Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

7,8

Una secuela esperada.

22 jun 2016

Trece años ha tardado Pixar en traernos de vuelta a Nemo, Marly y Dory a la gran pantalla algo en cierto modo comprensible ya que esta gran compañía no es muy partidaria de las secuelas ya que la mayoría de ellas no han funcionado del todo bien (Car,s, Monstruos University) aunque algunas se encuentren entre las mejores de toda su filmografía (Toy Story 3) la gran capacidad e imaginación de esta compañía prefiere traernos historias nuevas y bastantes diferentes entre ellas. Pero este caso es especial ya que "Buscando a Nemo" se ha convertido con el tiempo en todo un referente del cine de animación y en una historia que ha sabido hacerse un hueco en la mente y en el corazón de muchos niños y no tan niños, por este motivo una secuela era casi obligatoria.

Lo primero que vemos es el cortometraje que precede a la película (algo que ya se ha convertido en algo obligatorio y muy esperado para los que amamos a Pixar) llamado "Piper" un corto de animación fotorealista que nos cuenta una historia de superación muy al estilo "Wall-E" esto quiere decir sin ningún tipo de conversación ni de voz en off que nos explique lo que ocurre solo los gestos y reacciones de un pequeño pajarillo que nos dejan uno de los mejores cortos de la compañía en años.

Y de lleno dentro de la película lo primero que nos sorprende es el color que inunda toda la pantalla y nos muestra un mundo muy reconocible lleno de viejos conocidos y algunos nuevos. Una animación que se mantiene muy parecida a la original con algún momento puntual bastante espectacular (la migración de las rayas o la pecera de mundo marino). Todos vuelven para esta segunda parte aunque sea solo en una pequeña escena. Aunque la protagonista de esta historia sea la entrañable Dory la cantidad de personajes secundarios es bastante notable, especial mención al personaje de Dory de pequeña que es realmente adorable.

El ritmo de la película es trepidante y aunque su duración no es demasiado excesiva (90 minutos con el corto incluido) nos muestran multitud de momentos algunos dramáticos y otros tremendamente divertidos como siempre con un mensaje de fondo que solo los padres que acompañan a los niños sabrán apreciar.

Por lo que en general esta segunda entrega mantiene todas las cualidades que hicieron grande a su predecesora y añade bastantes nuevos personajes con carisma y recordables, una buena historia y una capacidad de emocionar y hacer reír como solo Pixar sabe hacer, una película ideal para TODOS en este verano.

Nota: Al final hay una escena postcreditos bastante interesante que hace que esperar un poco valga la pena.

0
0
Valorar esta crítica
'Buscando a Dory' sigue nadando donde le lleve la corriente
Crítica Ecartelera
8,0