Bienvenido Conéctate para puntuar películas, escribir críticas y mucho más

¡Puedes utilizar tu nombre de usuario y contraseña existente de FormulaTV!

7

Piérdete En Un Mundo De Ensueño

08 may 2014

Personalmente, esperaba "La Vida De Walter Mitty" con gran emoción. Los trailers y posters de la cinta me evocaban momentos de nostalgia y felicidad que no había sentido con ningún vídeo promocional desde hacía mucho tiempo. Y es que, quién haya podido disfrutar del trailer, la película que hoy nos ocupa, y que cierra esta serie de 63 reviews del 2013, pertenece a esa clase de cintas perfectas para los soñadores, hecha con cariño y ternura, una delicia para los amantes del cine y de las aventuras.
Pero, como en casi todas las grandes esperas, el resultado final no está a la altura que debiera, y, "La Vida De Walter Mitty" no es una excepción.
A mi entendimiento y, como mera opinión personal, tenía la idea, antes de ver la película, de que esta cinta era una perfecta candidata a luchar por varios premios gordos del mundo del cine, como por ejemplo algún que otro Globo de Oro y algún Oscar. Vista después de unos meses, he de aceptar la evidencia, y reconocer que, sin desmerecer para nada la obra de Ben Stiller, "La Vida De Walter Mitty" no ha estado a la altura de lo que se esperaba de ella.
Pero vayamos por partes. La película que analizo hoy tenía las bases perfectas para convertirse en un clásico al instante y contribuir a mejorar aún más el noble arte cinematográfico. Pero la cinta lleva impreso un grave problema que hace que su calidad y su nota general como obra, baje bastante.
Digámoslo de forma clara y concisa: A "La Vida De Walter Mitty" le falta alma.
Está necesitada de profundidad y contacto con el espectador. No nos sentimos dentro de la película durante sus 114 minutos de duración. Sólo vemos la acción desde el exterior. Es muy difícil encariñarse del personaje de Walter Mitty, y mira que la película no deja de intentar que le cojamos aprecio, pero, al final, no conectamos con la historia como deberíamos haberlo hecho.
Y la película en general es buena. Tiene un ritmo correcto, está bien llevada a cabo, se aprecia trabajo y esmero en hacerla con mimo y cariño, pero, ese alma, ese punto que distingue una buena película de una obra maestra, no está.
Pocas veces una película tiene tantísimo potencial y lo aprovecha de forma tan superficial. Mitty es un soñador empedernido, un alma solitaria, un naúfrago del amor que trata desesperadamente de trasladar su mente a lugares imaginarios, a situaciones perfectas, a esos momentos que todos soñamos con vivir. Son algunas de esas características en las que yo personalmente me he visto reflejado mientras disfrutaba de los trailers y, pensando en encontrarme con la película perfecta para los soñadores, me llevé un pequeño chasco.
Pero dejando a un lado estos aspectos más filosóficos, (propios de periodistas que se hacen llamar críticos de cine profesionales, con capacidades de expresión dignas de Cervantes, pero sin ninguna capacidad de llegar al público más general salvo a esos bohemios supuestamente conocedores de cine independiente a más no poder, y, ayudados de forma abusiva aunque siempre negada por parte de las distribuidoras para hablar bien de cierta película recientemente estrenada) vamos a centrarnos ya en los diferentes aspectos de la cinta.
El guión es sólido, bien estructurado, con un correcto desarrollo de algunos personajes, sobre todo los que son menos importantes para la trama, aunque con falta de énfasis en el principal de Walter Mitty. Esa falta de alma también se deba a la dirección, que si bien nos deja algunas joyas narrativas a la hora de trasladar el mensaje al espectador, peca de simple a la hora de tratar con el protagonista (interpretado por el propio director: Ben Stiller), y por lo tanto lastra de alguna manera el resultado general de la película.

Aunque, el gran punto negativo de la película, al menos desde mi humilde punto de vista, está en la actuación del único e inigualable Ben Stiller. Walter Mitty se merece una actuación de Oscar. Es un personaje tan carismático, enrevesado y con matices, que su mera interpretación debe suponer un reto descomunal para el actor. Debe hacernos llorar, reir, sentir, amar, creer en los sueños ... mil sentimientos que, Ben Stiller no logra transmitir al espectador. No digo que su actuación sea mala, es correcta, pero no pasa de ahí, no conecta con el espectador como debiera, perdiendo gran parte de la magia de la que gozaban unos trailers que, en opinión de un servidor, son verdaderas obras de arte en video.
En cuanto a su compañera de reparto, Kristen Wiig, tampoco convence en su papel, y al igual con que con Mitty, no me transmite ningún sentimiento importante.

En cuanto al apartado más técnico: "La Vida Secreta De Walter Mitty" goza en mi humilde opinión, de una de las mejores fotografías de la historia del cine. Transmite emociones, te traslada al lugar indicado y lo más importante de todo, te hace recordar la magia del cine. En ocasiones la película parece estar llevada con mano de genio, de artista, en otras la calidad desciende mucho, especialmente con los diálogos. Pero la música y la banda sonora en general son unos elementos que añaden enteros a la película, y la dotan de un atractivo inigualable.

Para concluir y, de manera un poco decepcionada debo otorgarle a la cinta un 7/10. Es buena, es entretenida, es disfrutable, es divertida, entrañable, pero, no maravillosa, estimulante, apasionante y potente. Su mayor logro, la capacidad de transportarte a mundos increibles, acarrea también su mayor fallo, la falta de alma e inmersión en la película.
Para soñadores ... lamentablemente despiertos.

Para más críticas entrad en www.criticasdecinejorge.blogspot.com ¡Gracias!

0
1
Valorar esta crítica
'La vida secreta de Walter Mitty': La cura contra la apatía y el inmovilismo
Crítica Ecartelera
8,0