Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

La crítica de 'Kingsman: El círculo de oro' de erjosu9

Avatar de erjosu9

erjosu9

9

Al servicio de Matthew Vaughn otra vez

25 sep 2017

Hace dos años y medio que Vaughn volvió a consagrarse un maestro en el cine comercial con la adaptación única pero libre de Millar para la gran pantalla como lo fue Kingsman con una vuelta de tuerca al género parodiando y criticando a través de personajes con ideas disparatadas todo en un mundo alternativo a Bond rompiendo cada esquema visto en el subgénero de espías. Logró una película estupenda casi al nivel del resto de su filmografía que también pocos directores pueden estar al mismo calibre en cuanto a número y efectividad de películas ya que aún sigue sin tropezar. La primera no fue muy bien recibida dentro de lo que cabe por la crítica más allá del entusiasmo del público que reaccionó muy bien ante un taquillazo R de esos que cada vez están más de moda. Nos hizo descubrir el carisma de un modo algo más secundario en Taron Egerton quien ya lo confirmó trabajando juntos esta vez como productor en Eddie el águila. Ahora acaparando todo el protagonismo Egerton guarda la película en el bolsillo y profundiza en la vida de Harry, la propia vida de Eggsy y conseguimos saber más y sacar más jugo al estupendo secundario fetiche de Vaughn, Mark Strong quien se marca otro Yondu de Guardianes 2 para recordar. Asemejaría mucho esta película a Guardianes 2 porque es cierto que el esquema narrativo se repite con el de la primera pero sigue estando el carácter satírico y la locura en clave de villanos. Es más pirotécnica, se nota más presupuesto y el clímax es más espectacular. Sigue arriesgando a favor y esta vez vemos a Vaughn tocando el factor emocional y casi paternofilial como ya tocó en Kick Ass con el estupendo Nicolas Cage. Es cierto que los Statesman no son tan explotados para el tiempo que dura la película pero logra un estupendo Pedro Pascal y presenta y amplia un universo exquisito que invita a una tercera y las entregas que salgan porque para qué engañarnos, estas dos entregas son mejores que más de la mitad de la saga Bond. Es cierto que una de las pegas de la película es la falta de profundidad en esos nuevos personajes y la relación amorosa que Vaughn sigue sin captar del todo en su cine porque tampoco funcionó en Primera generación y en Kick-Ass cosa que sí funcionó en Stardust. Hay detalles para rememorar como la banda sonora acompañada de fabulosas escenas de acción y por supuesto el delirio desatado en Bruce Greenwood como sátira de Donald Trump y uno de los cameos más extensos y memorables del siglo, el de Elton John. Poco más que añadir, que mantiene el tono, el ritmo, la acción y los personajes de la primera con un factor más grande, ambicioso y emotivo. Me parece fascinante el haber sacado jugo de personajes poco relevantes de la primera en esta secuela. Si eres fan de la primera disfrutarás y seguirás en el juego, sino es probable que se te atragante tanto exceso.

0
0
Valorar esta crítica
'Kingsman: El círculo de oro': ¿Qué queda cuando ya has visto cabezas explotar?
Crítica Ecartelera
7,0