Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Wonder': Magnífica sensibilidad a cargo de Julia Roberts y Jacob Tremblay

Iván F. Mula Viernes 01 diciembre 2017

Puede parecer sorprendente que, en este momento concreto de la historia del cine, nos sigan llegando propuestas bienintencionadas que, sin ningún tipo de complejo, apelan a nuestros sentimientos para tratar de hacer del mundo un lugar mejor. 'Wonder' es uno de esos trabajos que, apostando por todo esto, tiene la inmensa virtud de no resultar empalagosa o demasiado edulcorada. De alguna manera, sus virtudes le dan una entidad tan indiscutible que el espectador no tiene más remedio que rendirse inmediatamente a su tono y su discurso.

'Wonder'

Stephen Chbosky, director que ya nos había maravillado con la estupenda 'Las ventajas de ser un marginado', nos trae, esta vez, un cinta con un espíritu, quizás, más propio de los años 90 que, sin embargo, convence por lo bien contada que está, por su sensibilidad a flor de piel, la calidad de sus interpretaciones y las ganas de vivir que contagia.

El filme nos presenta a un niño de 10 años (Jacob Tremblay) que nace con una malformación facial y que, debido a ese problema, a su corta edad, ha tenido que ser operado de cirugía en 27 ocasiones. Por primera vez en su vida, con el apoyo de sus amorosos padres (Julia Roberts y Owen Wilson), tendrá que enfrentarse a un curso escolar y luchar por ser aceptado y encajar con sus nuevos compañeros.

Una eficaz combinación de virtudes

Basada en el bestseller de R. J. Palacio, probablemente, la eficacia de este producto funciona gracias a una afortunada combinación de factores. Si se analiza con detenimiento, en seguida uno se da cuenta de que una apuesta con un material tan delicado corría el riesgo de ser un completo desastre. Al fin y al cabo, estamos hablando de un niño con un problema de deformidad cosa que, de entrada, requiere a un buen actor infantil y un maquillaje impecable, si quiere que se la tomen en serio. De ahí que, salvada la caracterización (digna de premio), gran parte del crédito se lo lleve Jacob Tremblay, posiblemente, la mayor estrella infantil que ha dado el cine desde Macaulay Culkin, sumándole, en este caso, una variedad de registros dramáticos mucho más amplia. El joven intérprete, que ya nos dejó a crítica y público con la boca abierta en 'La habitación', vuelve aquí a asombrar con su naturalidad, sus matices, su carisma y su entrañable vulnerabilidad.

El chico se encuentra bien acompañado por una Julia Roberts que recupera el estatus que, en los últimos años, parecía haber perdido un poco. Es todo un placer ver a la que fue "la novia de América" en el papel de madre sufridora, entregando toda su fuerza emocional al personaje, su empatía y su buena compenetración con un Owen Wilson que no puede encarnar a un padre más bondadoso y adorable.

'Wonder'

Realmente, se trata de una película no apta para el público más cínico. Si uno quiere juzgarla desde esa óptica, seguro que va a encontrar motivos para burlarse de ella. Pero, siendo honestos, hay que reconocer que, pudiendo caer en el morbo, el sentimentalismo barato o el melodrama, han conseguido llevarla a un terreno mucho más noble. Seguramente, gran parte de sus buenos resultados es gracias al excelente material literario del que toman el tono, el sentido del humor, la estructura y un sinfín de detalles que humanizan a esta familia de buenas personas (como las referencias a 'Star Wars').

Un viaje de risas y llantos

Chbosky ha logrado darle a 'Wonder' el empaque adecuado para que no produzca rechazo y, de esta manera, ha conseguido que nos enamoremos de sus protagonistas y les acompañemos en su viaje y nos riamos y lloremos con ellos. En ese sentido, también hay que mencionar lo bien compensado que está el peso narrativo, dejando espacio para los conflictos de los diferentes miembros de la familia que aportan nuevos puntos de vista y distintas intensidades a la trama.

Quizás en ocasiones opta por una posición algo manierista, caricaturizando, en cierta manera, las actitudes de los personajes más negativos y ensalzando las virtudes de los positivos. Pero, razonablemente, esta postura ayuda a darle un aire de cuento que nos invita a aceptar una historia cuyo conflicto central, en otras circunstancias, podría haber sido ridículo o insoportable.

Nota: 8

Las fotos más adorables de Jacob Tremblay

1 Imitando a mamá

El pequeño no duda en posar como lo hiciera su compañera de reparto Brie Larson para la revista Elle, y encima de arrebatarnos con esa imitación, le lanza un piropo a Larson asegurando que es "la mejor portada" que ha visto... ¡Total!

2 Soltando un izquierdazo a Stallone

Al final vemos que Sylvester recluta a Tremblay como estrella para la próxima entrega de Rocky, una saga que lejos de permanecer en el olvido, está viviendo una segunda juventud de la mano de 'Creed', film protagonizado por Michael B. Jordan.

3 'Ocean's Thirteen' y medio

Brad Pitt, George Clooney, Matt Damon y... Tremblay. De esta manera tan cómica quiso agradecer la ayuda de su estilista que hizo que fuese así de guapo a la comida de nominados a los Oscars.

4 Con uno de los candidatos al Oscar

Tremblay aseguró a la presentadora de televisión Ellen Degeneres, que no dudó en saltarse la increíble cola que se había formado delante de Leonardo DiCaprio para conocerle y hacerse esta foto con él.

5 Con J.J. Abrams y Steven Spielberg

Estos dos pesos pesados de la dirección también cayeron rendidos a los pies del pequeño Tremblay, un aspirante a director y guionista que en The Ellen Show no quiso contar ninguna de sus ideas para evitar que Abrams y Spielberg "hiciesen millones de dólares" con ellas.

6 Caballero edición de bolsillo

Taza en mano, repeinado, con expresión concentrada y un libro de la película que lo ha lanzado al estrellato entre las manos. Así ensalzaba el éxito de 'La habitación' en su Instagram. Como para no tener a la industria revolucionada.

7 Besos con Brie Larson

Tramblay bromea en el texto que acompaña a esta instantánea preguntándose a quién pretendía besar Larson si a él o a su premio, mientras felicita a la intérprete por el triunfo.

8 Fan entusiasta

El pequeño aprovecha la más mínima oportunidad para dejar salir al friki que lleva dentro, y presumir de amor por su saga favorita. Así, como cualquier fan del universo 'Star Wars' que se precie, fue disfrazado de Jedi a ver el nuevo film.

9 Irónico a más no poder

Acompañando a esa cara de susto que lucen el y su hermana en esta foto sacada en una de las atracciones de Disneyland, el actor publicaba: "Yo y mi hermana pequeña en el sitio más feliz de la tierra".

10 Divirtiéndose siempre

Por mucho que Tremblay sea la nueva sensación del star system, sigue siendo un niño, concretamente uno que se lo pasa bomba con las sesiones de fotos luciendo su pose 'Superman'.

Lo mejor: Sus magníficas interpretaciones y su habilidad por encontrar el punto adecuado de emotividad sin ser demasiado empalagosa.

Lo peor: Sus buenas intenciones pueden resultar, en algún momento, algo ingenuas.

Artículos recomendados

Crítica de 'La vida y nada más'

'La vida y nada más': ¿Quién no se siente vivo y oprimido?

Películas relacionadas

Comentarios

Noticias relacionadas