Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

Avatar de moore

moore

5

Yo querría saber qué es lo que Mike Newell ha hecho exactamente con las 634 páginas del libro, léerselas, o limpiarse el culo con buena parte de ellas.

13 ago 2014

Porque por falta de cagadas que no sea. Y esta película como la tengo reciente voy a poder a diseccionarla en toda su integridad. Pero no puedo empezar a hablar sobre algo relacionado con Harry Potter sin alabar antes la maestra obra escrita entregada por J. K. Rowling, así como decir que todos y cada uno de sus libros son magníficos, pero que este es especialmente denso y rico en elocuencia que dibuja con precisión milimétrica cada detalle a base de unos diálogos muy descriptivos y de una densa narrativa que no repara en recursos. Pero la película empieza saltándose los primeros 7 capítulos, a los cuáles no dedica ni cinco minutos a saltos y lejos de inmortalizar algo verdaderamente interesante lo que viene haciendo es recoger cosas sueltas de un modo absolutamente estúpido, con un trato que sólo podrá tolerar un niño de 12 años, cuando es una entrega que se presupone que va a ser mínimamente adulta.

Lo de los Dursley es comprensivo que se haya omitido, pero es que no puedo salirme de mi indignación al ver que los diálogos que son puestos a fuerza en boca de los personajes son forzados y acelerados a más no poder, naturalidad cero, cuando en el libro todo es presentado con una claridad asombrosa. Esa especie de sobreactuación no se queda en el principio y es algo presente a lo largo de toda la película, y es a lo que más tiempo se dedica. Y veo que el director se preocupa por meter cosas que son claves para el entendimiento del transcurso de los acontecimientos en boca de los personajes, en forma de superfluos diálogos, que son expuestos al espectador como una vomitona que hay que echar. El resultado es un enorme vacío que ni el carisma de los personajes puede remediar. La acción avanza a trompicones, como a 200 por hora, haciendo trizas por completo a toda la esencia del libro, especialmente fructífera y riquísima en anécdotas en este caso. Las realizaciones de Cuarón o de Yates, por ejemplo, mi director favorito, son mucho más satisfactorias, sin ir más lejos este último consiguió adaptar a la perfección el siguiente tomo, el quinto, el más extenso de todos en ni más ni menos que una de las películas más cortas de la saga. Ha ido rápido, pero esa rapidez no se notaba tan antinatural y no había un contexto de fondo tan estúpido y tan infantil como lo hay aquí. Yates debió de haber dirigido toda la saga, pues su poderosa puesta en escena lograr hacer olvidar a toda carencia, supliendo todos los posibles defectos con bárbaras ocurrencias y un contexto mucho más oscuro, pero a la vez divertido y horriblemente entretenido.

Podría rellenar todo el espacio del mundo contando las desavenencias con el cuarto tomo, y os aseguro que no serían para nada tonterías, sino que todas las diferencias supondrían un doloroso revés, que me animarían a seguir bajando la nota del 10 inicial a una calificación más baja que ese triste 5, nota que otorgo por suficiencia y porque cuando vi esta película por primera vez, esta me había gustado mucho, pero dado mi edad es lógico que estaría cegado en lo que a la identificación de muchos aspectos se refiere. No cabe duda de que esta ponderación final es generosa, ya que, ¡joder!, estoy de acuerdo con los que dan unos y treses!

Vale, empecemos.

- A lo largo de toda la película se hacen clarísimas insinuaciones sobre lo que va a ocurrir más adelante (tontas miraditas de Hermione a Krum antes del baile, cuando en realidad aún no lo soportaba, la actitud de algunos personajes ante algunas circunstancias, demasiado bruscas y frías que invitan a pensar que su personalidad es muy diferente de lo que realmente es, como por ejemplo Sirius. Vaya intervenciones suyas más frías, tanto la epistolar, como la del fuego, salvada solo por algunos detalles, que si no fuera por ellos cualquiera pensaría que este es su amigo, Y ESTO SOLO ES UN EJEMPLO) así como estúpidas insinuaciones 'trampa' cuyo fruto es confundirnos, cuando NADA DE ESO OCURRE EN EL LIBRO. Me refiero a que por ejemplo se nos tenga media película pensando que Karkarov es el que ha metido el nombre de Harry en el cáliz, cuando en el libro nada se da por sentado y se limita simplemente a narrar los acontecimientos de una manera brillante, sin dedicarse a perder solo un minuto en insinuaciones falsas, de las que solo un infante de 12 años podría disfrutar.

O como lo de Moody, haciéndonos creer ya que este tipo esconde algo pero de una manera cantosa, superexpresiva, hasta el punto de que tonto es el que no caiga, hecho que supone todo un auténtico insulto tanto para el que se haya leído el libro, como para el que no. Pero la adaptación de Moody es una de las mejores cosas, tengo mis dudas acerca de algunos detalles de su actitud, como la presencia tan cercana que muestra en todo momento a Harry, pero es que su envoltura en la película es mucho más siniestra y que no inspira tanta confianza como en el libro. Y para lograr la consecución de algunos de esos detalles no tenía porque ampliarse la duración del metraje, pues modificando un poco el enfoque era suficiente.

Después, hay escenas en postproducción que se han omitido, se nota muchísimo, ya que es imposible hacerse la idea de que una línea argumental tan alterada, como arrancada a mordiscos fuese la idea general.
spoiler
Lo que más ha fallado ha sido la presentación de los personajes, clarísimamente, ya que si no te enteras de eso que te dicen a toda prisa no te enteras absolutamente de nada de quién es quién. Y luego la supresión de interersantísimos capítulos enteros, cuando Harry lo pasa mal en su soledad antes de la primera prueba por falta de credibilidad y caída en picado de su popularidad, o el interesantísimo capítulo 25, el de la transcursión nocturna de Harry por el instituto y que en medio de la escena apareciesen Filch, Snape y Moody, ese charla entre Harry y Moody de luego... O... ¡EL LABERINTO! ¿Y eso? Si estaba lleno de cosas y era superemocionante. Pero aquí? Pues no.

O como lo de Barty Crouch, por ejemplo. ¿Cuál es exactamente en fin de retratarlo como un inepto profesor de secundaria que no sabe mantener callada a una clase? Pues para que resulte contrastante con el entorno, para que a los niños les parezca curioso. Sino, ya me diréis. Porque en el libro era una de las figuras más serias y más frías, hablaba siempre con decisión y denotaba un aire de poder y convincencia escalofriantes. ¿Cómo va a tener un memo así como el de la película un corazón de piedra?

En fin, más o menos espero que se me haya entendido. Otros usuarios han condensado mucho lo que vengo diciendo yo más o menos, pero no me quedaba ni traquilo ni contento si no lo ilustro. Resumiendo, es una película muy forzada que avanza a trompiciones y no posee ni de lejos el gusto y la magia de la obra escrita. Destaco que lo que más ha fallado ha sido las obviaciones de la presentación de los personajes de un modo claro, sin gilipolleces, y el hecho de que practicamente en ningún momento hayamos tenido la sensación de lo que tenemos delante es un producto tratado con seriedad y con respeto al espectador.

Otro detalle que se me ocurre ahora mismo es que en el cementerio, Voldemort hizo un largo discurso, que si bien es inmortalizado en el filme en su mayoría, ni la angustia fruto de esa exposición oral ni la previa a los momentos de la escalofriante y siniestra aparición de Voldemort no son transmitidos ni de lejos al espectador en todo su esplendor. Yo aún me acuerdo de que cuando leí el libro el agobio, el miedo real que experimentaba, ese oscuro y horrendo pasaje... Pues aquí esa sensación no te llega. Ni ese terror, ni esas frías y aterradoras risas de Voldemort...

Es que al menos digo que podrían haber cerrado el círculo con sus huecos como en el libro. Vale que sea una tontería, pero es que ese detalle y la conducta exacta de los mortífagos en el duelo, si fueran mucho más fieles al libro el resultado sería mucho más aterrador. Pero lejos de preocuparse por eso, se han molestado mucho más en procurar que la escena resultase más pintoresca y curiosa a los ojos de un público inmaduro que como debería de ser, algo imperdonable. No obstante la media hora final, a pesar de algunos fallidos detalles es lo mejor, JUNTO A LOS PERSONAJES EN SÍ..

1
0
Valorar esta crítica