Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Avatar de Floser

Floser

10

Batiendo alas hacia la perfección

17 ago 2014

Estoy enamorado, debo decirlo. Durante muchos años "Pixar" fue la gran titán de la animación, insuperable, imparable y siempre sorprendente. Dreamworks parecía condenada a vivir en la sombra de la empresa de la lámpara. Pero un buen día el genio de Pixar, su mente pensante, su PERFECCIONISTA, se fue y el estudio empezó a tropezar gradualmente con una serie de títulos sin sentidos y carentes de la genialidad habitual.

Dreamworks, ante ese hecho, no se ha dormido en los laureles, ha pisado el acelerador y ha adelantado a Pixar hasta tal punto que ya no se les ve por el retrovisor. Desde el lanzamiento de "Kung Fu Panda" se ha ido superando a sí misma, hasta el punto de no hacer bien sólo las primeras partes, sino superándose en las segundas (cosa que, franca y objetivamente, Pixar no consiguió ni en sus mejores momentos). No hablamos solo de la animación, Dreamworks ha ido más allá, y ha hecho la palabra "épico" su propio principio a seguir. Cada una de sus últimas pelis se ha nutrido de la experiencia de la anterior. "Kung Fu Panda 2" fue una maravilla, infinitamente mejor que la primera. Y un día hicieron "How To Train Your Dragon" y, al menos a mí, me maravillaron con un entorno, una animación, unos efectos - y lo que me sorprendió más - un guión realmente impresionante.

Poco tiempo después, mientras preparaban una obra de arte llamada "The Croods" empezaron a anunciar que la secuela de este mundo lleno de dragones, estaba en marcha. "Será mucho más épica que la primera" decían. Y hoy, un servidor se ha sentado en una butaca, en una sala a oscuras, para ver si realmente lo conseguían.

"How To Train Your Dragon 2" cumple al 100% con lo que prometieron sus creadores. Es más épica, más impresionante, más conmovedora, mejor guionizada, dibujada, animada que la primera. Es una verdadera obra de arte. Una película de animación que no tiene nada que envidiar a la mejor superproducción hollywoodiense de real life. Nos encontramos con una historia ambientada diez años después de los acontecimientos de la primera parte. Con unos personajes que han madurado y evolucionado de forma impecable. No hay ningún personaje que no tenga algo importante que decir o hacer. No hay un sólo personaje que sobre. Ni hay ninguno que se haya quedado rezagado. Han sabido sacarle partido a las personalidades forjadas en la precuela y llevarlas un paso más allá.

La animación... ¿qué os puedo decir de ella? Unos escenarios que simplemente consiguen dejarte embobado. Os aseguro que no sabía dónde mirar. Los diseños de dragones nuevos no pierden la genialidad que ya tuvieran los primeros. Los "juguetes" de Hiccup (no entraré en detalles) son inteligentes al extremo. He visto una capacidad emocionante en la animación de este siglo de oro.

La banda sonora sorprende por su fuerza. Desde el principio hace que te olvides que lo que estás viendo en la pantalla, es una película de dibujos.

Por último, pero desde luego no menos importante, el guión. Un guión adulto, con la dureza lógica de una historia de vikingos y dragones, pero con unos puntos de humor impecables a los que Dreamworks ya nos tiene acostumbrados. Una trama inteligente, con giros interesantes y sorprendentes.

¿Queréis que le ponga pegas? Me cuesta mucho, y de hecho sólo tengo dos, una no es culpa de nadie más que del casting - la voz de Hiccup - me repele desde la primera parte. Y por último, para mí un fallo absurdo de guión desde el principio: el nombre del dragón "Toothless" (Desdentao), que creo que es un nombre demasiado absurdo para un personaje tan impresionante. Claro que, si lo pensamos así... "Hiccup" (Hipo) tampoco es una maravilla.

Como veis, los defectos que le veo son demasiado absurdos.

0
1
Valorar esta crítica
'Cómo entrenar a tu dragón 2': La mejor forma de surcar el cielo de verano
Crítica Ecartelera
9,0