunda mitad, tiene que ver con que se trata de un tipo de propuesta cuyas reflexiones más suculentas están dentro del pensamiento del héroe. Por desgracia, su traslación a imágenes hace que nos perdamos, irremediablemente, esa dimensión de la historia.

La piel fría

En cualquier caso, el trasfondo filosófico y existencial no ha desaparecido del todo y gran parte de lo que se nos cuenta mantiene ese valor por encima de otros. Estamos ante un producto cercano al espíritu, por ejemplo, del cine de Guillermo del Toro, en el sentido de que busca un acercamiento al género más dramático y romántico. Por eso, algunos espectadores puede que echen de menos más acción o un tipo de violencia más al servicio del entretenimiento.

Por último, cabe destacar el trabajo interpretativo de Aura Garrido que, a pesar de las limitaciones de su rol, consigue ganarse el cariño del público. En definitiva, estamos ante un trabajo más que digno de cine de monstruos con mensaje que, por cierto, lanza un reflexión sobre el diálogo, la empatía y la aceptación de lo diferente que no vienen nada mal para los tiempos que corren.

Nota: 7

Actores simpáticos que hicieron de monstruos

1 Imelda Staunton en la saga 'Harry Potter' (2001 - 2011)

¿Alguien sería capaz de creer que esa adorable mujer que fue nominada al Oscar por 'El secreto de Vera Drake' y que ha estado en 'Sentido y sensibilidad', 'La niñera mágica' y 'Pride' podría ser malvada? Pues esta actriz con una cara tan entrañable se metió en la piel de uno de los personajes más odiados de la saga 'Harry Potter'.

Imelda Staunton fue la profesora Dolores Umbridge, una despiadada y cruel mujer cuyos "métodos" educativos eran los de convertir Hogwarts en un estado totalitario y en torturar a sus alumnos escribiendo con su propia sangre frases como "No debo decir mentiras". Un personaje sociópata que le dio a la actriz la oportunidad de lucirse en un papel muy complejo a la par que odiado.

Imelda Staunton en eCartelera
2 Anthony Perkins en 'Psicosis' (1960)

Era el yerno perfecto, Anthony Perkins rápidamente ascendió en Hollywood con papeles memorables en 'La actriz' y, especialmente, 'La gran prueba', con la que sería nominado al Oscar al mejor actor de reparto. Tras participar con éxito en películas como 'El precio del éxito' y 'La casamentera', en esta última demostró sus dotes musicales. Su inmaculada imagen de joven serio, que evocaba a James Stewart, se fue al garete cuando aceptó el reto de protagonizar 'Psicosis' de Alfred Hitchcock.

Su actuación de Norman Bates fue tan buena, que toda su carrera iría ligada para siempre a la de ese asesino psicópata con una enfermiza relación materno-filial. Cierto es que, originalmente, le valió el reconocimiento y el prestigio internacional, ganó el premio al mejor actor en Cannes por 'No me digas adiós' y trabajó en Europa junto con Orson Welles en 'El proceso', basado en el libro homónimo de Kaftka; en 'Adorable idiota', junto con Brigitte Bardot' y en 'Asesinato en el Orient Express'.

Sin embargo, en Hollywood su imagen estuvo ligada ya a la de psicópata asesino en serie, con lo que se vio obligado a participar en las secuelas de 'Psicosis'. Finalmente, Norman Bates le ganó la partida a Perkins.

Anthony Perkins en eCartelera
3 Julia Roberts en 'Blancanieves (Mirror, Mirror)' (2012)

¿Alguien podría pensar que la protagonista de 'Pretty Woman', 'El informe pelícano', 'Notting Hill' y 'La boda de mi mejor amigo' tendría la oportunidad de sacar su lado más perverso como la malvada madrastra de Blancanieves? Aunque sea difícil de creer, Julia Roberts ha hecho de villana.

Fue en 'Blancanieves (Mirror, Mirror)' donde la novia de América sacó a relucir su lado más oscuro y macabro, aunque con un toque cómico que hizo que muchos espectadores "perdonaran" las injusticias que cometía contra la pobre princesa que interpretaba Lily Collins. La malvada Reina es uno de los pocos personajes oscuros en la carrera de la mítica actriz, que ganó un Oscar por 'Erin Brockovich', que es uno de esos papeles que a Roberts le encanta, el de la madre que es capaz de hacer cualquier cosa por sus hijos.

Julia Roberts en eCartelera
4 Maribel Verdú en 'Blancanieves' (2012)

Y hablando de malvadas madrastras, en 2012 hubo otra actriz con cara de niña buena que sacó su lado más oscuro para torturar a la pobre Blancanieves. Si en Hollywood, Julia Roberts sorprendía y Charlize Theron no fallaba, en España estuvo Maribel Verdú.

Sí, la actriz de ingenuos papeles en 'El año de las luces' y 'La estanquera de Vallecas' o de personajes fuertes y bondadosos como en 'Siete mesas de billar francés' y 'De tu ventana a la mía'. Verdú sacó su lado más feroz para ser la malvada madrastra de Macarena García, aquella que hizo que su propia hijastra viese a su pobre mascota, un gallo, convertida en plato de cena. Sin duda, uno de los mejores personajes de la actriz de 'Belle Époque', como también uno de los más espeluznantes.

Maribel Verdú en eCartelera
5 Mark Hamill en 'Batman' (1992)

Sus fans ya lo saben pero, aun así, cuesta imaginarse cómo el caballero jedi Luke Skywalker es capaz de ser la voz perfecta de la Némesis de Batman: El Joker. De hecho, tras su mítico papel en la saga 'Star Wars', es el malévolo rival del Caballero Oscuro con el que los fans más recuerdan al actor.

De hecho, tal es el seguimiento que provoca su voz como el Joker, que uno de los principales alicientes de la cinta de animación 'Batman: La broma asesina', era el regreso del actor de 'La Guerra de las Galaxias'. Mark Hamill lleva doblando al malvado arlequín desde la serie de animación producida en 1992 y, aunque ha cedido varias veces el papel a otros actores, él es para los fans la única voz del Joker.

Mark Hamill en eCartelera
6 Heath Ledger en 'El caballero oscuro' (2008)

Y hablando del Joker, cuando Heath Ledger fue el elegido para relevar a Jack Nicholson en el papel del archienemigo de Batman, muchos que ahora lo defienden no confiaban realmente que el actor de 'Destino de caballero', 'Ned Kelly' y 'Casanova' estuviera a la altura de tan complejo rol. Evidentemente, el tiempo hizo que el actor callase muchas bocas, puesto que la interpretación de Ledger en 'El caballero oscuro' es una de las más aplaudidas y reconocidas dentro de las que ha habido no sólo en las cintas basadas en los cómics de DC, sino en el cine de superhéroes en general.

Una tenebrosa y crepuscular interpretación que le valió al actor australiano un premio Oscar póstumo.

Heath Ledger en eCartelera
7 Emma Watson en 'Regresión' (2015)

¿Sería capaz la dulce Hermione de convertirse en una auténtica manipuladora capaz de llevar a un hombre casi a la locura para lograr sus propósitos? La actriz de 'Harry Potter' y 'La bella y la bestia' mostró cómo su cara de niña buena puede ser la máscara de una mujer calculadora y fría en 'Regresión', de Alejandro Amenábar.

Con el regreso del director de 'Abre los ojos', Emma Watson mostró sus dotes para papeles oscuros, muy alejados de la inteligente estudiante de Hogwarts, con Angela Gray, una joven adolescente que, aparentemente, ha sido víctima de abusos sexuales por parte de su padre. El detective Bruce Kenner (Ethan Hawke) mostrará que la muchacha esconde varios secretos.

Emma Watson en eCartelera
8 Dustin Hoffman en 'Hook' (1991)

El actor tiene la cara en la que alguien puede confiar. Dustin Hoffman se ha hecho inmortal con muchos papeles a lo largo de su carrera, como con 'Kramer contra Kramer', 'Tootsie', 'El graduado', 'Rain Man' o 'Cowboy de medianoche'. Todos papeles de chico bueno, más o menos. Aunque hayan sido papeles complejos, el público pudo verle como malo malísimo en 'Hook', de Steven Spielberg.

Hoffman se convertía en el mítico Capitán Garfio, el más acérrimo enemigo de Peter Pan, reconvertido en adulto y con la cara de Robin Williams. Fue la gran oportunidad para el actor de 'Los padres de él' de convertirse en un auténtico villano de película.

Dustin Hoffman en eCartelera
9 Kathy Bates en 'Misery' (1990)

El caso de Kathy Bates es al revés, nadie se esperaba que la psicótica fan de Paul Sheldon en 'Misery' lograse tener papeles completamente opuestos. No tuvo que esperar mucho, al año siguiente del estreno de la cinta basada en la novela de Stephen King vino 'Tomates verdes fritos', en el que interpretó a la tímida Evelyn, una mujer insatisfecha con su matrimonio que escucha a la anciana Ninny y hace que se replantee su propia vida.

Tras ello, tuvo otros papeles igual de simpáticos como los de 'Titanic', 'La vuelta al mundo en 80 días', 'Midnight in Paris'o 'A propósito de Schmidt'.

Kathy Bates en eCartelera
10 Guillaume Canet en 'La próxima vez apuntaré al corazón' (2014)

El actor y director francés tiene cara de buenazo, prueba de ello son sus papeles en películas como 'Feliz Navidad', 'Quiéreme si te atreves', 'Juntos, nada más' o 'La guerra de los botones'. Sin embargo, esa imagen de marido ideal se convirtió en la de un perturbado asesino en serie en 'La próxima vez apuntaré al corazón'.

Basada en hechos reales,Guillaume Canet se transformó en Franck, un policía del departamento Oise, en la región Hauts-de-France. Franck está investigando el caso de un hombre que está matando a todos los autoestopista que pasan por el pueblo. Los habitantes están atemorizados. Sin embargo, lo que nadie espera es que el mismo policía que investiga los crímenes sea el asesino.

Guillaume Canet en eCartelera
11 January Jones en 'X-Men: Primera generación' (2011)

La cándida Betty Draper fue también una verdadera femme fatale como la mutante Emma Frost en 'X-Men: Primera generación'. January Jones dejaba a un lado su perfecta imagen de antigua actriz a lo Grace Kelly de 'Mad Men' para convertirse en la sensual Emma Frost.

Aunque en las historietas de Marvel, Emma Frost es uno de los miembros más importantes de la Patrulla X, en la cinta por Matthew Vaughn estaba entre los villanos, como ocurría al inicio de los cómics. Jones deslumbró convirtiéndose una mujer con la capacidad de convertir su atractivo cuerpo en una fortísima coraza de diamantes con resistencia sobrehumana, además de poseer la capacidad de la telepatía.

January Jones en eCartelera
12 Christian Bale en 'American Psycho' (2000)

Realmente Christian Bale cara de bueno no tiene. Sin embargo, mirando en su filmografía, pocos papeles ha tenido como malo malísimo. El caso más destacable, como también uno de sus papeles más recordados, es el de 'American Psycho', en el que da vida a Patrick Bateman, un apuesto ejecutivo de Wall Street que es también un asesino en serie psicópata.

Sin duda, Bale tenía todo para meterse en la piel de tal icónico personaje, creado por el escritor Bret Easton Ellis. Un personaje cuya opulenta vida resulta aburrida, lo que deriva en que sienta deseos de asesinar a gente.

Christian Bale en eCartelera
13 Meryl Streep en 'El diablo viste de Prada' (2006)

Para tener un papel malévolo no hace falta ser un asesino en serie, un psicópata o un villano de cuentos de hadas, basta con ser un adicto al trabajo y carecer de la más absoluta empatía, como es el caso de Meryl Streep en 'El diablo viste de Prada'. Considerada "la mejor actriz de su generación", la 19 veces nominada a los Oscar pocas veces se ha prodigado en papeles oscuros, siendo el más cercano el de la redactora jefe de la prestigiosa revista de moda Runway, Miranda Priestly.

Jefa autoritaria, fría y distante, la forma en la que trata a sus empleados roza el abuso psicológico y emocional, algo que el espectador notará pese a que la película será una comedia romántica. Aunque no es el único papel oscuro de Streep, la actriz en 'El mensajero del miedo' y 'Agosto' tampoco tuvo personajes amables precisamente.

Meryl Streep en eCartelera

Lo mejor: La profundidad de su mensaje y su fuerza visual.

Lo peor: La intensidad de la primera hora no aguanta igual de bien hasta el final.

Artículos recomendados

Crítica de 'Handia'

'Handia': En la cima no hay sitio para ti, sólo declive

Comentarios

Noticias relacionadas