Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'Blinded by the Light (Cegado por la luz)': Quiero ser como Springsteen

Miguel Ángel Pizarro Viernes 20 septiembre 2019

La cineasta británica de origen indio, Gurinder Chadha, ha plasmado su realidad desde diferentes ángulos en su filmografía. Conocida mundialmente por la fabulosa 'Quiero ser como Beckham', tras hacer un repaso histórico del paso de la India de ser una colonia a un país soberano en 'El último virrey de la India', la directora vuelve a sus orígenes con una historia sobre los conflictos entre padres inmigrantes e hijos criados en un país occidental, esta vez en la época thatcheriana y al ritmo de Bruce Springsteen en 'Blinded by the Light (Cegado por la luz)'.

Blinded by the Light

Año 1987, Javed Khan ha vivido toda su infancia y adolescencia en Luton, un pueblo obrero de Inglaterra. Hijo de una familia inmigrante pakistaní, el chico intenta sobrevivir en sus años de instituto para sacar las mejores notas y poder irse a estudiar a una universidad lo más lejana tanto de su pueblo, como de su familia, cuyo sistema le ahoga, al tener unos padres demasiado tradicionales. En el instituto conoce a Roops, un chico indio que es fan de Bruce Springsteen. Para Javed, la música de The Boss será una revelación, al sentirse identificado con cada una de sus letras, lo que le impulsará a seguir su vocación y dedicarse a la escritura, pese que su padre no lo aprueba.

Emanciparse y romper con lo tradicional

La película está basada en 'Greetings from Bury Park: Race, Religion and Rock N' Roll' de Sarfraz Manzoor, periodista británico que en su libro contaba su propia infancia en Luton y cómo era de difícil vivir en una familia pakistaní en un ambiente hostil. Fan de Springsteen de toda la vida, esa pasión por la música del cantante de Nueva Jersey queda perfectamente plasmada en la película, en la que Manzoor participa en calidad de coguionista.

Blinded by the Light

Es precisamente esa vena musical la que hace que 'Cegado por la luz', titulada así la película en honor al tema del mismo nombre de Springsteen, sea una nueva propuesta fresca, llena de energía y sentimiento. Una historia que tiene ese toque entrañable de la citada 'Quiero ser como Beckham' con el añadido de narrar un trasfondo histórico complejo, al vivir en los años más duros de las políticas de Margaret Thatcher.

Ese el otro punto en el que 'Blinded by the Light' brilla, en mostrar que las consecuencias económicas de las políticas de Thatcher, para la clase obrera, fueron una auténtica losa social, especialmente en familias de inmigrantes, puesto que Chadha muestra, por un lado cómo las tradiciones pesan en unos hijos que buscan escapar de un estilo de vida arcaico, pero, por otro, también enseña el racismo vivido por las mismas familias, así como abrazar las tradiciones de los países de origen están más ligados de lo que querrían admitir ambas parte.

Drama social a ritmo de Springsteen

Mención también para sus jóvenes actores, que son los que transmiten esa energía y esas ganas de salir hacia delante pese a las adversidades. Viveik Kalra, el joven protagonista, es todo un descubrimiento, al conseguir empatía con sus ansias de vivir, con su amor por la escritura y la literatura, por sus ganas de romper barreras y prejuicios. A su lado están Aaron Phagura y Nell Williams, como sus férreos apoyos en este proceso de emancipación. También toca hablar de Hayley Atwell, la actriz deja aparcada temporalmente a la Agente Carter para mostrar su lado más social, al ser la profesora de Literatura de Javed y su referente en el impulso de aceptar su vocación como escritor.

Blinded by the Light

Con esos ingredientes, Chadha dirige su mejor película desde la simpática 'Bodas y prejuicios', especialmente porque sus intenciones son muy concretas: mostrar la realidad de los jóvenes de origen indio o pakistaní que se han criado en una realidad occidental, como también cómo repercutieron los recortes económicos en sus familias. Todo a ritmo de temas como 'The River', 'Badlands' o 'The Promised Land' y mostrando la alegría de vivir, el superar barreras y salir hacia delante. Una película que sabe dejar buen sabor de boca y una sonrisa tras su visionado, algo que no todo el buen cine consigue.

Nota: 7

Lo mejor: Su mezcla de drama social con comedia musical y cómo la directora plasma los problemas de una familia obrera de origen inmigrante.

Lo peor: Aunque fresca y llena de energía, sigue siendo una película de iniciación y emancipación.

Artículos recomendados

'Deseando amar', la delicada joya de Wong Kar Wai

'Deseando amar', el susurrante y apasionado anhelo de Wong Kar Wai

Comentarios

Noticias relacionadas