Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Wall Street: El dinero nunca duerme', la segunda oportunidad de Gordon Gekko

Jesús Agudo Martes 05 octubre 2010

¿Quién iba a pensar que 22 años después volveríamos a ver a Gordon Gekko de nuevo en un traje por Wall Street? Pues no podía venir en mejor momento. Si la primera parte plasmó en los años 80 el auge de los "brokers" neoyorkinos, en 'Wall Street: El dinero nunca duerme' viviremos cómo se enfrenta el centro económico casi mundial a la temida crisis económica.

Michael Douglas y Shia LaBeouf en Wall Street 2

1987: Éxito y caída

Primero vamos a tener que hacer memoria, ya que de la primera película en 1987 ha llovido mucho. ¿Dónde acabó Gordon Gekko (Michael Douglas)? Pues en la cárcel. Su mano derecha, Bud Fox (Charlie Sheen), le traicionó al sentirse culpable por el camino que estaba tomando su vida. Bud era un joven agente de bolsa que, para acelerar su ascenso en Wall Street, se presenta a Gekko y se convierte en su agente. Su vida cambia radicalmente: lujo, éxito, un ático de infarto... Pero cuando Gekko le encarga una operación que les podría hacer millonarios pero significaría vender su alma, Bud descubre al hombre sin escrúpulos que realmente es y prefiere ayudar a las autoridades a descubrir los planes de Gekko y entregarle. Al empresario le esperaban unos cuantos años a la sombra...

2010: Redención

Saltamos al presente, al día en que Gekko sale de la cárcel, y no hay nadie esperándole fuera. Su hija no le dirige la palabra y su otro hijo ha fallecido. Entonces se decide a escribir un libro sobre las razones por las que nos estábamos dirigiendo hacia una crisis. En el camino conocerá a Jake Moore (Shia LaBeouf), quien resultará ser el novio de su hija y, a cambio de ayudarle a recuperar la relación con ella, él le ayudará a enfrentarse al mundo de Wall Street. El villano se vuelve antihéroe. Pero la ambición, como el dinero, nunca duerme.

Carey Mulligan y Michael Douglas en Wall Street 2

Ejemplo a seguir, incluso cuando no debería

Michael Douglas se ha tomado su tiempo para decidirse a realizar esta segunda parte con Oliver Stone, director de la primera. Pero visto como está el patio económico, lo encontró como el momento más oportuno. Porque a este hombre le gusta llamar la atención. Se embarca en proyectos de "dudosa reputación" para el que sea un poco conservador. 'Traffic' y las drogas, 'Instinto básico' y el sexo... Las películas de Douglas siempre han dado que hablar.

Michael Douglas en Wall Street 2

'Wall Street' no fue una excepción. Su personaje, que tenía que quedar en la mente del público como un cab... como el malo, se convirtió en un héroe para los futuros brokers y un modelo a seguir en el mundo de las finanzas. Pero era otra época, todo iba viento en popa y sobraba ambición. Gordon Gekko fue tomado como ejemplo de lo que hay que hacer para llegar a lo más alto, y Douglas llegó con él a lo más alto, consiguiendo el Oscar.

Y ahora Douglas quiere volver a llamar la atención y dejar claro con 'Wall Street: El dinero nunca duerme' de dónde salieron los problemas que nos han llevado a la situación actual. Además, a sus 66 años hacía tiempo que no sabíamos mucho de él porque ha preferido dedicarse por entero a su mujer Catherine Zeta-Jones y a sus dos hijos. Pero aún tiene ganas de guerra. Esta película además fue la última que hizo antes de que se le diagnosticaran un cáncer de garganta. Ya se está tratando y está muy seguro de que saldrá victorioso de la pelea porque cuando esté curado grabará junto a su mujer 'Racing the Monsoon'. Porque el hijo de Kirk Douglas es duro de pelar.

Relevo generacional

'Wall Street: El dinero nunca duerme' contrapone en pantalla a un actor veterano con una carrera bien labrada, con un joven que acaba de empezar, pero tiene a Hollywood enamorado. Hablamos por supuesto de Shia LaBeouf. ¿Qué tendrá este chico "guapifeo" que tiene a los más grandes encandilados? Con sólo 24 años ya ha volado por los aires con Michael Bay en 'Transformers', tuvo el grandísimo honor de convertirse en el "sucesor" de Indiana Jones (de cuya película ha pedido perdón porque se siente personalmente culpable), y ahora Oliver Stone le convierte en el protagonista de la secuela de una de sus películas más emblemáticas.

Shia LaBeouf en Wall Street 2

El chico con un nombre tan poco corriente ha tenido una vida igual de especial. Sus padres eran hippies, una de sus abuelas era una poeta beatnik lesbiana, uno de sus abuelos era un ex-militar alcohólico. Su padre fue de trabajo en trabajo como payaso o comediante. Cultivaban marihuana y la fumaban cuando Shia era pequeño. Tiene raíces judías (su abuelo materno fue un superviviente del Holocausto). Ya sólo con el principio la vida de Shia LaBeouf parece carne de biopic.

De primeras es un chico que parece tener los pies en el suelo, sabe lo que es ser pobre (sus padres se divorciaron y él se crió con su madre como podían) y no suele ser carne de tabloides (excepto arrestos por conducción ebria, alegando, como dice él, le viene de familia). Lo que sí tiene es mucha ira contenida, porque en el pasado Festival de Cannes (donde se presentó la película) tuvo para todos. De los periodistas pasa porque no saben escribir bien su nombre, cosa que no le importa, porque si le nombran es porque hablan de él. Criticó el trabajo de Charlie Sheen en la primera parte. Y con los hombres de negocios mejor no empezar...

Eso sí, para Douglas y Stone son todo alabanzas. Del segundo incluso dice que él y Spielberg son como sus padres. Lo que no tiene es una fórmula secreta, no sigue métodos. Como él dice, no es lo mismo hablar a la nada en 'Transformers' que tener delante a Michael Douglas. Lo que hace es meterse bien en sus papeles. Pasó mucho tiempo estudiando el juego de la bolsa, incluso invirtió 11.000 euros suyos y consiguió en unos días 200.000. LaBeouf admite que incluso le llegaron ofrecer trabajos de agente de bolsa.

Carey Mulligan en Wall Street 2

Todos quieren trabajar con Oliver

Oliver Stone no es un director cualquiera. Nos ha traído películas como 'Platoon' o 'JFK'. De ahí que su elenco no podía estar completado por "cualquieras". Desde nuevas promesas como Carey Mulligan ('Una educación') hasta actores consagrados como Josh Brolin ('Conocerás al hombre de tus sueños') o Susan Sarandon, que ya aparecía en la primera parte. Charlie Sheen también vuelve para un pequeño cameo. Nadie puede perder la oportunidad de trabajar con uno de los grandes de Hollywood. Stone ha escogido a Allan Loeb ('Cosas que perdimos en el fuego') para el guión.

Críticas enfrentadas

La película recaudó 9 millones de dólares en EEUU el primer día, en el primer fin de semana se acercaba a los 19 millones, y se convertía en el número uno de la semana en taquilla. Pero las críticas no son tan favorables. Se suponía que con un director como Stone, con un elenco como el que tiene, con una historia que continuara la mítica película de 1987... debería haber sido mejor. Nadie niega que sea más entretenida que muchas secuelas, pero se esperaba más. La parte "de acción" es buena, la romántica, no tanto. También le achacan pérdidas de ritmo. Pero destacan las actuaciones sobresalientes, sobre todo la de Shia (¿qué tendrá este chico, en serio?).

Josh Brolin y Michael Douglas en Wall Street 2

Este viernes llegará a las salas españolas 'Wall Street: El dinero nunca duerme', tras una importante campaña de publicidad. Quizás es una historia que en nuestro país no toque tanto, pero el tirón que suponen nombres como Oliver Stone, Michael Douglas o Shia LaBoeuf puede augurarle al menos un buen fin de semana. La semana que viene con el ranking de taquilla despejaremos dudas y comprobaremos si, como dice Gordon Gekko, el dinero nunca duerme, o por el contrario invita a echarse la siesta.

Artículos recomendados

Ya está aquí la edición de coleccionista de 'Avatar'

Ya está aquí la edición de coleccionista de 'Avatar'

Comentarios