Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

La pelea entre De Niro, Scorsese y Minnelli y otras curiosidades de 'New York, New York'

Alberto Frutos Sábado 23 diciembre 2017

Lo único malo que tienen en común esas dos obras maestras absolutas llamadas 'Taxi Driver' y 'Toro Salvaje' es la película que se sitúa entre ellas: 'New York, New York', una carta de amor al musical clásico que, entre tanto exceso y ambición, quedó condenada a formar parte de la lista de trabajos menores del apabullante catálogo firmado por Martin Scorsese. Claro, hablamos de un cineasta capaz de sacar oro incluso de los charcos más sucios, pero aquí hay que hacer un esfuerzo importante para encontrar algo más allá del bostezo.

 'New York, New York'

Curiosidades de 'New York, New York'

1 Una canción para la eternidad

Pues eso. Si nos toca quedarnos con algo de 'New York, New York', su canción principal, compuesta expresamente para la película, es la opción más evidente. Creada con la intención de atrapar el sonido de décadas pasadas, una aspiración que se contagió de inmediato al resto de apartados de la película, este tema de valor incalculable supuso uno de los grandes éxitos de la carrera de Liza Minnelli, quien la convirtió de inmediato en su canción de referencia. La hemos escuchado un millón de veces, pero es imposible que nos cansemos de ella.

New York, New York en eCartelera
2 New York interminable

¿Se os hizo larga 'New York, New York'? Pues podría haber sido mucho peor si, finalmente, Martin Scorsese hubiera estrenado su versión inicial de, atención, cuatro horas y media de duración. Tras la negativa por parte de los productores, tipos listos, el cineasta estructuró como pudo una versión de algo más de 150 minutos y otra que rondaba los 136. Resultado final:163.

New York, New York en eCartelera
3 Aprendizaje irregular

Otra cosa no, pero Robert De Niro se tomaba muy en serio su trabajo. Hablamos en pasado porque, a la vista de sus últimas películas, parece que se ha relajado entre mucho y muchísimo. En el caso de 'New York, New York', el actor dedicó varias semanas previas al rodaje a aprender a tocar el saxofón para mimetizarse más con su personaje. Sin embargo, los resultados no fueron los esperados y la música que escuchamos en la película interpretada por él estuvo doblada por Georgie Auld, uno de sus compañeros de reparto. Robert, no cruzas la pasarela.

New York, New York en eCartelera
4 El precio de la restauración

No habían pasado más de cuatro años desde su estreno, pero ya fue tiempo suficiente como para comenzar a restaurar y modificar el resultado final de 'New York, New York'. Para ser exactos, la víctima de la primera transformación fue la escena 'Happy Endings' una de las más apabullantes de toda la película, que apareció con un aspecto renovado en la segunda versión de la cinta. Una restauración que costó, nada más y nada menos, que 350 mil dólares.

New York, New York en eCartelera
5 Improvisación conflictiva

A la vista del resultado, sorprende poco descubrir que, según confesaron Martin Scorsese y Liza Minnelli, prácticamente todos los diálogos que escuchamos durante 'New York, New York' surgieron de la improvisación pura y dura.

La naturalidad está bien, y está claro que la confianza en tu reparto siempre es una muestra de respeto y admiración, pero Scorsese no tardaría mucho en arrepentirse de esta decisión cuando tuvo que encerrarse a trabajar en el montaje final de la película. El objetivo estaba claro, otorgar una narración comprensible y coherente. No fue nada fácil. Y tampoco terminó de salir del todo bien.

New York, New York en eCartelera
6 Director inesperado

Como ya veremos más adelante, las peleas fueron casi una constante a lo largo del proceso de creación de 'New York, New York'. Una de ellas, protagonizada por Martin Scorsese y Robert De Niro, terminó con el cineasta largándose del set y dejando el rodaje en manos de Steven Prince, quien tuvo que dirigir una de las escenas de la película. El único que ganó con esa pelea fue, sin duda, él.

New York, New York en eCartelera
7 Entrenando al Toro

De acuerdo, vamos a citar otra virtud de 'New York, New York'. Durante el rodaje, Robert De Niro andaba pegado a un libro llamado 'Toro salvaje', del cual no dejaba de hablar con Martin Scorsese. En palabras del productor Irwin Winkler, ese fue el primer paso para que el próximo proyecto que llevaron a cabo director y actor fuera el magistral biopic de Jake la Motta, una de las más evidentes cimas de su trabajo conjunto. Resumiendo, del desastre surgió un milagro.

New York, New York en eCartelera
8 El peligro de los taxis

Ya se ha mencionado anteriormente que el rodaje de 'New York, New York' estuvo lleno de descontrol, rabia y furia. Uno de los ejemplos más evidentes de esta situación se dio durante una escena de pelea dentro de un taxi entre Liza Minnelli y Robert De Niro que fue tan lejos que terminó con los dos protagonistas y Martin Scorsese en una sala de emergencias. Siempre unidos, incluso en el caos más absoluto.

New York, New York en eCartelera
9 Fracaso total

Está claro que no todas las películas de Martin Scorsese han funcionado en la cartelera de la forma que uno podría esperar viniendo con la firma de uno de los mas grandes cineastas de la historia, pero el fracaso de 'New York, New York', con una recaudación que ni siquiera cubrió los catorce millones de dólares que había costado la película, fue un punto de inflexión en su carrera.

A partir de entonces, y sobreviviendo a una depresión originada por el naufragio de la cinta, Scorsese encadenaría dos obras maestras seguidas, la citada 'Toro Salvaje' y 'El último vals', el mejor documental musical jamás rodado.

New York, New York en eCartelera
10 Flechazo fallido

Vamos a terminar con un detalle romántico, maldita sea, que no todo parezca el desastre mayúsculo que, por otro lado, es. Y es que, saliera como saliera, 'New York, New York' fue, en palabras del propio Martin Scorsese: "Un San Valentín dedicado a Hollywood'. Y no, no funcionó, pero el intento estuvo ahí, honesto y descarnado. Las obras fallidas de los genios siempre se las arreglan para destacar por encima del error. Aquí no tenemos una excepción a esa regla.

New York, New York en eCartelera

La lista de errores es amplia, pero, resumiendo, diremos que las pretensiones con las que nació el proyecto fueron las mismas que se encargaron de hundirlo a nivel comercial y crítico. Todo era demasiado gigantesco, incluyendo las cantidades de drogas que manejaba Scorsese en aquel lejano 1977, todo era demasiado apabullante, todo era demasiado grandilocuente y, lástima, (casi) todo era demasiado vacío. Uno puede sentir en cada fotograma el nervio de un director obsesionado con realizar un monumento cinematográfico, pero no es suficiente, principalmente porque las bases sobre las que se quiso edificar este sueño de celuloide se deshacía minuto a minuto.

 'New York, New York'

A continuación, descubrimos algunas de las curiosidades más sorprendentes de una película a la que el paso del tiempo, lejos de ayudar, ha terminado de condenar al olvido. Sus destellos de genialidad, alguno hay, merecen ser celebrados, pero la recompensa por un esfuerzo de, atención, casi 160 minutos, es realmente escasa. Nos queda para siempre, eso sí, su canción principal, inmortal y emocionante como el primer día. Y estas anécdotas, por supuesto.

Artículos recomendados

Visitamos las localizaciones de Hawai de 'Jumanji: Bienvenidos a la Jungla'

¿Qué personaje de videojuegos elegirían los protagonistas de 'Jumanji: Bienvenidos a ...

Comentarios

Noticias relacionadas