Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Jim Caviezel volverá a encarnar a Jesús en la secuela de 'La Pasión de Cristo'

Mario Caridad Miércoles 31 enero 2018

Mel Gibson confirmaba en 2016 su intención de desarrollar la secuela de su famosa película 'La pasión de Cristo'. Dos años más tarde, Jim Caviezel, que se puso en la piel de Jesús, ha confirmado que volverá para la segunda parte del film.

 La Pasión de Cristo

En una entrevista para el USA Today, el actor aseguraba que el nuevo largometraje abordará la resurrección de Cristo, explicando que "va a ser la película más grande de la historia" y que "hay cosas que no puedo decir que dejarán sorprendido al público".

Un reto por delante

Han pasado más de 14 años desde que 'La Pasión de Cristo' se estrenase, lo que implica un reto para Caviezel, que tendrá que interpretar un personaje que no ha envejecido, pues los sucesos de la resurrección datan de los tres días siguientes a su crucifixión, de la que fuimos testigos en la primera película.

El guion de 'Resurrección', que parece ser el título de la secuela, estará firmado por Randall Wallace, que ya trabajó con Gibson en 'Braveheart' y que de nuevo en el USA Today declaró: "Estamos intentando hacerlo de una manera cinematográfica, persuasiva y reveladora, de modo que surja una nueva luz, sin crear algo raro".

'La Pasión de Cristo: Resurrección' no tiene todavía fecha de estreno aproximada.

El mejor Mel Gibson director

1 'El hombre sin rostro'
'El hombre sin rostro'

El estreno como director de Mel Gibson sigue siendo su trabajo más académico hasta la fecha, una emotiva historia de amistad entre dos seres perdidos en medio de una sociedad marcada por los prejuicios y la indiferencia hacia los más indefensos. Esquivando la mayor parte del tiempo el potencial lacrimógeno con el que partía la película, Gibson demuestra desde el primer momento un interesante punto de vista visual con el que, lejos de los artificios gratuitos, consigue meter al espectador en una trama que, a medida que va mostrando sus cartas, adquiere una profundidad dramática manejada con pulso de hierro.

Un trabajo que, sin embargo, nos priva de los aspectos más viscerales que marcaron cada una de las obras posteriores del cineasta pero que ya nos deja entrever su fuerte personalidad, y especialmente, su vocación por no ir a lo fácil. Su película más sutil y domesticada. Y su primer notable.

2 'Braveheart'
'Braveheart'

La segunda película de Mel Gibson como director resulta ser, además, la mejor hasta la fecha. Dejando de lado las incoherencias históricas y una subtrama romántica que nunca termina de aportar un valor especial a la narración, 'Braveheart' sigue siendo una de las propuestas más épicas, emocionantes y vibrantes de la década de los noventa. Ganadora de 5 Oscar, incluyendo los de Mejor Película y Mejor Director, esta versión de la vida de William Wallace, joven escocés que luchó hasta la muerte por la libertad de su pueblo, nos mostraba a un director en pleno estado de forma, deslumbrando con su capacidad para combinar con inteligencia la delicadeza con la brutalidad, es decir, los momentos más íntimos de la historia con las deslumbrantes escenas de batalla que se suceden a lo largo de tres horas que pasan como un suspiro.

Una película que mantiene siempre un altísimo nivel y que se cierra con una de esas escenas inolvidables que marcan a toda una generación. Ah, por cierto, si buscáis la mejor interpretación de la carrera de Gibson, también está aquí.

Braveheart en eCartelera
3 'La pasión de Cristo'
'La pasión de Cristo'

Cuando se anunció que el siguiente proyecto como director de Mel Gibson tras el brutal éxito de 'Braveheart' sería 'La pasión de Cristo', película que narraría las últimas doce horas de vida de Jesús de Nazaret, muchos nos quedamos con la boca abierta. Meses más tarde, cuando acudimos al cine más cercano para verla, los temores se convirtieron en aplausos y las dudas en admiración. Porque 'La pasión de Cristo' conseguía hipnotizar y fascinar de la misma forma incluso a aquellos que no comulgan, nunca mejor dicho, con la historia y los hechos que se nos muestran en la pantalla.

Un trabajo marcado de manera definitiva por una dirección espectacular por parte de un Gibson que se dejaba el alma en cada uno de los planos, certificando por completo su estatus de cineasta mayúsculo. De manera previsible, la obra estuvo rodeada de polémicas desde el mismo día de su estreno, acusando al director de ofrecer un trabajo que se recreaba de manera excesiva en la violencia y el sufrimiento. Gibson, que nunca escondió sus intenciones de realizar el trabajo más realista y contundente posible, pudo relajarse al comprobar como el público convertía su película en todo un taquillazo. Un éxito tan inesperado como justificado. Y merecido.

La pasión de Cristo en eCartelera
4 'Apocalypto'
'Apocalypto'

Si 'La pasión de Cristo' había sido una apuesta más que arriesgada que, sin embargo, terminó con final feliz, 'Apocalypto', la cuarta película como director de Mel Gibson, tampoco iba a poner las cosas fáciles en un comienzo. El cineasta, obsesionado con alcanzar el realismo absoluto, decidió que si su siguiente proyecto se centraba en la cultura del imperio maya, se debía rodar por completo con diálogos en Yucatec, principal dialecto de la zona, una elección que se respetó hasta el final y que provocó que muchos espectadores pensaran en ella como poco más que una extravagancia de superestrella. Y no sabían lo que se les venía encima.

Con 'Apocalypto', Gibson ofrecía una de las aventuras más trepidantes, salvajes y vertiginosas que se han visto en la última década. Puede que la que más. Un trabajo espectacular que no permite ni un segundo de respiro y que contiene un tramo final a prueba de nervios. Gibson, otra vez, entregaba una lección de cine en permanente estado de inspiración, demostrando que derribar prejuicios es una de sus aficiones favoritas. No, no era un simple capricho de director. Era una película rozando la obra maestra.

Apocalypto en eCartelera
5 'Hasta el último hombre'
'Hasta el último hombre'

Diez años después del estreno de 'Apocalypto', y previo paso por el infierno mediático y personal, Gibson regresaba el pasado año con 'Hasta el último hombre'. Un trabajo que, partiendo de la historia real de Desmond Doss, el primer objetor de conciencia en la historia de los Estados Unidos en recibir la Medalla de Honor del Congreso tras participar en la Batalla de Okinawa, en plena II Guerra Mundial, sin usar ningún arma, ofrecía una apabullante factura técnica, pese a sus limitaciones de presupuesto, y una fabulosas dirección repleta de momentos en los que la brutalidad, tanto emocional como puramente física, traspasaba la pantalla. Con un primer tramo en el que el cine clásico se descubre como referente primordial, influencia directa tanto en el fondo como en la forma, 'Hasta el último hombre' alcanzaba su verdadera dimensión cuando la acción se traslada a ese acantilado lleno de suciedad, vísceras y muertos vivientes tan asustados como desprovistos de cualquier tipo de humanidad.

No hay límites, Gibson lo sabe, y por eso se lanza de lleno al terror de la guerra, a la crueldad sin sentido, al rumbo perdido del ser humano en medio de la catástrofe. Y lo rueda de manera sobresaliente, provocando la inmersión total del espectador, consiguiendo evitar siempre el caos visual, ubicando siempre el punto de vista en el lugar correcto para no perder la perspectiva global. Mel ha vuelto con fuerzas renovadas y la inspiración intacta. Lo echábamos de menos.

Hasta el último hombre en eCartelera
6 Mel is back in town
Mel is back in town

A estas alturas de la película, cada uno sabe el punto en el que se encuentra respecto a la figura de Mel Gibson. Si nos vamos a un terreno tan delicado como el personal, es evidente que el perdón tras sus sonoras meteduras de pata es complicado, pero si, por otro lado, analizamos lo que nos ha ofrecido como cineasta, el agradecimiento debería ser igual de inevitable. Porque, en esa liga tan imprevisible de estrellas que decidieron combinar su faceta interpretativa con la silla de director, Gibson juega siempre en los primeros puestos. Su cine es impulso, víscera, pasión, estruendo, sí, pero también poesía, emoción, valentía, riesgo. Y de esa mezcla tan compleja y peligrosa han surgido cinco trabajos de altura, películas que han mantenido siempre un nivel ejemplar, yendo siempre un paso más allá de lo que se esperaba.

El tiempo, o mejor dicho, la industria parece haber cerrado el capítulo negro de Gibson, ofreciendo de nuevo la oportunidad de que continúe desarrollando su trayectoria como director, una de las mejores noticias cinematográficas que nos dejó 2016. Porque, desde nuestra posición de espectador, lo que debemos pedirle es que siga regalando experiencias tan memorables como las que vivimos con 'El hombre sin rostro', 'Braveheart', 'La Pasión de Cristo', 'Apocalypto' y 'Hasta el último hombre'. Cinco películas que demuestran, con contundencia, el inmenso cineasta que es Mel Gibson. Por muchos años más.

Te puede interesar

'House of Cards' recibe a dos estrellas para suplir a Kevin Spacey

Greg Kinnear y Diane Lane se incorporan a la última temporada de 'House of Cards'

Comentarios

Noticias relacionadas