Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

EXCLUSIVA Laura Pausini, coach confirmada de la nueva edición de 'La Voz' en Antena 3
6,5

Así Conocí A Vuestra Madre

12 oct 2013

Desencantado con su trabajo y con un futuro incierto, Jesse Fisher regresa a su antigua universidad para la cena de jubilación de su profesor favorito. Un encuentro fortuito con Zibby, una precoz estudiante de 19 años, despierta en Jesse sentimientos que creía olvidados. Ambos sienten una poderosa atracción que termina en romance, pero tendrán que hacer frente a numerosos obstáculos, y en especial, a la diferencia de edad entre ellos.

El eterno Ted Mosby regresa en esta ocasión con su segundo trabajo detrás de las cámaras. El que pretende ser el nuevo Woody Allen de la comedia romántica da un paso adelante con respecto a su trabajo en "HappyThankYouMorePlease (2011)", aunque aún esta lejos del genio neoyorquino.
"Amor Y Letras" no deja de ser otra comedia romántica que consigue sacar una sonrisa, en especial gracias a las actuaciones y al encanto que consigue la propia película.
Donde muchas otras películas fallan, en el realismo de las situaciones que se proponen, o la veracidad de las conversaciones que mantienen los protagonistas, "Amor Y Letras" se mantiene firme sin recurrir a tópicos del género, por lo que su visionado es mucho más entretenido y disfrutable que el de la mayoría de cintas de este género.
Y es que Josh Radnor consigue un más que atractivo equilibrio entre su faceta de director y su papel de actor, ayudado además por un guión (también del propio Radnor) bien estructurado y que permite un mejor desarrollo de la historia de los personajes.

Lo cierto es que la historia desborda ternura y amor por los cuatro costados. El espectador logra involucrarse con los personajes de forma muy profunda, en gran parte gracias a las increibles interpretaciones de las que goza la cinta.
Josh Radnor demuestra que lleva el drama en la sangre, su trabajo supera al de su anterior película y también al de las últimas temporadas de la popular serie "Como Conocí A Vuestra Madre". Sus expresiones parecen más humanas y más cercanas a lo que la realidad del mundo nos ofrece, al igual que sus líneas de texto, que, como ya he resaltado antes, vienen dadas por un guión más que notable en este aspecto.
Elisabeth Olsen realiza un trabajo sobresaliente. Cierto que no da el pego como chica de 19 años, pero aparte de ese tedioso detalle, su trabajo es brillante, transmitiéndonos esperanza, dolor, sufrimiento y alegría a partes iguales durante toda la cinta, aunque si es cierto que se echan en falta unos pocos minutos más para verla. La verdad es que es preciosa.
Richard Jenkins también demuestra que lo suyo es el drama, si hace tan sólo unas semanas en la crítica de "Jack Reacher (2013)" reafirmé mi postura en cuanto a los papeles dramáticos de Jenkins, aquí queda nuevamente demostrado que es un actor hecho para papeles como estos.
Pero, siempre hay un pero. No todos los actores realizan un trabajo estupendo, al igual que no todos los personajes son necesarios en la trama. Un ejemplo más que evidente de este error es el papel interpretado por Zac Efron. Un personaje insulso, sin chispa y con un espacio en la historia que no queda muy claro, algo así como la voz de la conciencia de Josh Radnor, lo extraño es que se trata de un alumno universitario algo puesto de ... "bocadillos", como dirían en "Como Conocí A Vuestra Madre". El trabajo de Efron es ciertamente horrible, por lo que el personaje que interpreta se hunde más y más en la mediocridad de lo que nunca debió de ser.

En cuanto a los aspectos más técnicos podemos hablar de una fotografía bastante realista con unos colores que se asemejan en parte a los que podemos ver en la serie protagonizada por Josh Radnor.
La música contribuye de forma parcial a un mejor desarrollo de la historia, aunque se hecha en falta en algunos momentos, mientras que en otros parece ser la misma que la de muchas películas dramáticas.

6,5/10 para "Liberal Arts", pobremente traducida al castellano como "Amor Y Letras" para tener un más amplio espacio comercial. Una cinta amable, sencilla y verdaderamente disfrutable en muchos de los momentos de la película a pesar de los fallos aislados que restan calidad al conjunto.
Puede que el próximo trabajo de Josh Radnor mejore aún más este filme y podamos asistir a un auténtico nuevo Woody Allen.

Para más críticas entrad en www.criticasdecinejorge.blogspot.com

1
0
Valorar esta crítica