Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Feliz día de tu muerte' es un guilty pleasure que no repite

Jesús Agudo + Viernes 10 noviembre 2017

Que Blumhouse tiene la clave del éxito es algo que ya se ha demostrado unas cuantas veces. Su principal baza es que hacen películas con un presupuesto ínfimo, así que muy mal se les tiene que dar para no cubrir costes de producción y publicidad. Pero es que no solo los cubren, sino que ganan importantes beneficios ya que suelen dar en el clavo. ¿Cómo es posible, más moviéndose en un terreno tan manido como el terror? Con 'Déjame salir' descubrieron que quizás no estaba todo hecho todavía. Con 'Feliz día de tu muerte', su último taquillazo, han encontrado la clave en la repetición en lo que se desvela como un nuevo movimiento magistral.

Feliz día de tu muerte

Porque empecemos diciendo que 'Feliz día de tu muerte' es lo que es: un festín de clichés que pretende mezclar las reglas de 'Atrapado en el tiempo' con un slasher universitario. Lo tenemos todo: el campus ideal, la fraternidad femenina de chicas bastante insoportables, la protagonista guapa y fiestera que tiene ese toque insufrible, más bien un toque de "bitch", que la hace elegible para, de nuevo, en las reglas del slashher, que medio campus pueda querer asesinarla. ¿Acaso Christopher Landon ('Paranormal Activity: Los señalados') quiere en algún momento esconder lo básico de la película? Para nada. Casi parece más bien que lo abraza por completo, exagerando incluso algunos de los rasgos más básicos del cine universitario o el de los asesinos enmascarados.

En un rápido vistazo conocemos a los principales sospechosos de ser el asesino de la máscara de bebé (por cierto, es bastante espeluznante que una universidad tenga como "mascota" a un bebé) y la relación que tienen con Tree (Jessica Rothe). Ellos son el abanico de tópicos universitarios que van de la gritona lideresa de la fraternidad al profesor sexy. Ya desde aquí se empieza a vislumbrar que el guion de Scott Lobdell ha decidido primar muchísimo el humor por encima del slasher. Aunque ya de por si son un tipo de películas algo exageradas, 'Feliz día de tu muerte' opta por la carcajada antes del susto. Y es una decisión fantástica. Lejos de buscar la parodia total del género, simplemente se aprovecha de los propios clichés que está utilizando y los exagera un poquito más para que sea inevitable pillarnos por sorpresa y hacernos reír. Y lo cierto es que lo consigue. Los golpes de humor son tan básicos y tan certeros que los puede pillar cualquiera. Esto crea un ambiente especial en la sala, una distensión que hace que se cumpla el gran objetivo de 'Feliz día de tu muerte': la evasión, el entretenimiento de encefalograma plano. Un pase de prensa suele tener un público bastante difícil. Pocas risas he oído yo en todos los que he ido, y una película tan básica como esta las logró contra todo pronóstico. Eso es una buenísima noticia.

Feliz día de tu muerte

Si he dicho encefalograma plano es porque la película mantiene ese aire de "slasher 101" de principio a fin. A lo largo del filme se nos presentan las pistas que nos avanzan por donde nos va a llevar la historia, y no son difíciles de encontrar. La eliminación de sospechosos es ágil, evitando que nadie se pierda y haciendo que la cinta gane en ritmo. Y el argumento, al estar condensado el mismo día todo el rato, no da pie a que se vaya por los cerros de Úbeda. Sí es cierto que en un momento le intentan meter un componente más emotivo que no aporta mucho (justo cuando parecen querer dar capas a la historia es cuando patinan más). Incluso cuando vemos los típicos engaños o conclusiones precipitadas de este tipo de cine de terror son jugarretas que ya nos han hecho muchas veces y que, por lo tanto, vemos venir. Pero igualmente funcionan porque el ritmo y la comedia están tan bien equilibrados que resulta casi imposible no pasarlo bien con la película.

El componente más innovador de 'Feliz día de tu muerte' es el del bucle temporal, y huelga decir que no se trata precisamente de algo rompedor. Pero le sienta muy bien al slasher para no hacer la típica lista de víctimas sino aprovechar a una sola. Jessica Rothe, por cierto, tiene el carisma suficiente para llevar la voz cantante en una película en la que no hay grandes interpretaciones (ni se las espera). Al igual que Tom Cruise en 'Al filo del mañana', Tree intentará aprovechar el vivir el día de su cumpleaños una y otra vez para ir recabando información que le descubra quién es su asesino. Aquí Christopher Landon vuelve a optar por la sencillez y no se mete en muchos jardines. Opta por un montaje rápido que no resulta redundante, y pocos estilismos. Aprovecha frases o situaciones para marcar la repetición como ya han hecho muchas películas antes. De nuevo, no es para nada innovador, pero le sirve totalmente para el propósito de la película. 'Feliz día de tu muerte' llega a ser tan autoconsciente que hasta se toma el privilegio de hacer un chiste sobre 'Atrapado en el tiempo' y su día de la marmota para dejarnos claro que saben que sabemos cuáles son sus inspiraciones. Pero es, otra vez, una declaración de intenciones: no han venido a inventar la rueda, han venido a hacer una película fácil, sencilla y casi para toda la familia.

¿Película de terror o comedia?

Quizás en lo que más suspende es en el ámbito del terror, de los sustos más bien. El par de veces que uno da botes en el asiento es por el típico recurso de pillar desprevenido y dar un buen chute de ruido altísimo. Pero en ningún momento se crea atmósfera, consecuencia del peso de la comedia en la cinta. Pocas películas he visto que sepan crear esa inquietud mientras nos fríen a carcajadas, 'La visita' (de Blumhouse también, por cierto) es de las últimas que recuerdo, y 'Feliz día de tu muerte' no va por ese camino. También queda la sensación de que podrían haber buscado unas muertes un poco más espectaculares ya que vemos a Tree morir unas cuantas veces, algo más 'Destino final', pero ese apartado también es bastante básico. Al menos ella no es la típica "scream queen" que corre y no hace nada. La película es poco sangrienta, para así acceder a un mayor público en mercados más restrictivos. Pero eso no deja de ser un beneficio para Blumhouse, que los adolescentes son un público muy jugoso.

Feliz día de tu muerte

En conclusión, 'Feliz día de tu muerte' es todo lo básica y simplona que parece. Tiene poco de innovadora, y en lo técnico no va a destacar. Pero da en el blanco en lo más importante, que es en encontrar su razón de ser como la película que ver cuando uno quiere dejar de pensar durante hora y media y pasárselo pipa viendo a una chica enfrentándose a un asesino, e invitándonos a descubrir un misterio de nivel fácil mientras nos partimos de risa con un humor "over the top". Quizás ese es el secreto de Blumhouse: no darle muchas vueltas cuando muchas veces la solución más simple es la más efectiva. Si encima buscan métodos para ahorrar costes (como repetir los mismos escenarios y no tener que invertir en efectos especiales), los beneficios económicos están asegurados. Pero por lo menos Blumhouse no se olvida nunca que su objetivo base es que lo pasemos bien. Todos, absolutamente todos, necesitamos un guilty pleasure de vez en cuando que nos permita pulsar off en el cerebro y perdernos entre palomitas. 'Feliz día de tu muerte' lo consigue. Ya quisieran muchas dar el buen rato que da esta repetición de clichés.

Nota: 7

Lo mejor: Lo bien que funciona el humor, y lo entretenida que es. Perfecta para desconectar y pasarlo pipa.

Lo peor: De terror no tiene nada.

Te puede interesar

Ed Westwick ('Gossip Girl') responde a las nuevas acusaciones de violación

Ed Westwick ('Gossip Girl') niega las nuevas acusaciones de violación y afirma que va a ...

Comentarios

Noticias relacionadas