Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

'La búsqueda de la felicidad': La insatisfacción frente al espejo

Miguel Ángel Pizarro Viernes 14 diciembre 2018

Las relaciones de pareja, el concepto de matrimonio y los roles de los sexo en él ha sido una constante en el cine, siendo el sueco Ingmar Bergman uno de los cineastas que más ha reflexionado sobre ello. Puede que inspirándose en él, el británico Dominic Savage vuelve al cine con 'La búsqueda de la felicidad', película en la que hace una interesante reflexión sobre la insatisfacción dentro de un matrimonio y que está protagonizada por Gemma Arteron y Dominic Cooper.

La búsqueda de la felicidad

Tara está casada con Mark, los dos forman un matrimonio de clase media-alta que vive a una burguesa zona residencial a las afueras de Londres. Él trabaja como ejecutivo y apenas tiene tiempo para estar en casa, ella decidió convertirse en ama de casa y hacerse cargo de los dos hijos pequeños que tienen. A diferencia de él, a ella le sobra demasiado tiempo. Entre las compras al supermercado, las labores del hogar y el cuidado de los niños, Tara apenas tiene tiempo para ella misma. Cansada y amargada, decide tomar una decisión radical en su vida.

Reflexión muy real sobre las parejas actuales

Savage crea un interesante retrato sobre un matrimonio muy actual. Lejos de los clichés habituales de este tipo de cine, el director ahonda dentro de la insatisfacción femenina actual. Aparentemente, ella tendría que ser feliz con lo que tiene, siendo la clásica imagen de mujer burguesa "aburrida con su vida". No obstante, el realizador, que escribe también el guion, explora su psique, el origen de su insatisfacción y amargura. Es ahí donde reside la complejidad de la película, en la que el público verá incómodo cómo es el único que percibe esa infelicidad ante un marido ególatra, egoísta e incapaz de percibir lo que siente su esposa.

La búsqueda de la felicidad

Ese retrato femenino es muy actual, al mostrar una mujer joven que, sin saber cómo, renunció a sus propios intereses e incluso a su vocación. Savage logra que se conecte con esa insatisfacción, a la que se añade la incapacidad (en distintos niveles) de ambos cónyuges de decirse las verdades a la cara. Ella apenas tiene la fuerza de comunicarle a su marido su infelicidad, él realmente no quiere escuchar los deseos de su esposa, viéndose incapaz de comprender la complejidad de una pareja. Sin duda, el retrato masculino del matrimonio se ha hecho de una forma muy cercana a la realidad a como muchos hombres reaccionan en sus propias relaciones sentimentales.

En ese reflejo de infelicidad, Savage provoca una huida hacia delante, llevando a la protagonista a París, ciudad que invita al desliz. Una vez más, el director evita lo previsible, mostrando la cara menos condescendiente de la aventura de lo desconocido. Ahí se regresa al reflejo de la insatisfacción, que no se soluciona con una huida hacia delante.

Magnífico reparto de actores

En esta mirada sobre la pareja actual están dos magníficos actores. Gemma Arterton lleva a la realidad su personaje idealizado de 'Primavera en Normandía', ofreciendo una de sus interpretaciones más entregadas. Dominic Cooper logra reflejar muy bien el perfil de marido que no ve más allá de sus narices y ensimismado en su propio ego. Los dos evitan maniqueísmos absurdos, provocando que se puede entender la relación entre ambos, que se logre entender la insatisfacción de ella y la incomprensión de él, con perfiles tremendamente humanos. Como respuesta al marido desconcertado está el francés Jalil Lespert, quizás como la contraparte real del personaje de Tara.

La búsqueda de la felicidad

Cierto es que Savage no logra resolver del todo bien esta reflexión sobre la propio yo de su protagonista. No obstante, sí consigue crear un interesante retrato femenino que invita a la reflexión y la conversación después de su visionado. Sin duda, una demostración de que la comunicación en una pareja es lo esencial para evitar perder el propio sentido de la individualidad. Estupenda meditación sobre las relaciones de pareja actuales.

Nota: 7

Lo mejor: La reflexión sobre las relaciones sentimentales y las insatisfacciones que nacen dentro de ellas.

Lo peor: Su parte final es algo precipitada.

Artículos recomendados

Crítica de 'Yuli'

'Yuli': Un cautivador y emocionante relato sobre el bailarín Carlos Acosta

Comentarios

Noticias relacionadas