Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Tenderness', animales heridos

Óscar Martínez Martes 17 noviembre 2009

Tras haber dirigido 'Fanática' y 'El escondite', John Polson regresa a la actualidad cinematográfica con 'Tenderness', adaptación de la novela homónima de Robert Cormier que ha pasado bastante tiempo en los estantes de su distribuidora hasta llegar a nuestras pantallas.

'Tenderness', animales heridos

El largometraje protagonizado por Russell Crowe logra captar en buena medida ese profundo poso melancólico y pesimista de la particular obra de este escritor norteamericano de literatura 'juvenil', ofreciéndonos un film intimista y contemplativo en el que impera el retrato de sus protagonistas y su curiosa relación. Por desgracia, parece como si en el camino John Polson hubiera obviado grandes fragmentos de la historia en la que se inspira, por lo que 'Tenderness' se nos antoja como un producto a medias resuelto.

Así como su director concede una gran carga a una ambientación en la que imperan los paisajes naturales y eminentemente bucólicos, el retrato de sus personajes se nos presenta apenas bosquejado, convirtiendo a 'Tenderness' en un producto más próximo a la transmisión de sensaciones que a la narración de una historia. De este modo, el espectador siente cómo la tragedia se cierne de manera constante sobre los protagonistas del film, anclados en un doloroso pasado que, por contra, se les ofrece como último resquicio al que aferrarse ante la vacuidad de sus actuales vidas, pero mientras el rol del policía interpretado por Russell Crowe se nos muestra con una claridad meridiana, la críptica relación entre sus dos jóvenes protagonistas (el caprichoso enamoramiento de ella y los instintos asesinos de él) flaquea como consecuencia de su escasa consistencia y su falta de profundidad.

'Tenderness', animales heridos

De este modo, 'Tenderness' pretende ser un retrato humano que, por desgracia, carece del mismo, cuyo poso marcadamente amargo y desasosegante nace más de la sugestión del espectador que de los propios méritos del film.

Artículos recomendados

'Un lugar donde quedarse', otro sueño americano

'Un lugar donde quedarse', otro sueño americano

Comentarios

Noticias relacionadas