Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'¡Cásate conmigo! Por favor': Incontinencia verbal

Miguel Ángel Pizarro Viernes 29 junio 2018

El equipo de Philippe Lacheau, Tarek Boudali y Nicolas Benamou se han convertido en grupo que ha logrado reventar la taquilla francesa a base de un humor zafiamente masculino, en la línea de las secuelas de la saga 'Taxi'. Ya se vio en las dos entregas de 'Se nos fue de las manos', una mezcla entre 'Resacón en Las Vegas' y 'Project X', y, posteriormente, en 'Alibi.com, agencia de engaños'. Convertidos en una especie de Hermanos Farrelly, llega su propuesta en versión gay con '¡Cásate conmigo! Por favor', en la que no está presente Benamou.

Cásate conmigo, por favor

Yacine llega a París desde su Marruecos natal para estudiar arquitectura. Todo parece ir bien, se toma en serio sus estudios y ha conocido a Lisa, una jovencita con algo de sobrepeso que llama su atención. Sin embargo, tras una borrachera, Yacine no se presenta al examen de una asignatura, provocando que pierda su beca de estudiante de intercambio y queda en una grave situación de irregularidad legal. Tras dos años trabajando en negro, Yacine ve una oportunidad de regularizar su situación. La solución será casarse con su amigo y vecino Fred. Sin embargo, el agente Dussart, de inmigración, sospecha que el matrimonio es por conveniencia, lo que obligará a los dos amigos a convivir juntos y vivir situaciones surrealistas.

Sin malas intenciones, pero zafia en sus formas

Ya 'Alibi.com, agencia de engaños' estaba cargada de un humor muy básico y llenos de clichés sexistas y racistas. Cierto es que no se hacía con mala intención y era muy honesta con sus ambiciones, crear momentos cómicos en los que la camaradería masculina se entremezclaba con el toque canalla y desfasado de ese grupo de seductores farsantes. Sin embargo, lo que funcionaba como un humor francés diferente y alejado del clásico feel-good o del toque territorial de Dany Boon, acercándose a ese humor extremo de la ya citada 'Resacón en Las Vegas', ahora se acerca a esas propuestas rancias y hasta ofensivas que recuerdan a otras comedias francesas fallidas como 'Con los brazos abiertos', 'Están por todas partes' o al humor de las propuestas más cutres que protagonizó Will Ferrell.

Cásate conmigo, por favor

Ya el asunto empieza mal si la propuesta recuerda a una película protagonizada por Adam Sandler, 'Os declaro marido y marido'. La película utiliza el matrimonio entre personas del mismo sexo para crear una serie de momentos de humor fácil. Eso no es malo, el problema está a la hora de perfilar las situaciones cómicas. No es que sea ofensivo porque los protagonistas vistan de forma vistosa, impostando una pluma antinatural y que vayan a discotecas de ambiente llenas de jóvenes con cuerpos esculturales; lo es por dar por hecho que ser gay, en general, no solo es "tener un estilo de vida divertido", sino también por dar a entender que ser gay implica vestir de cuero, de látex, tener sexo sadomasoquista o llenar una habitación de consoladores y vibradores.

Humor trasnochado, ideal para amantes de la risa fácil

Puede que no sea haga con mala fe, pero el concepto que muestran sobre ser gay parece sacado de una comedia de los años 80. Es imposible no acordarse de una de las míticas películas de temática gay francesa, 'Vicios pequeños', realizada en 1978 y cuyo remake estadounidense hecho en 1996, 'Una jaula de grillos', tuvo (tristemente) más repercusión internacional. Sin embargo, lo que en el 78 eran clichés que se utilizaban para romper barreras y reivindicar a base de taconazo, en '¡Cásate conmigo! Por favor' se convierten en humor rancio y trasnochado. Lo alarmante no es que el tándem Boudali-Lacheau dirija una película de este tipo en la Francia actual, lo peor es que arrase en taquilla y que tenga opciones de tener una buena recaudación internacional.

Cásate conmigo, por favor

'¡Cásate conmigo! Por favor' es una de las peores comedias producidas en Francia el año pasado, sin duda. Carente de humor, con chistes propios del típico tipo que se cree gracioso, que sus aparentes buenas intenciones no deben ocultar su claro mal gusto y falta de empatía hacia un colectivo social.

Nota: 4

Lo mejor: Sus buenas intenciones y querer ser políticamente incorrecta.

Lo peor: No sabe ser políticamente incorrecta.

Artículos recomendados

Primer tráiler de la serie de 'The Purge: La noche de las bestias'

Primer tráiler de la serie de televisión de 'The Purge: La noche de las bestias': ...

Comentarios

Noticias relacionadas