Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

5,8

Franquicias, sagas, Irak y Bourne

16 mar 2010

De acuerdo, cuando hay un filón, hay que aprovecharlo. Es más, estamos muy acostumbrados que la historia del cine nos ofrezca raciones repetidas de grandes éxitos en taquilla. Pero ojito, según y cómo. Por ejemplo? ¿Es lo mismo la saga de ?El Padrino? que la de ?Aterriza como puedas?? Lógicamente no, aunque de planteamiento busquen exactamente lo mismo: replicar el éxito de la primera película. Existen otras franquicias comerciales, como la de James Bond, que teniendo nexos de unión argumentales, hacen evolucionar las historias, llegando a ser tan contemporáneas como el transcurso mismo de los tiempos (llegando incluso a estar de plena moda con los tiempos, como cuando se hizo ?Moonraker? algunos años después de estrenar ?Star Wars? ?aunque la novela estuviera escrita décadas antes de la historia de George Lucas?-). A fin de cuentas, la dignidad o la indignidad de una saga depende de las (desaforadas o no) ganas que tengan los productores de llevárselo calentito. Pero por supuesto, es completamente comprensible intentar que vuelva a funcionar el invento. Personalmente, yo soy fan de varias sagas (entre ellas la antes mencionada de 007, la de Star Trek, y unas cuantas más), pero abomino de los intentos mercantilistas de quedarse con el personal (con lo dignas que era la saga ?Alien?, a donde ha llegado? y no hablemos de la de ?Depredador? y la mezcla de ambas. Sin comentarios). Paul Greengrass ha dirigido las dos últimas películas centradas en el personaje del agente secreto amnésico Jason Bourne, y ahora, con el mismo actor, ha intentado crear una saga apócrifa del mismo, solo que ya no es un agente secreto, sino un alférez del ejército norteamericano encargado de descubrir los silos donde se encuentran las armas de destrucción masiva, en el Irak de 2006. Claro que las cosas no van a ir del todo finas para el pobre protagonista de la historia cuando empieza a descubrir que la información que le ha suministrado el departamento de inteligencia es falsa y no encuentra ni una sola de esas armas terribles? La arquitectura del film es prácticamente calcada de las de Bourne: un hombre al que el sistema acorrala y deja solo ante el peligro, luchando por su propia supervivencia, y por ende, por preservar la verdad. Matt Damon, un excelente actor, en el film hace gala nuevamente de su registro de héroe abnegado, quebrado en su inocencia por unas vicisitudes externas que amenazan con destrozarle para siempre. En cuanto al ritmo interno de la historia, es ejemplarmente modélica, a caballo entre un clásico film bélico (que en algunos momentos incluso recuerda la sobriedad de ?En tierra hostil?) y un thriller de espionaje del más alto nivel. Incluso Greg Kinnear, rostro acostumbrado de estúpidas comedias románticas, está realmente brillante en el film, al igual que el inconmensurable Brendan Gleeson o el siempre sibilino y cruel Jason Isaacs, estos dos últimos habituales de otra saga, la de Harry Potter. Por ello, este legítimo film de aventuras, espionaje, guerra, lealtades y hombres, es, además, un certero disparo a las diatribas que se plantearon en la anterior administración del gobierno de los Estados Unidos frente al problema de Irak y su ofensiva militar que aún continúa coleando malamente. Esa reflexión está muy bien encajada dentro de la trepidante historia, digna de la mejor tradición de Bourne, y aunque Damon vuelva a interpretar prácticamente el mismo papel, el invento funciona a la perfección, tanto que podríamos decir que es una continuación de la saga, aumentando la franquicia de Bourne, que en esta ocasión se va a la guerra (de Irak), mire usted, mire usted, que pena?

1
0
Valorar esta crítica
'Green Zone', frenético y naif
Crítica Ecartelera
6,5