Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Avatar de Maester

Maester

9

Nunca es un adiós

11 abr 2015

Hace ya 14 años que llegaba a nuestras salas de cine la primera entrega de lo que posteriormente se iba a convertir en una saga que movería a masas. Desde aquel entonces, sin saberlo, íbamos a formar parte de una familia. Esto es lo que reza el espíritu de esta séptima entrega, la amistad convertida en familia.

Ha pasado un año de los acontecimientos acaecidos en Londres, mientras Dom intenta recuperar a una Letty cada vez más perdida entre la multitud, Brian se debe adaptar a su nueva vida de padre de familia aún a pesar de echar de menos su antigua vida. Pero la tranquilidad muy pronto llegará a su fin, Deckard Shaw, el hermano mayor de Owen Shaw, buscará venganza, y usará todos los medios necesarios para acabar con la vida de Dom y de su familia.

Aún a pesar de que la dirección llevada a cabo por Justin en las cuatro últimas entregas me gustaran, sin duda James han conseguido otorgarle a esta saga un toque diferente, que si bien peca en las llamadas "fantasmadas"-si en la sexta entrega era Dom el único que las llevaba a cabo, en esta serán unos cuantos quien se sumen a el- esta entrega, gana visualmente. Las escenas de acción y de peleas son un auténtico acierto plagadas de un buen espectáculo, los giros de cámara empleados, así como la banda sonora que las acompaña, hacen que obviemos que, aunque hayan usado llaves inglesas para pelear, se hayan tirado por una colina sin protección, roto un brazo, caído sobre un coche, todos acaben con unos meros rasguños.

Jason Statham cumple con creces como villano de esta saga, pero cae en la monotonía. Créeme, si Dom y su equipo están en el campo, Deckard lo estará, si Dom y su equipo están en otro país, Deckard les seguirá. Todo parece conectado para que el villano siempre este ahí, pero es ahí donde reside el único fallo de la película. En entregas anteriores, los "malos" tenían sus momentos de gloria en solitario, un ejemplo lo tenemos con Owen Shaw, uno de los mejores malos malísimos que nos ha otorgado esta grandiosa saga, pero aquí ha parecido que Jason se los debía llevar todos, y no me mal interpretéis, Jason es una grandísima elección, de las mejores, y su escena principal no dejará indiferente a nadie, pero se echa en falta escenas en solitario con él, y que no estuviera siempre tras los talones de Dom, esto si se conseguí al comienzo de la película, pero luego va cayendo en la monotonía, consiguiendo que la batalla final entre Dom y Deckard sea menos interesante que la que nos ofrecen el resto del equipo con el resto de villanos, siendo esta escena una de las más espectaculares de toda la película, e inclusive, de todo la saga.

Otra gran elección ha sido la incorporación de Kurt Russell. No es un fijo en la trama, pero sirve como gran sustituto de Dwayne que esta vez tendrá una participación menos considerable. Nos brindará alguna que otra escena bastante divertida y memorable.

Pero cuando una película dura un poco más de dos horas, no siempre se puede llenar de protagonismo a todas las nuevas incorporaciones. La única que gana gran presencia es Nathalie que llega para quedarse y de la mejor manera posible, pero actores como Djimon o Tony están mal aprovechados, podían haber ofrecido mucho más, y aunque son parte fundamental de la trama, hubiesen encajado mucho mejor en un película posterior a esta, pues con ello se ha logrado que el personaje de Jason cayese en la monotonía, y en algunas ocasiones, en un segundo plano. Eso sí, Ronda Rousey no cumple con su cometido, su actuación es algo absurda, y su pelea contra el personaje de Letty está muy lejana a poder superar a la que nos ofrecieron Michelle y Gina en la sexta entrega. A quien si he echado en falta ha sido al personaje de Lucas Black, su participación dura aproximadamente un minuto, realiza un mero cameo- si has visto la tercera entrega sabrás a cual me refiero- y no influye para nada en la trama inicial. Espero que si continúan con esta saga, cuenten con Lucas, no como sustituto de Paul, sino como uno más de la familia.

Un punto en discrepancia y con opiniones bastantes dispersas, son las escenas que Paul no llegó a poder grabar. Algunas de ellas son bastantes apreciables, y más si tenemos en cuenta en que una de ellas, exactamente cuando están en Oriente Medio, el movimiento de su cabeza no concuerda con el movimiento de su cuerpo, aunque hay que destacar un punto a favor, si realmente no sabes que escenas no llegó a grabar Paul, probablemente pasen desapercibidas, y eso hay que felicitarlo. Cosa distintas son las escenas aparentemente regrabadas. Muchas de estas escenas suenan a despedida, a un último adiós al personaje de Paul, que te hacen entrever un homenaje hacia el durante las dos horas de película. Probablemente te sacarán sentimientos encontrados.

El resto de la familia cuenta con la presencia que se merecen. Roman pondrá de nuevo el toque de humor, y Tej en esta ocasión se sumará a la acción, y aunque la pelea que tiene en esta película pueda estar sacada de la manga, el personaje de Ludacris ya se lo merecía. Mientras tanto, Letty pondrá la parte emotiva junto a Vin. Sin duda, han mejorado artísticamente.

En definitiva, esta nueva entrega gana visualmente, nos moverá sentimientos encontrados, nos hará reír, llorar, emocionar, vibrar, nos hará dudar si es o no la mejor de la saga- no obstante se ha de felicitar al director y al cuerpo de productores, lo más importante en esta ocasión era despedir Paul de la mejor forma posible, y no un final con pie a una nueva entrega como se tenía planeado desde un principio- pero lo más importante, nos hará sentir parte de la familia. Gracias por esta maravillosa saga.

Va por ti Paul

Aquí acaba mi crítica, eres libre de dejar de leer, pues haré mención a ciertas partes de la película, sobre todo del final, y a lo que yo sentí al verlas.

Me crié viendo esta saga, era casi un adolescente cuando se entrenó la primera entrega, y desde aquel entonces Paul se iba a convertir en pieza fundamental en mi vida. Sé que puede llegar a sonar bastante absurdo, pero Paul es alguien a quien admiro, y siempre admiraré. Mi entorno, tanto mi familia como mis amigos, saben lo que Paul representaba en mi vida, de hecho algunos que ya habían visto la película me aconsejaba que llevará pañuelos porque iba a llorar, y así ha sido. Los cincos minutos finales sin duda me han marcado emocionalmente. Era algo que me esperaba, pero imaginarlo es una cosa y sentirlo es otra distinta.

Debo admitir que no solo lloré con el final, durante toda la película tuve un cúmulo de emociones encontradas, que implicó no pudiera disfrutarla como yo hubiese querido. Parece como si todo hubiera sido destinado, aunque muchas escenas han sido regrabadas- cuando Brian llama a Mia, o la conversación en el avión entre Dom y Brian- hay otras que no, y me refiero a la escena en la que están enterrando a Hun. Esa escena fue una de las que más me marcó emocionalmente, muy seguida entre la conversión de Brian con Mía.

"Yo solía decir que vivía de medio kilómetro en medio kilómetro, y por eso éramos hermanos, porque tú también lo hacías. No importa donde estés, si a medio kilómetro, o al otro lado del mundo, siempre estarás conmigo y siempre serás mi hermano".

Esa es la última frase que Vin le reza a Paul, y no Dom a Brian. Tanto Ramsey como Brian le insisten a Dom sino se va a despedir, sino va a decir adiós, pero Dom sabe que esto no es una despedida, nunca es un adiós. Paul siempre estará aquí, en nuestra memoria y en nuestros corazones, si esta saga continua- le han dado pie para ello, fijaros bien en la escena principal y en la penúltima final-, podemos entender que el personaje de Paul se ha retirado, pues como afirman Letty y Dom en la escena final en la que Brian está jugando con Jack y Mía, ese siempre ha sido su sitio, su hogar, junto a su familia, algo similar a lo que Mía le hace prometer a Brian al comienzo de la película, permanecer junto a su familia. Algo parecido a lo que pudimos ver al comienzo de la sexta entrega ocurre en esta. En la sexta Dom le insistía a Brian que su antigua vida iba a cambiar con la llegada de Jack, pero es ahora cuando realmente todo va a cambiar, todo va a ser diferente, tal y como señala el personaje Tyrese con una sonrisa más que conmovedora mientras mira a Brian.

Nada volverá hacer como antes. Ha muerto una parte de mi infancia y sin quererlo también un gran trozo de mi vida, sé que esta película es mi última despedida hacia Paul, pero nunca es un adiós. Siempre serás un grande entre los grandes.

0
2
Valorar esta crítica
'Fast & Furious 7': ¿Quién dijo que los coches no pueden volar?
Crítica Ecartelera
6,0