Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

6

Esto, tiene muy buena fotografía...

26 ene 2017

Si tuviéramos mucha prisa, o muy mala idea, podríamos resumir así lo último de Derek Cianfrance. Este director nos ha dejado interesantes historias sobre el amor y la familia, como la intensa 'Blue Valentine' o la infravalorada 'Cruce de caminos', por eso cabía esperar mucho más de su nueva película, 'La luz entre los océanos', un sobrio melodrama con el que el director demuestra su buen gusto y elegancia para filmar, pero que acaba yendo por los derroteros más fríos que sus anteriores películas circunvalaban.

Michael Fassbender y Alicia Vikander se enamoran, dentro y fuera de la pantalla, en un relato romántico condicionado por la tragedia y ahogado en la melancolía. Suena bien, pero en realidad Cianfrance no es capaz de mantener el interés durante todo el metraje, por culpa de una aproximación demasiado clínica y despegada. La película nos muestra el sufrimiento de sus personajes tan asépticamente que cuesta entrar en ella, y los dos protagonistas parecen coartados (quizá por la propia naturaleza cruda de la historia o por las directrices de Cianfrance), siempre al borde del estallido, pero nunca entregados al 100% dramáticamente. Sobre todo Fassbender, que ofrece una de sus interpretaciones más narcolépsicas hasta la fecha. Vikander, por el contrario, está más en sintonía con su personaje, aunque a veces peque de sobreactuada.

Eso sí, la película es un regalo a la vista, filmada en una preciosa localización que otorga un aire etéreo e insular a la historia, y que la convierte casi en un cuento. Un cuento trágico con tintes de misterio y buenos giros argumentales sobre la culpabilidad, el sacrificio y el perdón que podría haber dado más de sí si se hubiera puesto tanto empeño en dotarlo de alma como se ha trabajado su apartado estético.

0
0
Valorar esta crítica
'La luz entre los océanos': Egoísta sentimiento de culpa
Crítica Ecartelera
6,0