Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

ÚLTIMA HORA: El Príncipe Andrés se retira de los actos oficiales por el Caso Epstein
Avatar de Kirblue

Kirblue

9

La experiencia del año

25 feb 2011

Aronofsky nos propone algo muy simple: sentarnos en una butaca y sentir el cine. La historia no se construye sobre unos cimientos totalmente originales, se siembra a partir de una trama que ya hemos visto numerosas veces en la pantalla grande: el descenso a la locura del (o la) protagonista, hasta llegar a un extremo donde le cuesta distinguir la realidad de la ficción. Pero Aronofsky consigue transmitirnos mucho más, sentimos lo mismo que la protagonista, nos propone entrar en su mundo y disfrutar de un verdadero espectáculo.

El director nos quiere enseñar la dualidad, el contraste, y TODO el mundo va a captarlo. Consigue transmitir al espectador qué siente Nina (Natalie Portman) en todo momento. Imposible que no seas capaz de distinguir esas metáforas visuales, ese juego entre blancos y negros (la pureza frente a la lujuria), esos espejos para fortalecer el contraste. Se repiten tantas veces, y tan claramente, para que el espectador acabe entrando en el juego de 'Cisne Negro', para que entienda en todo momento las intenciones de la película.

Probablemente, aquel que no se meta en 'Cisne Negro', que la vea con el rabillo del ojo, o que no consiga sentir lo que la película propone, sentirá total indiferencia en la última parte de la película, y pensará "¿Qué cojones estoy viendo?". Y no es que esa persona sepa menos de cine, o le guste menos que al resto, simplemente se debe a que 'Cisne Negro' es muy efectista, y no es un punto negativo, vaya que no, pero se fundamenta en que quien ve la película sienta lo que está viendo, no se fundamenta en un argumento profundísimo, ni en una simbología acojonante ('Cisne Negro' tiene simbología, pero es simple, como ya he dicho, es simple para que todo el que la vea pueda captarla y disfrutar de ella).

De esta forma tenemos un reparto cojonudo, para que toda esa demencia sea creíble, donde, claramente, destaca Natalie Portman, con una interpretación de Oscar (el pelo de punta con ciertos momentos). Pero imposible no mencionar a Mila Kunis, que hace también un papel impresionante. Vincent Cassel cumple, y con nota.

Así, 'Cisne Negro' probablemente no sea una obra maestra que guste a todo el mundo, porque los gustos son algo realmente dispar, y tal cosa no existe, pero sí que conseguirá transmitir, y muchísimo, a aquellas personas que se metan en la película. Una experiencia increíble, probablemente la mejor del año, y una de las más impresionantes en mucho tiempo.

0
4
Valorar esta crítica
'Cisne negro', la genial locura de Aronofsky
Crítica Ecartelera
9,0