Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

5

Ampulosidad y desnudos masculinos

24 ene 2010

Esta película puede resultar interesante para alguién, como yo mismo, que desconozca por completo la vida y la obra de Gil de Biedma. Quien conozca la trayectoria vital de este poeta puede ahorrarse el dinero de la entrada. Los personajes principales resultan demasiado esquemáticos, concretamente el que ¿interpreta? Bimba Bosé resulta tan superficial y vacío que resulta increíble que alguna vez haya existido una mujer así. Si alguien me puede explicar la razón por la que al final decide suicidarse me haría un gran favor, pues igualmente podría haber decidido ir al mercado a comprar un tambor de Colón. Y Jordi Molla, cuando se entiende lo que dice, se dedica a soltar frases grandilocuentes y ampulosas vengan o no a cuento. Está claro que el director o el guionista de turno se dedicó a recopilar esas frases más grandes que la vida misma que Gil de Biedma soltó a lo largo de su vida (debió ser un pedante de cuidado) y se ha dedicado a empotrarlas una tras otra a lo largo del guión, o mejor dicho, ha construido un guión exclusivamente con esas citas, uniéndolas con relación o no entre ellas.
Es de destacar porque de verdad es impresionante, la falta de vocalización absoluta de Jordi Molla. Tiene diálogos enteros incomprensibles. Es tan espectacular que te llegas a preguntar si en verdad Gil de Biedma hablaba así de mal y Jordi Mollá está haciendo un ejercicio de interpretación portentoso. Si no es así, a este chico hay que enviarle urgentemente a una guardería a ver si aprende a hablar el idioma a la vez que los niños de 2 años.
Resultan más interesantes las interpretaciones de los secundarios, Josep Linuesa y Brendemul (perdón porque creo que no se escribe así) lo hacen bastante bien, aunque también resultan algo esquemáticos. Juli Mira está espléndido como padre de Jordi Molla (le podría haber dado clases de declamación). Y eso sí, totalmente ridículo que a Vicky Peña le nominen a un Goya por soltar dos frases.
Resulta curiosa la generosidad en mostrar desnudos masculinos. Queda bien claro que Gil de Biedma era homosexual y promiscuo.

0
0
Valorar esta crítica