Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Avatar de SPR4

SPR4

8

El pájaro pelirrojo que voló sobre el nido del cuco

29 sep 2014

¿Te has sentido alguna vez parte de algo, por el simple hecho de querer serlo, y al mismo tiempo pensar que ese no es tu sitio?, ¿que en realidad estás impostando lo que no eres?, pues eso es precisamente lo que le pasa a Jon, el protagonista de esta alocada y estrafalaria historia. El quiere ser músico, quiere hacer música, pero no le sale, aún está muy verde para que le salga, por eso cuando se le presenta la oportunidad de formar parte de un grupo la aprovecha, sin importarle quienes son o qué hacen, sin pensar en las consecuencias.

Jon enseguida se maravilla de las excentricidades de su nueva troupe, se enamora de su música experimental sin complejos, de su personalidad, del carisma de Frank, ese misterioso hombre tras un cabezón inquietante, quiere formar parte de esa marea creativa que parece flotar a su alrededor, pero enseguida nos damos cuenta de que ese no es el lugar de Jon, y en cierto modo él también lo sabe, pero él debe pensar que lo importante es el viaje ¿no?, y menudo viaje, recorre tres países y tres estados de conciencia distintos, desde el gris ceniza inglés, siempre tan severo, tan monótono, pasando por ese otro gris melancólico de Irlanda, el gris de los lagos y la lluvia en contrapunto con el verde de sus colinas, el caldo de cultivo perfecto para la creatividad, y llegando finalmente hasta el ocre y el azul cielo de la América más agreste e indómita, donde todo lo sembrado anteriormente se cosecha al final, sentimientos, rencores y desenlaces; paisajes que no solo acompañan a la narración de esta historia simple y desenfadada, sino que la alimentan y sirven de argamasa para fraguar las emociones de los personajes, pero tranquilos, habéis leido bien el género de esta película, es una comedia, algo cáustica a ratos, ingenua cada tanto, pero siempre divertida y muy atípica, por eso es tan especial.

Y en medio del film está Frank, orbitando a su alrededor se encuentra Jon y los demás personajes, atrapados por su influjo, queriendo alcanzar lo que le hace tan especial. Lo que no acaba de entender Jon es que eso que quiere y que no tiene es la locura, y eso, no se puede falsear. Por eso le calan desde el principio, aunque sus intenciones siempre fueron buenas, pero inevitablemente todo se deshace al final, todo muere y se marchita, ya que Jon se empeña en imponer la razón a la sinrazón. Lo siento Jon, en un nido de cucos no hay sitio para pajarillos pelirrojos.

Hay una rara belleza en la locura, sí, tan tenue que solo puedes verla si la miras por el rabillo del corazón, esmerilada y al trasluz, pero ahí está, y se contamina y muere si la tocamos con aquello a lo que llamamos correcto, malo, verdad, si escribimos notas de cordura en un pentagrama de líneas onduladas -como en esos reglones torcidos de Dios de los que hablaba Torcuato Luca de Tena-, podemos acercarnos a esta belleza lunática solo si aprendemos a desaprendernos, si nos deshacemos de lo extremadamente amigable, de los márgenes, del twitter, de que nos importe un bledo lo que opinen los demás, pero, solo los que abrazan a la locura de verdad, los que viven y mueren en ella, pueden ver esa belleza desnuda sin apartar la mirada, de los pies a la cabeza, solo ellos saben amarla sin condición.

0
0
Valorar esta crítica
'Frank': El líder de la música indie
Crítica Ecartelera
7,0