Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

6

Esto No Debía De Ser Un Juego, Pero ...

18 mar 2014

Setenta años después de una guerra entre seres humanos y extraterrestres, un niño es enviado a una escuela militar espacial con el fin de prepararlo para una futura invasión. Adaptación de la popular novela de ciencia-ficción de Orson Scott Card.



La afición de Hollywood por adaptar sagas literarias parece no tener fin. Cierto que en ocasiones los trabajos son sobresalientes, pero, hemos de recordar, que la más larga y sobresaliente de este estilo ... vino de Reino Unido, y trataba sobre algo así como de un mago y sus aventuras.
Pero acabada ya la eterna gallina de los huevos de oro, a la que el gigante cinematográfico le hubiera gustado hincarle el diente, es hora de tratar de introducir nuevas propuestas: veáse "Los Juegos Del Hambre", que continua su andadura en el cine de manera notable, o "Crepúsculo", "La Brújula Dorada", "Soy El Número 4", "Eragon", "Cazadores De Sombras", "Hermosas Criaturas" ... La lista de fracasos y decepciones, algunas más sonadas que otras, es, cuanto menos, notable también.
Con "El Juego De Ender" llega el último intento de los estudios norteamericanos de introducirnos una saga fantástica con calzador, aunque la forma de llevarla a cabo no sea muy brillante.
La cinta que hoy analizamos es correcta en sus formas, entretenida, con un ritmo bien marcado y una historia atractiva desde el punto de vista argumental, pero, lamentablemente, se queda en eso y nada más.
Todo lo que rodea a la narración principal parece llevado a cabo con prisas, y, en los primeros instantes de la película podemos encontrarnos un poco perdidos hasta entender de que nos está hablando el film. La presentación de los personajes es tosca y mal ejecutada. Los de Viola Davis y Harrison Ford están treméndamente desaprovechados. No he leído el libro de Orson Scott Card y no puedo comparar el nivel de la adaptación literaria, pero, si la presentación de personajes en la novela es tan decepcionante como en la película, la historia pierde mucho en ambas plataformas creativas.
En cuanto a la forma de conducir la historia en sí, esas emociones de Ender podrían haberse visto también desde el punto de vista de los que le rodean, haciendo incapié una vez más en los dos tutores principales y en sus compañeros cadetes. La relación entre los propios cadetes debería de haberse trabajado más para crear un vínculo de unión y trabajo en equipo que distinguiera la película de otras con premisas parecidas. Las relaciones familiares de Ender se tocan de forma superficial y el dramatismo que se podía sacar de las mismas se ve reducido a una ínfima parte.
Seamos sinceros, la premisa de esta historia no debía de haberse tratado como un blockbuster veraniego para atraer al público juvenil a los cines como auténticos animales sedientos de experiencias espaciales con disparos y niños con armas, sino como un drama adulto protagonizado por niños en el que la moral y la inocencia se pierden en favor de una guerra que parece oculta entre las sombras.

Pero no sólo la forma de llevar a cabo la historia y todos sus ámbitos es errónea. Las actuaciones son bastante pobres. En especial de un Asa Butterfield que pierde calidad de forma alarmante en la versión doblada al castellano, aunque en la versión original tampoco sea nada medianamente suficiente.
Con Harrison Ford tenemos el caso contrario, en la versión original parece apagado y sin ganas de hacer un buen trabajo con su personaje, sin embargo en la versión doblada la ilusión y las emociones se resaltan más, por lo que en este aspecto, es más recomendable la versión doblada al castellano.
Pero no sólo de doblajes o versiones originales viven unas atuaciones bastante pobres por lo general. La gran mayoría decepciona en sus trabajos: Viola Davis, Hailee Steinfeld, Ben Kingsley, Abigail Breslin y los ya mencionados Harrison Ford y Asa Butterfield, no logran adecuar sus actuaciones al tono de la película y, en especial, este último, a los escasos momentos de verdadero dramatismo que vive su personaje.

En los apartados técnicos la película es otro cantar. Los efectos digitales son sobresalientes, en especial en los últimos momentos del film, con la gran cantidad de objetos moviéndose al mismo tiempo en diferentes trayectorias, puntos de luz correctamente elegidos y hologramas y explosiones perfectamente llevados a cabo.
El atrezzo, la dirección de arte y fotografía también son sobresalientes, y esto es en gran parte a una buena imaginación por parte de estos equipos para dar vida a la estación espacial donde se desarrolla el entrenamiento y al planeta natal de los 'insectores', al menos en los planos aéreos digitales que vemos.
Pero donde podemos destacar esta cinta por encima de los demás blockbusters veraniegos juveniles que poco a poco se pierden en el olvido, es en el banda sonora de Steve Jablonsky, la cuál vendrá a nuestra mente incluso al abandonar la sala de cine, en gran parte por la epicidad de los momentos en los que está encuadrada cada pista y el impresionante uso de los violines y los tan conocidos estallidos de claxon que un tal 'Hans Zimmer' puso de moda hace ya 4 años con la obra maestra de "Origen".

En definitiva podemos dejar claro que "El Juego De Ender" es una película entretenida, más o menos acorde a la novela en la que se basa (dependiendo del punto de vista del espectador que haya disfrutado de la obra literaria), y que nos hará disfrutar durante sus 114 minutos.
Por otra parte, la historia se ha tomado en un rumbo equivocado, muchas subtramas han quedado sueltas y mal ejecutadas, los personajes han sido mal presentados y sus emociones sólo raspadas superficialmente, y las actuaciones, son, bastante, decepcionantes.
6/10 como nota final para la cinta de Gavin Hood, cuya dirección queda muy lejos de lo que algunos esperábamos.

Para más críticas entrad en www.criticasdecinejorge.blogspot.com y comentad. ¡Muchísimas Gracias! :)

0
0
Valorar esta crítica
'El juego de Ender': Sacrificio, requisito para la victoria
Crítica Ecartelera
7,0