Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

La crítica de 'El corredor del laberinto: La cura mortal' de pedrogjeje

7

Un cierre en condiciones

31 ene 2018

Cuando la primera entrega de 'El corredor del laberinto' se estrenó en 2014 empezábamos a estar muy saturados del género young adult, representado por 'Crepúsculo' y 'Los Juegos del Hambre'. Sin embargo, esto no impidió que la película de Wes Ball cosechara un éxito más que considerable, asegurando dos secuelas con las que se completaría la historia. La segunda llegó muy rápido, apenas un año después, pero la tercera y última se retrasó debido al accidente que sufrió en el set su protagonista, Dylan O'Brien. Cuatro años después de su inicio, la historia de Thomas llega a su fin, y lo hace con O'Brien en plena forma y la franquicia aprovechando todo su potencial para contentar a los fans.

Ball repite por tercera vez en la silla del director, mostrando en esta última parte la seguridad y confianza que otorga haber tenido el control creativo de la saga desde el principio. El realizador, que proviene del ámbito de los efectos especiales, ha crecido con cada película hasta hacer culminar la saga en una sucesión de sus mejores secuencias de acción. 'La cura mortal' no da tregua al espectador, los set pieces más espectaculares se encadenan uno detrás de otro, y lo hacen con una pericia técnica y visual que no se suele ver en el cine juvenil de estas características.

En el apartado humano, 'La cura mortal' también cumple. Como decía, O'Brien ha vuelto con fuerzas renovadas, probando una vez más que es un héroe de acción muy a tener en cuenta (igual que en la ignorada 'American Assassin'). No solo se desenvuelve con soltura en las escenas de riesgo, sino que también añade un peso emocional muy importante para que la película funcione. Su relación con los personajes de Kaya Scodelario y Thomas Brodie-Sangster (otros dos actores jóvenes por encima de la media) es el corazón del film.

El cariño con el que se ha acometido el final hace que perdonemos los muchos fallos de guion de la película, agujeros y deus ex machina que podrían molestar al espectador casual, pero no tanto al fan que ha firmado el contrato implícito para suspender la incredulidad. 'La cura mortal' puede llegar a ser ridícula en sus giros argumentales (las soluciones rebuscadas que se sacan de la manga, las incontables veces que los personajes esquivan balas imposibles de evitar o son salvados a última hora por una nave que aparece de la nada), pero lo compensa con energía a raudales, un buen reparto y un final satisfactorio a la historia y a los personajes.

Eso sí, se recomienda volver a ver las dos entregas anteriores, porque es fácil perderse si uno no se acuerda de lo que pasó anteriormente, lo que también nos indica que esta es una película para los fans de la saga, y por tanto quizá no apta para espectadores accidentales.

0
0
Valorar esta crítica
'El corredor del laberinto: La cura mortal' es un digno cierre de saga que encantará a los fans
Crítica Ecartelera
6,0